Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

La aceleración y el freno

BARCELONA, SPAIN - MARCH 18: Philippe Coutinho of FC Barcelona dribbles Oscar De Marcos of Athletic Club during the La Liga match between Barcelona and Athletic Club at Camp Nou on March 18, 2018 in Barcelona, Spain. (Photo by Alex Caparros/Getty Images)

La aceleración y el freno

Recordaba esta semana el comunicador Juan Génova en twitter, unas declaraciones de César Luis Menotti en las que el ex técnico, haciendo un símil con el fútbol, afirmaba que en automovilismo el mejor piloto no es el que mejor acelera sino el que mejor frena. Hablando de los tiempos en el juego, ya antes había sentenciado el rosarino que más importante que la velocidad es el cambio de ritmo, y que a un sistema defensivo se lo desnorta más pasando de jugar muy lento a jugar simplemente lento, que manteniéndose estable en una línea de juego rápido. El valor de la pausa, de detenerse y de proponerle al adversario una dirección que todavía no conoce. El domingo por la tarde, el Barça de Valverde sumó su enésimo resultado positivo en Liga gracias a un fantástico primer tiempo en el que supo mezclar una salida de balón segura, un ritmo eléctrico en mediocampo y una clarividente serenidad en los últimos metros. Se elevó pero se mantuvo en el aire, como en aquellas canastas de Michael Jordan en las que el rival regresaba al suelo antes de que la estrella de los Bulls se separara del cielo.

Saltaron al campo los culés sin tres piezas capitales en su sistema e identidad de juego: sin Busquets, Iniesta ni Luis Suárez. En mediocampo, Rakitic tomó el relevo del mediocentro, Paulinho el del croata y Coutinho el del capitán, dando como resultado una pareja de interiores que, una vez el 4 retrasaba la posición para iniciar entre centrales, piensan antes en el área contraria que en hacer suyo el círculo central. El tránsito hacia la delantera resultó, de este modo, fulgurante, apoyado en el decorado que por delante plantearon los atacantes para facilitar al ascenso. Dembélé en banda derecha, alternando la amplitud con el apoyo interior, y Paco Alcácer limpiando la banda izquierda con constantes desmarques fuera-dentro, dibujaron vías de ascensión francas  y una mezcla en las exigencias defensivas de la zaga bilbaína de la que se sirvieron los futbolistas más clarividentes del Barça. Con Rakitic y un Piqué muy lúcido con balón comandando los primeros pases, y Paulinho en el segundo escalón más como señuelo que como conexión, resultó frecuente ver a Messi y Ousmane alternarse en la teórica zona del interior derecho, a la espalda del mediocampo rival, replicando la presencia que Coutinho señalaba en el carril zurdo.

- Dembélé y Messi se alternaron apareciendo en la zona del interior derecho, a la espalda del mediocampo del Athletic. -

– Dembélé y Messi se alternaron apareciendo en la zona del interior derecho, a la espalda del mediocampo del Athletic. –

Tras recibir, el giro, y un desencadenante de la acción ofensiva que empujara hacia atrás a la estructura rojiblanca. La amenaza de Dembélé, los movimientos de Paco Alcácer y la siempre punzante aparición por banda de Jordi Alba, además, contribuyeron a girar a la zaga del Athletic hacia Kepa, efecto que se tradujo en una frontal a disposición del azulgrana que llegara desde la segunda línea. Coutinho en el pico izquierdo del área grande, y tanto Messi como Paulinho o Dembélé en el derecho, pues, hallaron despejada la rampa de despegue. Después de adentrarse en ella supieron templar el pulso, servirse de la agitación provocada sobre el adversario y asestar el golpe certero desde una tranquila superioridad que sólo tuvo al guardameta como obstaculo, mientras Rakitic, los centrales y un Sergi Roberto que compartió el carril con el extremo, se encargaban de impedir cualquier intento de contraataque. Valverde está encontrando nuevas soluciones en la continuidad de Dembélé, relacionadas tanto con el peligro de su carrera como con una gestión de la banda más rica que permita nuevos matices para el lateral. Contra los de Ziganda, adicionalmente, el extremo resultó un añadido a la hora de activar la corona del área, merced a sus servicios rasos desde el costado, después de haber fijado sobre él las atenciones del rival.

- Con la entrada de Iturraspe, San José adelantó su presión para tapar a Rakitic. -

-Con la entrada de Iturraspe, San José subió su presión para tapar a Rakitic.-

Tal fue la ventaja en el juego de que disfrutó el Barça durante el primer tiempo, que no dejó pasar ni un minuto el técnico visitante para tratar de contener la herida antes de que el daño fuera mayor. Con la entrada de Iturraspe en el lugar de Beñat mejoraron de forma notable las constantes del Athletic, toda vez con la presencia de un segundo mediocentro pudo lanzar hacia arriba a San José para presionar de forma más agresiva el inicio de la jugada del Barça. Emparejado el de Villava con Rakitic, prácticamente en área barcelonista, y con Iturraspe guardando la espalda del primer acoso, lograron los bilbaínos un cambio de guión en el que el Barça encontró menos facilidades para cruzar la divisoria. Los de Valverde, en el tramo final, priorizaron el descanso en las botas de Iniesta que la amenaza al espacio de sus futbolistas más profundos. Prefirieron pisar el freno.

Artículos relacionados: 

– Foto: Alex Caparros/Getty Images

Comments:1
  • Riera 19 marzo, 2018

    Ante todo, decirte que haces un trabajo excelente, Albert.

    Te quería hacer una pregunta, ¿las secuencias que has colgado, derivan de un 4-3-3 o un 4-4-2? Sé que no tiene mucha importancia, pero hablamos de interiores, Simeone habla del 1-4-4-2, Valverde habla de diversos sistemas, cuando solo he podido ver con claridad el 4-3-3 cuando no está Messi…

    Gracias

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.