Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Cómo recuperar la profundidad en ataque

Cómo recuperar la profundidad en ataque

Guardiola-Zlatan

Tras una semana marcada por el revuelo de la renovación de Guardiola, el Barça tendrá el sábado en Zorrilla la oportunidad de dormir a ocho puntos del Madrid trasladando toda la presión a la capital. Por primera vez en mucho tiempo el equipo, como resultado de su eliminación copera, habrá podido disfrutar de una semana entera de preparación sin que los partidos intersemanales rompan la rutina de entrenamiento. A la espera de que vuelva la Champions, Guardiola tendrá en estas sesiones de entrenamiento “extra”, la ocasión perfecta para trabajar aquellos aspectos del juego azulgrana en los que más dificultades están teniendo. En este sentido, desde el inicio de temporada el equipo ha venido sufriendo la presión sobre la salida del balón y las defensas adelantadas de sus rivales. En muchas ocasiones se ha achacado este comportamiento de los equipos a un mayor conocimiento del juego del Barça, y aunque esta apreciación tiene mucho de cierto -resulta evidente que gran parte del éxito del tricampeón se basó en las opciones que brindaba el hecho de que fuese la defensa la que permitiese al equipo salir jugando desde atrás- debe remarcarse como algunos aspectos propios del juego del Barça han contribuido a ello.

El principal problema, y el tema en el que nos centraremos a continuación, es la falta de profundidad en ataque del equipo. Esta temporada el rival se ve menos agredido, por lo que tiene menos dificultades para plantar su línea defensiva lejos de su portero. Con ello, no solo empuja al resto de líneas hacia delante y por lo tanto hace más eficaz su presión sobre la salida de los de Guardiola, sino que juntando las líneas elimina los espacios en los que deberían recibir los hombres de ataque del Barça. Así pues, los defensas, ahora, no solo se ven sometidos a una mayor presión por parte de los rivales, sino que además, disponen de menos opciones de pase o estas conllevan un riesgo mayor de perder la posesión.

En este sentido, no son pocos los partidos en los que al equipo le ha costado defender situaciones de contraataque del rival. Esto ha hecho sobresalir a los jugadores con mayor talento defensivo pues se han visto muy exigidos en situaciones de mucho riesgo, mientras que aquellos futbolistas que necesitan una transición ataque-defensa más “colectiva” han desnudado sus carencias.

Es obvio que un factor importante en la pérdida de profundidad en el juego se debe al cambio de delantero centro, pues la velocidad, verticalidad y habilidad en el desmarque al espacio de Eto’o suponían un peligro constante para las zagas rivales. No obstante, reducir la explicación al cambio de Eto’o por Ibrahimović sería equivocado pues, por un lado resultaría un argumento demasiado simplista, y por el otro, obviaría que si el cuerpo técnico apostó tan decididamente por el cambio, no sólo sería consciente de las características de ambos jugadores, sino que contaría con solucionar el problema de la falta de profundidad por otras vías y mediante la aportación de otras piezas.

Iniesta

En este sentido, a la necesidad de que Ibrahimović, cuando no participa directamente de la jugada, efectúe algún desmarque de ruptura que empuje a la defensa rival hacía su portería y la aleje del centro del campo, deberá sumarse la aportación de otros jugadores. Por un lado, y es algo que en los últimos partidos se está logrando, es importante para el juego azulgrana que Iniesta recupere el tono de la pasada temporada y así superar líneas. De este modo, con un regate, desde la posición de interior el manchego logra situar el balón a la espalda del centro del campo del adversario, obligándolo a recular y, por lo tanto, a regalar espacios al centro del campo del Barça, lo que provoca que el rival recule a la vez que permite al equipo de Guardiola mantener la posesión en una zona más adelantada.

Junto a la de Iniesta, la recuperación del mejor Henry puede ser otra solución a la falta de profundidad en el juego de ataque del Barça, debido a que su peligrosidad en los desmarques a la espalda de la defensa, contribuye a estirar al rival e impide que se sienta tan seguro como hasta ahora situando su zaga muchos metros por delante del guardameta. Un factor que la pasada temporada contribuía a potenciar los desmarques al espacio, era la presencia en el centro de la zaga de un jugador como Márquez, posiblemente, uno de los zagueros con mejor pase largo de Europa. Esta temporada, no obstante, el nivel del mexicano no está siendo el deseado, provocando que el equipo sea menos peligroso en este aspecto del juego. Es posible que el cuerpo técnico pensase, en un principio, en compensar este hecho con la presencia del ucraniano Chygrynskiy, pero como ya hemos analizado en alguna ocasión, el ex de Shakhtar todavía está lejos de su plena adaptación al equipo. Así pues, junto a una mayor insistencia de Piqué a la hora de intentar el desplazamiento en largo, sería interesante que Dani Alves jugase un papel más determinante en el inicio de la jugada, acercándose más a los centrales y presentando al rival la amenaza de un balón largo a la espalda de la línea defensiva.

