Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Sevilla F.C.: El límite es la imaginación.

Sevilla F.C.: El límite es la imaginación.

sevillaEl actual Sevilla es el ejemplo perfecto de la evolución que debe seguir un equipo pequeño para convertirse en un grande, y debe servir para el resto de equipos modestos como patrón a seguir para crecer tanto en el ámbito deportivo como económico. El crecimiento del Sevilla se inició con el equipo en segunda división y con una situación económica más que delicada, y actualmente, tras cinco títulos y su próxima participación en Liga de Campeones, todavía no ha alcanzado su techo puesto que vivirá su próximo episodio a final de temporada con la marcha de Juande Ramos y la confección de una plantilla con mentalidad de equipo grande. La historia de éste Sevilla es la historia del éxito de la buena planificación, del excelente trabajo desde la dirección deportiva y de la seriedad en todas las esferas del club, en el que es complicado separar la evolución deportiva de la económica ya que ambas han ido de la mano, en una relación de simbiosis perfecta.

 

El punto de partida del nuevo Sevilla lo encontramos en la temporada 2000-2001 con el equipo descendido a Segunda División como colista de la Liga, una situación económica preocupante y una política deportiva más que discutible. Si hablar del crecimiento del Sevilla es hablar del buen trabajo desde la dirección deportiva, es justo nombrar a su máximo responsable (que ni mucho menos el único), Monchi como principal artífice del cambio. Reconoce el mismo Monchi que el verdadero mérito de su gestión al frente de la dirección deportiva hispalense fue con el equipo en Segunda División, fechas en las cuales la situación económica del club le obligó a atinar mucho en materia de fichajes. De su mano llegaron esa temporada jugadores tan importantes en los últimos años de éxitos sevillistas como el portero Notario, el menudo David Castedo, Casquero o, quizá menos recordado, el ariete Moisés (actualmente en el Polideportivo Ejido). Con este equipo y la participación de jóvenes valores de la cantera como Víctor Salas o José Antonio Reyes, el Sevilla terminó la temporada como líder de la Segunda División con lo que logró retornar a la categoría de oro del fútbol español.

 

Esta filosofía basada en el acierto en los fichajes y la confianza en los jóvenes valores de la cantera han marcado la línea de actuación del club en los últimos años en los que se han realizado fichajes de la talla de Palop, Dani Alves, Javi Navarro, Escudé, Poulsen, Martí, Maresca, Renato, Baptista, Adriano o Kanouté por un precio insignificante, a la vez que se apostaba por nuevos talentos como Sergio Ramos, Puerta, Reyes, Jesús Navas o más recientemente Alfaro, Diego Capel o Crespo.

 

Así pues, el buen ojo para incorporar futbolistas a precios asequibles y la aparición constante de nuevas perlas provinentes de las categorías inferiores han permitido al club desprenderse de los jugadores más importantes sin que el rendimiento deportivo se resintiera. En este punto es donde el Sevilla ha labrado su crecimiento, ya que lejos de retener en el equipo a futbolistas sin la motivación suficiente, hipotecando la economía del club con renovaciones astronómicas, el club no dudó en aceptar la venda de sus estrellas siempre y cuando el precio del traspaso fuese verdaderamente importante, de manera que permitiese a la secretaría técnica mejorar el nivel del equipo a la vez que se saneaba el estado financiero de la entidad.

 

alvesLa primera de estas extraordinarias operaciones fue la venta de Reyes al Arsenal por más de treinta millones de euros, con la que el club consiguió estabilizar su situación económica y costear las incorporaciones de Alves o Baptista realizadas ese miso verano y acometer, el verano siguiente, los fichajes de Adriano o Renato. Dos veranos más tarde, y tras dos temporadas excelentes, fue Baptista el hombre traspasado, en este caso al Real Madrid, venta con la cual el club pudo hacerse con los servicios de Escudé, Maresca, Kanouté o Luis Fabiano con un balance económica claramente favorable al Sevilla. Ese mismo verano una última operación evidenciaría el gran nivel y profesionalidad de la secretaría técnica sevillista como es el caso del pago por parte del Real Madrid de la cláusula de rescisión de Sergio Ramos en el último día de plazo estipulado para realizar las incorporaciones a las plantillas. Así pues, con menos de veinticuatro horas de margen, el Sevilla logró encontrar un substituto de garantías al sevillano en la figura del serbio Dragutinovic.

 

Este éxito y acierto en la política de fichajes no responde únicamente a una cuestión de talento de la secretaría técnica sino a un nivel de profesionalidad muy alto y a un excelente método de trabajo. La red de ojeadores del Sevilla se divide en los encargados de rastrear el panorama nacional y los ojeadores destinados al extranjero, los cuales realizan informes de numerosos futbolistas que son clasificados en una base de datos a partir de varios parámetros tales como su demarcación, edad o condición o no de extracomunitario. Así pues, y ante la necesidad de incorporar un futbolista de un perfil determinado, el único paso a seguir es el de seleccionar entre los candidatos analizados al detalle en esta base de datos. De esta forma, en el supuesto de que Alves acabe firmando por el Chelsea o el Real Madrid, Monchi contará, de antemano, con una serie de posibles candidatos a substituirle.

