A.C.Milan vs. F.C.Barcelona

A.C.Milan vs. F.C.Barcelona

Tras dos supercopas con el equipo prácticamente en pretemporada, el enfrentamiento contra el Milan del próximo miércoles en el que ambos conjuntos se disputarán la importantísima primera plaza del grupo, será la primera final de la temporada para el F.C.Barcelona. Pese a tener el pase a octavos en el bolsillo, la primera plaza puede resultar decisiva para el futuro del equipo en la competición, pues además de evitar a los, a priori, rivales más peligrosos, permite contar con el factor campo a favor, y eso, hablando del Camp Nou, puede ser un factor determinante a su favor.

El equipo de Guardiola partirá con la ventaja de que un empate ante el Milan le serviría para seguir liderando el grupo y rubricar ese primer puesto en casa ante el Bate Borisov. No obstante, difícilmente veremos adoptar a los azulgarnas un papel distinto al que desarrollan normalmente, es decir, saldrá a mandar y a hacerlo desde el balón. Por eso, y desde la aceptación de que parte en inferioridad, no sería extraño que sobre el papel el Milan repitiese planteamiento respecto al partido de la primera vuelta y esperase al Barça, tratando, eso sí, de desarrollar ese planteamiento de manera más eficaz para no depender de la suerte para sobrevivir, y esperar a entrado el segundo tiempo para asumir mayores riesgos si fuese necesario. 

Para aplicar más eficientemente su idea de juego y, en definitiva, jugar mejor que en el Camp Nou, Allegri contará a diferencia de entonces con la posibilidad de recurrir a Robinho. El brasileño, en ausencia de Pato, ha ocupado la segunda punta al lado de Ibrahimovic en las últimas fechas, y su capacidad para ofrecer soluciones al juego del equipo le ha valido al cuadro rossonero para firmar sus mejores partidos de lo que llevamos de temporada. Robinho da amplitud a un equipo que juega con un rombo cerrado en la media, genera ventajas desde el juego entre líneas en una zona en la que parte un futbolista mucho menos creativo como el ghanés Boateng, brinda profundidad pese a lo mucho que, en este aspecto, penaliza al equipo tener a un punta como Ibrahimovic, y además, si es preciso, facilita la salida desde atrás cuando Nesta y Thiago Silva no encuentran respuesta en su centro del campo. No obstante, aquí nos encontramos con el primer gran dilema de Allegri a la hora de preparar el choque frente al Barça. Pato demostró en el partido de la primera vuelta que puede resultar un salvavidas cuando el Milan deba atacar en inferioridad, no numérica -que también- sino sobretodo de contexto futbolístico. Su velocidad con y sin balón, sus desmarques a espaldas de la zaga y su peligro en la finalización, supondrían una amenaza constante al sistema defensivo culé, y por lo tanto, un elemento que puede hacer más incomodo el partido para los azulgranas. Con Ibrahimovic como jugador franquicia para Allegri, parece que el técnico deberá escoger entre uno de los dos brasileños. Seguramente la opción más interesante para los italianos, y también la más ambiciosa futbolísticamente hablando, no la veamos hasta el segundo tiempo si el resultado es desfavorable para los locales, y pasaría por ubicar a Robinho en la mediapunta por detrás de la pareja Ibrahimovic-Pato.

Por parte del F.C.Barcelona no sorprendería que Guardiola repitiese el marcaje al hombre que ordenó tras los primeros compases del partido en el Camp Nou, con dos hombres sobre los puntas italianos y un hombre libre, sacando partido de la ausencia de hombres de banda en el ataque del Milan. Entonces fueron Mascherano y Abidal los marcadores y Busquets el hombre libre, dejando libre la banda derecha para las proyecciones de Alves y regalando la izquierda ante la falta de un jugador del Milan que entrase por ese costado. Sobretodo si Robinho no figura en el once de Allegri, habrá muchas opciones de que ese escenario se repita, aunque en esta ocasión, con Piqué en lugar de Busquets, bien para ejercer de líbero, bien para marcar a Ibra y dejar ese papel a Mascherano. Ora opción que difícilmente veamos y que podría ser efectiva aun con Robinho ocupando la mediapunta -desde donde a buen seguro atacaría esa banda izquierda de la defensa azulgrana liberada por el marcaje al hombre de Abidal- sería el intercambio entre Mascherano y Busquets en las posiciones de central y mediocentro. Busquets en el centro de la zaga para librar con Piqué y Abidal marcando al hombre a Ibra y Pato respectivamente, y Mascherano por delante libre para corregir en banda y evitar que sea Iniesta quien deba retrasar su posición.

