Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Real Betis: Un proyecto para salvar la categoria.

Real Betis: Un proyecto para salvar la categoria.

betisSe acerca el final de la primera vuelta y el Real Betis Balompié se encuentra segundo por la cola en la clasificación a cuatro puntos de la salvación. Sólo el Levante está peor, aunque el conjunto valenciano ha apuntado una sensible mejoría en las últimas jornadas. Ante este panorama desolador, en que únicamente ha logrado vencer en dos partidos (por tres a cero ante el Mallorca en la jornada seis, y por dos a uno ante el Zaragoza en las doce) no era difícil prever la destitución del técnico argentino Hector Cúper, la qual ha dejado las riendas del primer equipo, al menos de manera provisional, al técnico del filial Francisco Chaparro. Chaparro tendrá la difícil tasca de coger un equipo hundido moralmente, con una falta total de confianza en sus posibilidades, inmerso en un clima social tenso y con la sombra del descenso demasiado cerca para actuar con tranquilidad. En el siguiente post, nos plantearemos el reto de meternos en la piel del nuevo técnico verdiblanco y tras analizar la situación actual de la plantilla, intentar proponer las soluciones que, a nuestro modo de ver, permitan al Betis mantenerse en la máxima categoría del fútbol español.

Echando un rápido vistazo a la plantilla verdiblanca, observamos como la falta de gol en sus futbolistas es una de sus debilidades más importantes. Ha perdido progresivamente los goles de Oliveira, de Joaquín e incluso el recurso de los lanzamientos de falta de Assunçao, que como se evidenció la temporada pasada con Bechkam en el Madrid, ante la falta de una elaboración de juego fluida, supone una alternativa muy a tener en cuenta. De entre los delanteros andaluces ninguno asegura, hoy por hoy, registros goleadores cercanos a los veinte goles y los jugadores de segunda línea, exceptuando el caso de Fernando, tampoco son especialistas a la hora de finalizar las ocasiones de peligro. Así, ante la falta de gol arriba, el objetivo debe ser el de rentabilizar los goles y por lo tanto, la prioridad del equipo debe ser la de mantener a cero su portería.

betisLa situación de la línea defensiva vendrá marcada por las características de los hombres del mediocampo, y puesto que no se cuenta con medios que sobresalgan en la recuperación y la presión a la posesión del rival, lo mas indicado sería presentar una defensa retrasada, cercana a Ricardo, y prestando especial atención a la protección de la zona central de la zaga. Para lograrlo, partiremos de una defensa de cuatro hombres, con variante de defensa de cinco cuando el adversario entre por banda con el objetivo de juntar a tres defensores en el interior del área para controlar el peligro de los centros desde el extremo. Así pues, a la hora de confeccionar la alineación, buscaremos que uno de los dos laterales pueda ubicarse, también en el centro de la zaga y que a demás de la velocidad y agilidad para jugar en banda, posea un considerable dominio en los balones aéreos y en el tackling defensivo. En el lateral izquierdo verdiblanco las opciones son Vega y Babic. EL croata, es un futbolista que encaja mejor en posiciones de mediocampo donde aprovecha su potencia física, recorrido y donde puede sacar un mayor partido de su chut desde media distancia, por lo que la opción para el costado zurdo de la zaga lo reservaremos al sevillano Vega. Así pues, el recurso del lateral-central, debemos buscarlo en el lado derecho, donde Melli puede responder perfectamente a este perfil.

Teniendo en cuenta que daremos una mayor importancia a la defensa de la zona central, es previsible que el mayor peligro del rival venga por ambos costados, donde los dos carrileros pueden encontrarse habitualmente en una situación de uno contra uno. Por este motivo, en la confección de la pareja de centrales debe primar la capacidad para defender los centros laterales que la velocidad y habilidad en la anticipación ya que en la parcela central de la zaga plantearemos una defensa por acumulación. Los hombres escogidos deben ser Juanito, actuando como libero para situar correctamente a la defensa y ordenar a sus compañeros en las ayudas, y Rivas, con lo cual nos aseguraríamos un control fuerte en los centros laterales (la primera alternativa a ambos centrales sería Nano, otro defensa central fuerte, potente y dominador del juego aéreo).

Debido a que la falta de gol nos obliga a presentar una punta de ataque formada por dos hombres, ya que no contamos ni con delanteros rápidos y habilidosos en el uno contra uno para formar en un 4-3-3, ni con jugadores de segunda línea con buenos registros anotadores para hacerlo con un 4-2-3-1, buscaremos un centro del campo que aglutine contención, organización, y recursos tanto ofensivos como defensivos en banda. Por banda derecha situaremos a un jugador capaz de cumplir con las funciones de carrilero, por lo que deberá poseer unas cualidades físicas importantes a la vez que rigor defensivo, perfil en el que encaja perfectamente el ex-azulgrana Damià, dejando a un Odonkor mucho más extremo que lateral, como un recurso para dar la vuelta al partido desde el banquillo. En la organización del juego, tanto Capi como Rivera tienen opciones, pero el echo de presentar un doble pivote y no un doble pivote más un mediapunta, da ventaja a la participación de Rivera ya que el cuenta con una mejor técnica defensiva y efectividad en la recuperación que el sevillano. Por su parte, en el lado izquierdo, la presencia del chileno Mark González nos ofrece profundidad por banda, capacidad de desbordar en el uno contra uno, retorno defensivo y gol, sobretodo gracias a su buen golpeo a balón parado. Finalmente la posición de mediocentro es la que ofrece mayores dudas ya que ni Arzu ni Somoza parecen afianzarse en esta demarcación.

Con estas dos líneas de cuatro, el equipo debe trabajar para dejar la portería de Ricardo a cero. Con el rival atacando por el centro, la línea de cuatro defensas debe cerrarse junto a la ayuda del mediocentro, reduciendo al máximo los espacios por el centro. En cambio, ante un ataque por banda, pasaríamos a utilizar la variante de defensa de cinco, pasando Melli a actuar como central y Damiá a ocupar el lateral diestro.

betisEn ataque, el abanico de posibilidades es grande al contar con Pavone, Edú, Sobis y José Mari. En nuestra elección primaran los delanteros rápidos y hábiles en el desmarque para hacer eficaz el juego al contraataque y la movilidad ya que contando con unos recursos ofensivos limitados, la pareja de delanteros debe permitir ofrecer variantes de ataque desde varias situaciones. Inicialmente, pues, plantearemos una delantera situada escalonadamente con Edú como referencia ofensiva y José Mari como segundo punta con libertad para moverse por todo el ataque, buscando caer, siempre, por la banda por donde transcurra el ataque bético, con el objetivo de crear superioridades en determinadas zonas del campo. La banda fuerte, no obstante, será la izquierda, donde buscaremos la sobrecarga con Mark Gonzáles, las ayudas de José Mari y las incursiones en ataque de Vega, lo que nos permitirá salir por cualquiera de los dos perfiles: con un centro de Mark o de Vega buscando el excelente remate de cabeza de Edú, o con una diagonal con balón de José Mari hacia la portería rival.

Por otro lado, los recursos desde el banquillo son numerosos: Fernando para ganar en llegada desde segunda línea a situaciones de remate, Odonkor para penetrar por banda derecha, Capi para mejorar el ritmo de circulación del esférico, Sobis para buscar el desequilibrio a partir de la calidad individual del brasileño o Pavone buscando el recurso del juego aéreo buscando un punta referencia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.