Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Cillessen en la portería de Ter Stegen

AMSTERDAM, NETHERLANDS - AUGUST 16: Goalkeeper Jasper Cillessen of Ajax in action during the UEFA Champions League Play-off 1st Leg match between Ajax and Rostov at Amsterdam Arena on August 16, 2016 in Amsterdam, Netherlands. (Photo by Christopher Lee/Getty Images)

Cillessen en la portería de Ter Stegen

Esta temporada el Barça no sólo va a cambiar a uno de sus tres guardametas sino también la fórmula a la hora de utilizarlos. Después de dos años de alternancia durante los cuales un portero -Claudio Bravo- fue el titular en Liga y otro -Ter Stegen- lo fue en Champions League y Copa del Rey, con la salida del chileno, consecuencia de la previsible apuesta del club y el cuerpo técnico en favor de Marc-André, todo parece indicar que se retornará a un reparto más corriente en el que el alemán, en calidad de primer portero, parta como el encargado de defender la meta culé al menos en las dos competiciones más importantes de cuantas dispute el equipo. La bicefalia bajo palos dejará paso al nuevo reinado de Ter Stegen, que ahora cargará en solitario sobre sus espaldas el legado de Víctor Valdés que hasta ahora se había repartido con Bravo. Siendo distinta la estrategia respecto al primer guardameta, también el lugar e importancia en la plantilla del teórico reserva se verá alterado, pues éste pasará de segundo titular y por ello claro aspirante al once, a suplente habitual.

Junto a la salida de Bravo rumbo a Manchester, el encargado de escenificar el cambio, de definirse a partir del nuevo estatus de Ter Stegen, finalmente será el cancerbero holandés Jasper Cillessen, un meta cuya incorporación responde a aspiraciones menos ambiciosas que las que tuvieron las de Claudio y Marc-André y del que, por ello, cabe esperar logros menos asombrosos y una aportación más austera.

Compartidos con los dos guardametas con peso hasta ahora en el proyecto de Luis Enrique, sus grandes avales para lograr que aún así ésta sea meritoria, tienen que ver, sobre todo, con su adecuación casi ontológica a la idea de juego del Barça y al papel que en ella desempeña el guardameta. Portero de escuela holandesa y particularmente moldeado en el modelo del Ajax durante las últimas seis temporadas, así pues, tácticamente es un meta que convive con naturalidad con escenarios similares a los que puede depararle un fútbol culé que, con sus matices de forma y fondo, tradicionalmente bebe de las mismas fuentes. Gestiona los metros que lo separan de su adelantada línea defensiva, es atento a la salida, resuelto en el mano a mano con el delantero gracias a que su envergadura y prontitud abandonando la línea de gol le permiten tapar mucha portería, y, claro está, muy participativo con el esférico en los pies. Diestro aunque también se maneje con la zurda, y capaz de servir limpia la pelota tanto al primer como al segundo o incluso tercer escalón, el holandés fácilmente se convierte en un argumento a sumar a la hora de iniciar el juego o en un apoyo por detrás del balón en el que descargar ante presiones agresivas.

«Cillessen parte con una ventaja notable y es que en el Ajax, los porteros juegan igual que en el Barça, están acostumbrados a ser prácticamente líberos, a tener que cubrir mucho espacio, a tener a su defensa adelantada. Todo eso no le va a sorprender.» Van der Sar a Mundo Deportivo

A medida que su zona de influencia retrocede, en cambio, las garantías de Cillessen van disminuyendo progresivamente hasta llegar a la línea de gol sobre la que vuelve a presentar credenciales. Pese a su altura, envergadura y familiaridad jugando varios metros por delante de la raya, su domino del área es escaso, tanto en general como particularmente en el juego aéreo. Hasta la fecha no se ha mostrado como el tipo de guardameta que en su zona imponga su propia ley. Tampoco parando, donde ya sea a la hora de blocar, como de despejar o, simplemente, detener el disparo del delantero rival, acusa alguna limitación ya sea técnica como física. En cuanto a lo primero, su colocación de las manos en la atajada ni suele permitirle un bloqueo cómodo ni una orientación del despeje que minimice las posibilidades de una segunda opción de riesgo. El peligro no acostumbra a disiparse de buenas a primeras tras su intervención. En cuanto al apartado físico, Jasper es un guardameta de cuerpo y altura, por lo que la poca explosividad de su tren inferior lo dibujan como un meta, en ocasiones, demasiado pesado, algo que unido a una colocación bajo palos mejorable le dificulta llegar a las cuatro esquinas con la suficiencia que la longitud de sus extremidades harían prever.