Porqué Andrés puede y debe ser uno de los factores decisivos del partido. Con Essien fuera de combate y a la espera de descubrir que plantea Mourinho en el clásico, Iniesta es un jugador que no tiene respuesta por parte del rival. Su desborde en una posición tan alejada de la portería rival resulta indefendible para sus rivales, y más aún para el hombre que viene ocupando el interior derecho del rombo del Milan, Alberto Aquilani. Para el partido de la primera vuelta Allegri emparejó al manchego con Nocerino, un centrocampista más físico, de mayor despliegue y más agresivo. Aquilani podría encontrar acomodo entonces en banda derecha favorecido por las ausencias de Alves y Adriano que no le obligarán al desgaste de seguir al lateral. No obstante, teniendo en cuenta que estas bajas seguramente impliquen la adopción del 1-3-4-3 por parte de los de Guardiola, para contrarrestar esa sobrepoblación del carril central, es posible que Allegri alinee también en el interior izquierdo a un jugador de desgaste, bien Van Bommel, bien Ambrosini dependiendo de cual de los dos ocupe el mediocentro, o incluso sorprender con un volante como Emanuelson para tratar de atacar por fuera la defensa de tres azulgrana. Difícilmente lo veamos el miércoles, y tampoco hay muchas esperanzas de que se de a lo largo de la temporada, pero sería muy interesante para el equipo rossonero invertir en Aquilani en la posición de mediocentro custodiado por dos interiores más físicos, en un planteamiento similar al que en su día se dio con el maravilloso Andrea Pirlo.

Otro punto a explotar por parte de F.C.Barcelona debería ser las dificultades que tiene el Milan a la hora de defender determinadas situaciones del juego, debido a las características de los hombres que ocupan ese 1-4-4-2 con rombo cerrado en la media. Hablamos, básicamente, de la defensa sobre los hombres más alejados del rival, por lo que algo a explotar deberían ser las entradas desde segunda línea y  los cambios de orientación. Por eso, respecto a la presencia de los centrocampistas del Barça llegando desde atrás, ganaría enteros el 3-4-3 para sumar a Cesc al centro del campo y usar un extremo derecho bien abierto para generar el espacio interior. Con un Pedro recién salido de su lesión, las opciones de ver ahí a Alexis aumentan, pues el chileno es un jugador capaz de atraer a la defensa al costado vaciando así la zona central.

Por último, haciendo referencia al peligro que puede crearle el Barça al Milan mediante el cambio de orientación de sus ataques, cobran protagonismo las diagonales fuera-dentro de David Villa desde banda izquierda encontrando ventaja en la excesiva tendencia del lateral Abate a separarse de Nesta, generándose, así, los espacios por dentro para que entre el asturiano. En este sentido, como apuntamos de cara al partido de la primera jornada de la fase de grupos, el Barça puede sacar mucho rédito de las conexiones Messi-Villa e Iniesta-Alexis.

Comments:4
  • Cocú 21 noviembre, 2011

    Yo supongo que el Barça ira a ganar y tendrá mucha posesión ya que el Milán jugará a lo mismo que en en Nou Camp, a la contra.

    El Barça tiene que jugar al 100% y no despistarse ni al principio ni al final del partido como paso en la ida.

    Supongo que con la baja por sanción de Alves, Pep intentará jugar con un 3-4-3 ya que Iniesta tampoco estará por lesión.

    Valdés:
    Puyol, Piqué, Abidal.
    Cesc, Xavi, Busi y Keita.
    Alexis, Messi y Villa.

    Reply
  • prestamos personales online 21 noviembre, 2011

    estoy totalmente de acuerdo con Cocú.
    Barcelona ira para ganar aunque solo le falta un punto para liderar el grupo y milán va a seguir con su estilo de juego, defender defender defender y si hay suerte salir de vez en cuando a un contra taque

    Reply
  • Carlos Z 23 noviembre, 2011

    coincido con cocu en todo menos en que keita jugara como titular, para mi lo hara thiago; se necesita de jugones para ganar ese partido con el mas fiel estilo Barca. 🙂

    Reply
  • Mariano 23 noviembre, 2011

    Hola se que mi pregunta no viene relacionada con el partido Milan-Barca. pero escribiras un articulo sobre Rafinha, su progresion en segunda division y sus posibilidades de triunfar en el primer equipo?

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: