Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

El Cholo contra Leo Messi

MADRID, SPAIN - APRIL 13: Atletico Madrid coach Diego Simeone looks on during the UEFA Champions League Quarter Final Second Leg between Club Atletico de Madrid and FC Barcelona at Vincente Calderon on April 13, 2016 in Madrid, Spain. (Photo by Mike Hewitt/Getty Images)

El Cholo contra Leo Messi

La mejor manera de defender a Messi es haciendo que toque el balón lo mínimo posible. Con el esférico en su poder, normalmente, ya es demasiado tarde, por mucho que ante eso haya formas más y menos efectivas de prepararse. A la hora de limitar los contactos de Leo con el cuero, algunos equipos han recurrido a la posibilidad que ofrece este Barça de repartir la posesión, con tal de que el equipo que cuenta con Leo deba pasar fases del partido sin aquello con lo que pretende alimentar al crack argentino, y otros han fiado sus cartas a la defensa para alcanzar el mismo objetivo. Por regla general, el Atlético de Madrid de Simeone ha sido de los segundos, y especialmente uno de los más eficaces a la hora de conseguirlo. Las dos ocasiones en que Simeone ha logrado eliminar a Messi, este ha sido su argumento más poderoso. Hubo sin embargo un periodo de tiempo durante el cual El Cholo pareció no tener receta ante Leo, Neymar y Luis Suárez. Entre enero del 2015 y enero de 2016, la MSN fue una prueba irresoluble para el maestro construyendo emboscadas que es el técnico porteño.

Coincidió esta indefensión ante la delantera azulgrana con el estallido de forma y armonización de los tres, que además se dio de la mano de un reparto posicional que situaba a cada uno de ellos en uno de los tres carriles del ataque. Messi y Neymar, por poner el caso de los dos más separados, estaban demasiado lejos entre ellos para que el sistema defensivo atlético los controlara a ambos a la vez, pero no lo suficiente como para que la bota izquierda del argentino no los conectara con aparente facilidad. Acumulando ayudas en uno de los extremos, progresivamente se iba desnudando la orilla contraria, y tras un siempre medido cambio de orientación, el crack del sector opuesto tenía espacio y facilidad para perseverar en una suerte, la del regate, en la que sobresalen. Atajar esa primera recepción antes que que se produjera, también resultaba dificultoso para los rojiblancos, pues con los dos exteriores atrayendo rivales, la primera presión sobre el pasador se debilitaba. El balón llegaba a Messi, y cuando eso pasa… lo dicho, suele ser demasiado tarde.

Pese al paréntesis del Villamarín, esta noche el Atlético deberá enfrentar la defensa de la mejor MSN de la temporada, y lo hará en un momento del curso complicado para ellos. Después de un inicio de competición verdaderamente espectacular en el que opositó, sin duda, a ser considerado el mejor equipo del continente en aquel momento, las dudas han llegado al Calderón a la espera de encontrar, de nuevo, el punto de apoyo sobre el que reemprender el camino. Unas dudas que nacieron de la fragilidad defensiva que sobre su carril central provocó la ausencia de un mediocentro al uso, y que vienen marcando una línea de juego irregular de la que sus dos últimos rivales han sacado provecho. Tanto Athletic Club como Alavés, ensanchando el campo desde las alas y presentando una amenaza directa a la espalda de un doble pivote atlético con dificultades para cerrar, fueron superiores a un cuadro colchonero sorprendentemente inseguro en el repliegue. Juanfran formando con Vrsaljko un doble lateral o la vuelta de Savic al once podrían mitigar parte del problema, pero se antoja complicado que, a tenor de lo visto con Muniain o Camarasa, pueda sofocar el peligro de Messi a la espalda de su mediocampo.

Bien dibujando la diagonal desde el costado o de forma permanente dejando la necesaria sujeción de la banda para la compensación del interior derecho o la presencia fija de un segundo jugador, si Luis Enrique consigue encajar la fórmula que permita mantener abierto al Atlético y, a su vez, amenazar su entrelíneasobligará a su adversario a un nivel en la respuesta que no es el que últimamente está pudiendo dar. De hecho, y contra lo que dicta el recuerdo, la mejor cara del Atlético de Madrid este curso se ha visto a través del balón, cuando al inicio de temporada El Cholo arropó a Griezmann con un conjunto a la medida de su fútbol. Un equipo de posesión y rico ataque posicional, que con el francés, Filipe Luis y Koke como epicentros futbolísticos, Ángel Correa o Saúl ejerciendo de contrapesos profundos para los apoyos de Antoine entre líneas, y Carrasco desbordando desde la cal, durante semanas pareció incontenible. Teniendo en cuenta que los colchoneros, atrás, han estado lejos de ser la roca de antaño, ¿optará Simeone por lo que mejor han hecho este año los suyos para negarle a Leo la continuidad? ¿Es más factible discutirle el balón al Barça de Luis Enrique o el peligro a Messi, Suárez y Neymar?

Artículos relacionados: 

 

– Foto: Mike Hewitt/Getty Images

Comments:2
  • Iniesta10 1 febrero, 2017

    contra Messi-Suarez-Neymar hay pocas soluciones … pero con el centro del campo que tenemos (sin Iniesta ni Bussi), también es muy peligroso el Atleti a pesar de no estar fino. Sus contragolpes pueden ser fulminantes.

    Abra que ver que sucede esta noche, pero ambos equipos están siendo muy irregulares e inconstantes. Las espadas están en lo alto.

    Reply
  • Gerardoglez 1 febrero, 2017

    Como mencionas ahí, el problema del Atlético defensivamente se puede resumir en el mediocentro, lo que significa que los de Luis Enrique probablemente buscarán atacar por el centro. Mi pregunta es, sin Iniesta(regateando) ni Busquets (pases entre líneas), quién crees que ocupe el lugar de Leo para no dormir la banda derecha? Es decir, ves a Rafinha o a Denis como la solución de Leo en la zona de media punta?

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.