Finalmente, en momentos puntuales -debido a que entendemos que el juego del Barça debe crecer con Iniesta en la posición de interior-, como se demostró a principios de temporada, Seydou Keita puede ser un buen recurso debido a que sus peligrosas entradas desde segunda línea contribuyen a empujar a los centrocampistas rivales hacia su portería, a la vez que su aparición en zonas de remate aumentan la exigencia del rival a la hora de defender su área.

Comments:8
  • Martí 22 enero, 2010

    Muy acertado la detección del problema y el análisis.

    Coincido en el hecho de que Ibra no está ayudando a recuperar esta profundidad. Consciente de su calidad, muchas veces baja a buscar el balón y combinar a tres cuartos de campo al ver que al equipo le cuesta sacar el balón.

    En estas semanas vacías supongo que Gardiola insistirá al sueco que necesita el equipo de él.

    Respecto a una cuestión relacionada, Messi cada vez juega más por el medio, casi al lado de Zlatan. Esta opción me parece acertada en tramos de partido pero no como norma. Hay superpoblación en el centro y a los defensas les es más fácil achicar espacios. Si bien Alves tiene toda la banda para él, los defensors de dicho lado pueden hacer el 2 contra 1 sin riesgo de que aparezca Messi por ahí.

    Reply
    • Moren 23 enero, 2010

      Respecto a lo que comentas, siempre he creído que un recurso muy interesante para el Barça y que apenas ha probado hasta el momento, sería buscar el juego directo al delantero, con éste caído a banda. No solo se sacaría ventaja de la presumible superioridad física del sueco con el lateral -por lo general más bajos que los centrales- sino que este movimiento arrastraría al central al costado y liberaría el carril central para la diagonal de Messi.

      Reply
  • Iniestinho 23 enero, 2010

    Otro aspecto a resaltar es que los rivales han perdido el respeto a la presion cule, ya la temporada pasada el Getafe mostro el camino, pero esta ya hay varios equipos que no les tiemblan las piernas a la hora de ejecutar la transicion defensa-ataque, la baja de Etoo tambien pesa en este sentido.

    El recurso que vimos claramente cuando el Barça se quedo con 10 contra el Madrid de lanzar balones a Ibra deberia convertirse en plan para superar la presion adelantada.

    Aunque no venga al caso, no me resisto a comentar que la temporada de Abidal esta siendo fantastica, pocos le defendiamos el año pasado, pero ahora que tambien esta brillando por momentos en fase ofensiva y se esta ganado el apluso generalizado, hay que recordar, a mi parecer, que es clave su aportacion en fase defensiva.

    Salud!

    Reply
    • Moren 23 enero, 2010

      Lo que comentas de la pérdida de respeto a la presión del Barça por parte de sus rivales, lo achacaría más a que ésta es menos efectiva. Al Barça le cuesta más situar el balón en zonas próximas al guardameta, lo que favorece que el rival no se encuentre aculado y por lo tanto tenga más opciones en su transición defensa-ataque. Al mismo tiempo, esto provoca que el Barça tenga una peor disposición para lanzar la presión.

      Reply
  • Moren 23 enero, 2010

    @cesc

    Personalmente siempre he creído que Marc Valiente llegaría al primer equipo y lograría tener un papel más o menos consolidado. No obstante, teniendo en cuenta que fue Guardiola quien decidió no promocionarlo y dejarlo salir, y que el de Santpedor no es dudoso de no apostar por la cantera, entiendo que tendría motivos de peso para tomar esta decisión, más después de haberle tenido a sus órdenes en el filial.

    Por otro lado, no soy de los que consideran a Cáceres, Henrique o Chygrynskiy como malos jugadores. El uruguayo, aunque todavía muy inexperto, creo que es uno de los zagueros con más potencial en el rol de marcador, y me parecería un error tremendo por parte de la Juventus que no ejerciera la opción de compra sobre el jugador -aunque después de ver el caso del Atlético de Madrid con Banega…-.