 

El problema de este Sevilla es que una vez iniciado el camino no puedes detenerte. El día que el Sevilla se estanque en un segundo escalón, los jugadores, pretendidos por los grandes de Europa, presionarán para forzar su salida sabedores de que los objetivos de ambos clubes serán muy distintos. Llegados a este punto resulta imposible mantener la motivación de un jugador al que “se le han cortado las alas” de manera que para seguir manteniendo intacta el hambre de tus futbolistas debes convencerles que permaneciendo en el equipo serán capaces de pelear por los mismos objetivos que si ficharan por el Chelsea, Madrid, Barcelona o Milán. El Sevilla dio el primer paso la temporada anterior demostrando al mundo y a si mismo que era capaz de luchar por la Liga hasta la última jornada. Ahora ante el interés de un Valencia, Atlético de Madrid o incluso F.C.Barcelona o Real Madrid, los futbolistas del Sevilla no verán en el cambio de aires una mejora real a nivel deportivo.

 

El segundo asalto lo disputará esta temporada con la participación en la Champions League. Si el Sevilla es capaz de competir de tú a tú contra Inter, Chelsea, Milán, Manchester, etc. pasará a ser uno de ellos y tendrá un gran poder de seducción para nuevos fichajes así como mayor facilidad de retener a sus jugadores. En cambio, una eliminación a las primeras de cambio evidenciaría una distancia manifiesta entre estos clubes y el Sevilla, ante la cual los Alves, Poulsen, Renato o Kanouté mantendrán la ilusión de dar el salto a un grande.

 

villarrealEl mejor ejemplo de las consecuencias de la imposibilidad de mantener el hambre de los jugadores a causa de un estancamiento de un equipo en crecimiento lo hayamos en el Villarreal. El problema de la entidad de Castellón no vino provocado por una mala labor desde la dirección deportiva sino que fue causa de una plaga de lesiones. Tras alcanzar las semifinales de Champions la temporada 2005-06 varios jugadores recibieron suculentas ofertas de los mejores clubes del mundo como fue el caso de Riquelme, Senna o Gonzalo Rodríguez. Para mantener a estos jugadores al 100% implicados en el proyecto, la secretaría técnica llevó a cabo una muy ambiciosa política de fichajes con nombres de la talla de Pires, Cani o Nihat que permitieran al Villarreal pelear por los primeros puestos de Liga. No obstante, las grabes lesiones de Gonzalo Rodríguez, Nihat y Pires, menguaron el potencial de la plantilla, lo que se tradujo en una evidente falta de motivación de los jugadores que veían como unos meses atrás peleaban por entrar en la final de la Champions y rechazaban ofertas de equipos de la talla del Manchester United, y que ahora a duras penas se encontraban en plazas de UEFA.

 

Así, la secretaría técnica sevillista conocedora de la importancia de esta próxima Champions para el crecimiento del equipo, ha encaminado su política de fichajes a confeccionar un equipo competitivo no solo en la competición doméstica, sino en la Liga de Campeones, con la incorporación de un portero suplente con experiencia en Europa como De Sanctis, dos centrales para reforzar la zaga y suplir la lesión del capitán Javi Navarro como Mosquera y Boulahrouz (este último podría ocupar el lateral derecho en caso de que Alves fuese finalmente traspasado), un centrocampista potente físicamente, dominador del juego aéreo para aportar solidez a la medular como Keita y un extremo diestro para doblar la posición con Navas como es el belga De Mul. De esta manera el Sevilla afronta la Champions 2007-08 con una plantilla muy compensada, capaz de medirse con garantías a cualquier equipo, y viendo la madurez y personalidad del equipo, no seria de extrañar que el equipo del Nervión llegase lejos en la presente edición.

Comments:3
  • txolo 23 agosto, 2007

    El Sevilla es el mejor ejemplo actual de buena gestión de un club. El segundo mejor ejemplo es sin duda el Villarreal. Ojalá marquen la pauta.

    Reply
  • Entusiasta 7 septiembre, 2007

    El tipo de gestión del Sevilla es la esperanza contra la segmentación del fútbol en clubes poderosos y el resto.
    La gestión correcta de los traspasos recibidos por jugadores puede servir para llevar un club medio a la élite en pocos años.

    También lo tendíamos que ver con el Oporto o Benfica. En caso contrario los 12-16 clubes propiedad de millonarios o los capacesde dar pelotazos inmobiliarios serán inalcanzables.

    El caso Alves marca un punto de inflexión, el exceso del presidente pondrá a todos con la mosca detras de la oreja y eso se verá a final de temporada. Nadie querrá sufrir una lesión como la de Adriano o confiar en el presidente como Alves.

    También creo que pueden sospechar que el alto ritmo de juego puede ser contraproducente para el futuro de los jugadores y «quemarlos». De los traspasados a precio de oro solo Sergio Ramos triunfa y porque estuvo apenas 1 temporada jugando de titular.

    Tiempo al tiempo.

    Reply
  • zineb khattabi 7 enero, 2008

    Hola quiero conseguir informacion sobre la persona responsable de buscar nuevos talentos conozco un chico joven de 20 anos que juega con un equipo de 2 divicion que ha bajado de primera hace 2 anos y el quiere tener una oportunidad para que vean tu nivel .tengo vidios de partidos dende el ha judado de titular .cualquier informacion para mi es importante este es mi telf 0034 664 765 126

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.