Sí atesora experiencia en escenarios de presión y una personalidad forjada en ellos, con claroscuros pero aparentemente testada. Un bagaje que probablemente haya sido su principal carta para pasar por delante de otros candidatos más inexpertos, o incluso de los que ofrecía la propia plantilla azulgrana, a la hora de que la dirección deportiva y el cuerpo técnico se decantaran por él como segundo portero. Porque el primero, y con el fichaje de Cillessen queda claro, va a ser Ter Stegen.

Artículos relacionados:

– Foto: Christopher Lee/Getty Images

Comments:11
  • santiago caaveiro 26 agosto, 2016

    Gran artículo. Yo veía más a Alves con el rol de Pinto-Valdés. Aunque no tuviera un excelso de pies creo que hubiese sido la mejor solución dinero-seguridad-status.

    Tengo mis dudas.

    Reply
  • Roque 26 agosto, 2016

    Cillessen nunca me ha parecido una garantia de fiabilidad, mas bien me transmite fragilidad, que el gol rival esta mas cerca, creo que para segundo portero, para lo que va a jugar, hubiese podido ser alguien que parase mas, aunque no fuera tan bueno con los pies, si va a jugar poco y ser un recambio en caso de emergencia, no es mas logico que sea alguien que pueda parar? Por ejemplo ante una final de champions con una baja de Ter Stegen, no prefeririais tener a alguien que salvara goles a uno con buen juego de pies?

    Reply
  • Anónimo 26 agosto, 2016

    @ Roque

    Depende de cómo quieras defender. Si quieres defender con el balón te dará más garantías el que tenga un buen juego de pies. Otra cosa es que el Barça de Luís Enrique esté pensado para defender con el balón.

    Reply
  • Iniesta10 26 agosto, 2016

    No se si los diarios deportivos dan una información fiable, pero a mi pagar 13-15 millones por Cillessen me parece no caro, sino lo siguiente.
    Hubiera preferido la opción Diego Alves, que, por lo que decían los diarios, podía salir por 5-7 millones, y desde luego, es mejor portero, aunque con más edad (30-31 años), y probablemente no esté tan acostumbrado a jugar con la defensa tan adelantada.

    No se, no me parece un fichaje demasiado acertado, espero ser yo el que me equivoque, ojalá.

    Reply
  • Culé de Chamberi 26 agosto, 2016

    Me parece importante incidir en que el segundo portero del Barcelona estará mucho más próximo al rol del cuarto delantero que del anterior concepto de portería que se manejaba en los último dos años en el Camp Nou. Se ha apostado por un portero para la próxima década. Es una decisión que personalmente no me desagrada, pero debe existir cierta coherencia una vez tomada.
    Por ello, es todavía más sangrante el precio que se ha pagado por Cillessen, pese a que filosóficamente se adapta como un guante a lo que el Barça necesita. Pero, ¿acaso no se adapta todavía más Masip? ¿En qué lugar queda la afirmación de Luis Enrique de los últimos dos años de «tengo tres grandes porteros»?
    En cuanto al análisis de Cillessen, completo y detallado. Como he comentado por twitter, el autor parece haber sido portero en otra vida ;-). Estoy muy de acuerdo en dos puntos: la colocación de las manos es defectuosa para un portero de nivel internacional, que sobre todo facilita segundas jugadas inaceptables; y la segunda, lo bien que abandona la portería en el uno contra uno, achicando de manera espectacular y tomando ventaja de su considerable envergadura.
    Me gustaría añadir que en el juego aéreo abusa del despeje de puños en balones no demasiado comprometidos, dando lugar a segundas jugadas claramente eivtables.
    Espero en cualquier caso que cuando sea exigido, sus innegables virtudes oscurezcan algunos de los defectos mencionados.
    Enhorabuena por el magníficio post.

    Reply
  • Iniesta10 26 agosto, 2016

    Hubiera entendido más que viniera por ejemplo Tim Krull, que hubiera costado bastante menos y creo que es mejor portero.

    Reply
    • Roque 26 agosto, 2016

      @iniesta10
      Eso es, no tiene sentido fichar a un portero asi, es mejor tener a veteranos e ir parcheando el puesto cada 2-3 años, no puedes tener a un portero sin jugar 4 0 5 años.
      Por el modo de fichaje, el precio y que encaja en lo que se le pide al titular (en parte) parece que se le ficha para como que compita seriamente con Ter Stegen (lo que buscaban cuando ficharon a Bravo), para que no se pueda dormir, otra cosa es que ahora, con lo que es ahora, no da para competirle, no tiene el nivel, y claro el precio es como si tuviera ese nivel, veremos si logra progresar y competirle un poco a MaTS que es para lo q se le ha fichado y asi podria ser rendible.

      Reply
  • Morén 26 agosto, 2016

    @ Santiago Caaveiro

    No deja de ser curioso que el otro nombre que, al parecer, se barajara, o al menos el otro nombre que más sonó, fuese el de Diego Alves siendo el brasileño y Cillessen dos guardametas casi opuestos. Los dos con virtudes muy marcadas y defectos muy pronunciados contrapuestos los de uno con los del otro. El juego de pies, la mano salvadora, la posición respecto a la línea de gol, los penaltis… lo que tiene el uno le falta al otro y casi casi que sólo comparten el buen hacer en el uno contra uno y la escasa autoridad en el área.

    @Roque

    Ese es un debate muy interesante sobre la figura del portero en el Barça. Por un lado está que, claro, un portero tiene que parar, y por el otro que, con según que aporte previo, seguramente tenga que hacerlo menos. Yo con esto siempre me acuerdo de unas palabras de Cruyff sobre Carles Busquets (que este ya era un caso extremo tanto para bien con los pies como para mal con las manos) defendiendo que con los números en la mano (nunca mejor dicho) era un portero con muy buenos números y que eso se debía a con su contribución ayudaba a mejorar el juego del equipo y que con eso se reducían las ocasiones en que el portero tenía que intervenir para impedir un gol. Ya digo, es un caso extremo de los que sólo eran posibles en el fútbol pre-Bosman, pero me parece un tema atractivo.

    @Culé de Chamberí

    Lo más relevante del fichaje seguramente es eso, que certifica la apuesta del club por Ter Stegen y, por lo tanto, por un cambio en la fórmula acerca de cómo se ha repartido la portería en las últimas dos temporadas. Más que no lo que directamente tiene que ver con Cillessen que, por lo que veo y comparto, visto lo visto deja algunas dudas. El protagonista del fichaje es más el alemán que el propio Cillessen.

    «Como he comentado por twitter, el autor parece haber sido portero en otra vida ;-)»

    Y cómo te respondí, nada más lejos de la realidad^^ Por eso viene tan bien al artículo una aportación como la que ha sido tu comentario 🙂

    @Iniesta 10

    Esperemos que nos equivoquemos los dos 😛

    Reply
  • Javier 26 agosto, 2016

    El problema ahora de Cillesen (si ganamos la CL nos olvidamos de todo) es que se puede convertir en el 9º o 10º portero más caro de la historia. El problema de Cillesen es que ha costado 5 millones menos de lo que hemos cobrado por Bravo. Cillesen por 5 millones no hubiera generado la misma polémica, porque viene, aparentemente, para ser el Pinto de Ter Stegen.

    Reply
    • Morén 29 agosto, 2016

      Sobre esto y viendo la lista pensaba el otro día en lo poco que se mueven los porteros con grandes traspasos. Es tal cual que quien tiene un guardameta asentado tiene un tesoro y no lo suelta por nada. Porque que sólo 5 hayan salido por más de 20 millones de euros…

      Reply
  • Manuel Larrabue 29 agosto, 2016

    Dos porteros muy similares, aunque uno mejor que el otro. Raro. Parece que el barca quiere asgurar que tenga salida frente a presion. Tal vez tambien quiera recurrir más a la transición de ataque rápida con la distribución de Ter.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.