    Henrique, por su parte, protagonizó una notable actuación la pasada temporada en el Leverkusen, y sin ser un futbolista extraordinario, si creo que hubiese podido cumplir perfectamente como cuarto central en la plantilla azulgrana. No obstante, la obsesión de Guardiola por Chygrynskiy, las dudas acerca de la operación con Traffic, el juicio del entorno a favor del producto de cantera y la utilización de su fichaje como arma arrojadiza a la figura del secretario técnico, no hicieron mucho bien a la confianza del jugador, que por otro lado, protagonizó una pretemporada bastante mediocre. Tampoco creo que el Racing de Santander haya sido un buen destino para él.

    Sobre Chygrynskiy ya hemos hablado en varias ocasiones en el blog, y aunque es evidente su falta de adaptación al futbol español en general y al Barça en particular, creo que tiene potencial para ser una pieza importante para el equipo.

    Reply
  • Jorge 23 enero, 2010

    Estoy de acuerdo con que se ha de recuperar la profundidad(diagnóstico), pero no en las causas, que yo atribuyo en un 70% a los rivales( el otro 30% a malos estados de forma), ni tampoco en los remedios.

    Respecto a ese 70% un detalle: cómo desde el banquillo Jiménez pedía tras el 0-1 a los suyos que presionaran arriba del todo. Se desgañitaba desde el banco, con gestos clarísimos, desesperado. Los rivales saben que ahí hay una debilidad objetiva, no del Barça, sino de todo equipo que se arme a través del balón. Le pasó al Ajax de Van Gaal en la final con la Juve, al Barça de Van Gaal con el Arsenal de Wenger,…Para mí, sin duda, el factor de mayor peso.

    El juego del Barça, como el del Arsenal, se basa en la utilización del tercer hombre. El 1º inicia la jugada, el 2º se la devuelve de cara y el 3º llega, percute desde atrás. En sus mil modalidades, ojo, no sólo en banda. Esto, que tanto se trabaja en La Masía, es una de las señas de la identidad del juego del Barça, más en el plano abstracto( en lo concreto hablaríamos de jugadores y características).

    Esto, Eto’o no sabía hacerlo del todo bien y ojo, no porque no dominara el juego de posición, sino porque sus características son otras. Pero reto a cualquiera a visionar partidos del Barça el año pasado y verá que Samu tiraba más desmarques de apoyo que de ruptura. ¿Por qué? exigencias del sistema, claro. Eso de la profundidad y Eto’o es una pamplinaza gigantesca, en mi opinión.

    Lo que sí tenía Samu era la permanente compesación de los movimientos de Messi, y por ahí el Barça casi siempre ocupaba el ancho del campo. Con Ibra ocurre menos, y aunque sus características no lo aconsejen, debe hacerlo por el bien del equipo. De vez en cuando, claro. Sin amplitud ya se sabe lo que ocurre con la profundidad. Amén de que obliga a Alves a abrirse, perdiendo dominio de la 2ª jugada(ahí el brasileño es protagonista principal).

    A Ibra no lo han traído para tirar desmarques de ruptura, que también los tira, solo que de dentro-afuera, Ibra tiene otra función.

    P.D: Qué ganas de ver a Ibra junto a Cesc Fábregas, centrocampista que completaría más al sueco. Sinergia clara veo ahí, muy fuerte.

    Reply
  • Juan Carlos Molina 24 enero, 2010

    Totalmente de acuerdo, pero análisis incompleto, bajo mi punto de vista.
    Quiza esta ralentizando la profundida de ataque, la negación de la filosofía que llevo a este Barça a algo mundialmente admirado, es decir la rapidez a 1 o 2 toques. Causa fundamental es la actitud de un genial Messi, pero abusa de la conducción y el regate, sin buscar la espalda y el desmarque de sus compañeros. Problema cobertura frecuentes en la zaga contraria y robo de nuestro ataque.
    Propuesta de mejora, el invento del Bernabeu en el 2-6 de la pasada temporada, intercalar este jugador en la posición de falso 9, más retrasado y con llegada al espacio o pases a banda (Henrry, Alves o Ibra).

    Reply
  • cesc 27 enero, 2010

    @ Moren

    muchas veces leí que Pep dijo que M.Valiente se ganaría la vida como mediocentro, quizá prefirió apostar por Busquets y Touré como pivotes, traer un central kaiser como Piqué más un marcador como Cáceres, a Marc le ha pasado muchas veces factura ser un central algo endeble físicamente, con poco cuerpo y con tendencia a sufrir muchas lesiones.

    Yo creo que hubiera rendido tanto de pivote como central, él y Crosas hubieran dado más profundidad a la plantilla y recursos.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.