Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Rival por partida doble

Deportivo Alaves' Brazilian forward Deyverson (C) celebrates with teammates at the end of the Spanish league football match FC Barcelona vs Deportivo Alaves at the Camp Nou stadium in Barcelona on September 10, 2016. / AFP / LLUIS GENE (Photo credit should read LLUIS GENE/AFP/Getty Images)

Rival por partida doble

El Deportivo Alavés ha vuelto a Primera División por la puerta grande. De regreso tras una década apartado de la máxima categoría, su temporada por el momento está resultando extraordinaria. Duodécimos en la tabla, muy lejos de los puestos de descenso, flamante finalista de Copa y con un espléndido saldo ante los grandes de una victoria, dos empates y una derrota en los cuatro duelos que lo han medido a Barça, Atlético y Real Madrid, los de Mauricio Pellegrino se están confirmando semana a semana como la suma de un bloque perfectamente conjuntado y una serie de individualidades, alguna de las cuales, llamada en un futuro a dejar su impronta en la Champions League. Si algo ha caracterizado al cuadro alavesista en lo que va de curso, es la fortaleza de su inexpugnable repliegue. Aquel contra el que ya se estrelló el Barça en la primera vuelta cuando se presentó en el Camp Nou. Enarbolando la bandera del orden y la compostura sin balón, con tal de no comprometer la posición de ninguna de sus piezas, el planteamiento defensivo blanquiazul se fundamenta principalmente en la protección de su carril central.

Con Marcos Llorente y Manu García (o Daniel Torres) controlando el acceso a la mediapunta, custodiándolo con su espalda y orbitando a su alrededor como si quisieran ocultarla a los ojos del adversario, su pretensión es la de expulsar los ataques rivales hacia los costados e invitarles a persistir en el centro lateral. Gracias a la autoridad aérea de Pacheco y de los dos o tres centrales que, con Víctor Laguardia a la cabeza, Pellegrino alinea según la ocasión, esta es una suerte que el conjunto babazorro suele dominar, tanto por lo que se refiere al primer despeje como a la posterior disputa. Sin embargo, lo que diferencia al del Alavés de otros repliegues igual de pronunciados, es la capacidad de los blanquiazules para conseguir que respire. Para quitarle continuidad y dirección a los ataques del contrario evitando, de este modo, que los respectivos ejercicios de defensa y ataque de los dos contendientes se sucedan sin interrupción. Es posible que el rival tenga la oportunidad de atacar durante gran parte del partido, pero con frecuencia se verá obligado a reiniciar cada uno de sus intentos. Si esto sucede es, en gran parte, por la habilidad que vienen demostrando los hombres de Pellegrino esquivando la primera presión de su adversario a la hora de dar salida al juego alavesista. El doble pivote, con especial relevancia de Marcos Llorente, se erigen en la pretendida garantía de un pase no interceptado, que dé con el hombre libre y retrase los tiempos de la recuperación rival.

-De izquierda a derecha, el mapa y los despejes aéreos de Alavés en el Camp Nou, los pases de Femenía contra el Barça y el mapa de Theo Hernández ante el Atlético de Madrid.-

-De izquierda a derecha, el mapa y los despejes aéreos de Alavés en el Camp Nou, los pases de Femenía vs. Barça y el mapa de Theo vs. Atlético.-

El futbolista moldeado en La Fábrica, sabe dar con el compañero habilitado, y cuando la opción no aparece, tiene los recursos para forzarla. Guarda el balón y lo protege al tiempo que atrae atenciones hasta que se produce el agujero. Gracias a Llorente, los rivales no pueden recuperar la pelota tan rápido como les gustaría. Por su parte los laterales, largo, potente y profundo Theo Hernández, y estable, seguro y controlado Kiko Femenía, representan en las alas otras dos vías de girar al rival hacia su propia área, hacerle correr hacia atrás y reemprender el ataque una vez recuperado el cuero con todo el camino de nuevo por reandar. Finalmente Deyverson, inasequible al desaliento, es la opción siempre abierta en el envío directo, la pelea de cualquier balón por disputar y la permanente actividad en busca de salidas que permitan a su equipo ganar metros y tiempo para sacudirse el peligro. De cualquier balonazo es capaz de sacar petróleo. Siendo el repliegue en bloque bajo la fase defensiva más común del Alavés, su respuesta en ataque suele llegar en forma unos contraataques en los que cada una de las piezas que los componen ha encontrado su función singular para dorarlos de matices y de una mayor versatilidad desde la que ser eficaces en escenarios distintos. A la manera de un grupo de superhéroes en el que cada uno de sus integrantes ostenta un determinado superpoder.

-De izquierda a derecha, los pases de Llorente vs. Leganés, y las disputas aéreas de Deyverson, el mapa de Camarasa y los pases del Alavés vs. Atlético.-

-De izquierda a derecha, los pases de Llorente vs. Leganés, y las disputas aéreas de Deyverson, el mapa de Camarasa y los pases del Alavés vs. Atlético.-

Así pues, si Llorente es quien los lanza y Theo quien los conduce desde abajo por banda izquierda, Deyverson es el encargado de mantener sujetos a los centrales para abrir espacio entre líneas, Edgar Méndez (o Toquero) quien invade la zona en velocidad rumbo a portería e Ibai Gómez, un futbolista más templado, quien administra el desorden producido desde un muy preciso golpeo con su pierna derecha. En las últimas semanas, además, la importancia desde la mediapunta de Víctor Camarasa se ha disparado. Jugador de llegada y aparición, sus últimas actuaciones contra el Atlético de Madrid o el Celta lo han vestido, además, de una confianza e inspiración en tres cuartos que ha repercutido muy positivamente a la continuidad del juego alavesista en la frontal y, a su vez, en su intimidación en el área, influyendo el momento del valenciano tanto en los apoyos a espaldas del mediocampo rival como en el cruce de caminos con Deyverson. Coincidiendo con la mejor versión de Camarasa, y tras media temporada de refuerzos competitivos y anímicos para el grupo, los últimos partidos que ha disputado el Alavés han permitido ver, también, a un conjunto capaz de mezclar su habitual apariencia de fortaleza con demostraciones de gran lucidez y personalidad a partir de una mayor iniciativa con el cuero. Con el Celta, durante buena parte del encuentro, se repartieron el balón, y ante el Atlético, hace quince días, escalaron hasta una posesión del 60% a partir de la cual fueron superiores al dos veces finalista de Champions. El equipo de Pellegrino no para de crecer.

Artículos relacionados: 

 

– Foto: Lluis Gene/AFP/Getty Images

 

Comments:2
  • Arbmas 11 febrero, 2017

    Buen trabajo Albert!

    Reply
  • Iniesta10 12 febrero, 2017

    Si, muy buen trabajo.

    Animo a Aleix Vidal

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.