Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

El cambio que no fue

El cambio que no fue

En la recta final, cualquier resbalón equivale a decir adiós a la Liga, y tanto a Barça como a Madrid les está castigando jugar después que su rival. El equipo de Guardiola saltó al terreno de juego conociendo la victoria del conjunto blanco. Sólo les valía ganar. De lo contrario, el clásico de la semana que viene perdería casi toda trascendencia. Esa presión, ese vértigo ante el abismo, se notó tras el gol del Levante. Antes del gol el Barça había estado bien. Llegando con relativa facilidad y creando alguna que otra ocasión de gol.

El planteamiento del Levante entregaba las bandas en defensa. Los laterales, Juanfran y Pedro López, defendían estrechos encerrando a la zaga del Levante en el ancho del área grande. Guardiola, no obstante, había salido con el 3-4-3 y dos extremos claramente abiertos en banda. El Levante regalaba las bandas pero el Barça no. Sin embargo, los ataques del Levante sí eran anchos, a tres carriles. Valdo por la derecha, Botelho por la izquierda y Koné por el carril central, castigaban la transición defensiva culé en defensa de tres.

El gol del Levante cambió el partido. Por dos motivos, uno, ya mencionado, lo presionado del equipo de Guardiola que si no sumaba los tres puntos veía escaparse cualquier opción al título, y dos, que con el marcador a favor, el Levante replegó a sus volantes que ahora llegaban al dos contra uno. Guardiola movió pieza y ordenó un 3-2-2-3. Mantenía la defensa de tres, por delante de la cual se situaban Busquets y Xavi, Cesc y Messi con total libertad para buscar el espacio entre líneas, Thiago en la izquierda y Pedro en la derecha para estirar la defensa y Alexis como nueve para fijar la marca de los centrales.

Con Cesc, Messi y Alexis por dentro amenazando a los centrales del Levante, las ayudas a banda de éstos, se volvieron menos frecuentes, y las situaciones para el uno contra uno aumentaron. Guardiola, entonces, dio entrada a Isaac Cuenca. Substitución interesante tanto por quién entra como por quién sale. El substituido fue Xavi, y Guardiola volvió a romper el partido tal y como hizo ante el Milan. Sacar a Xavi para entregarse al ritmo de Cesc. Ida y vuelta, intercambio de golpes y el deseo de permitir salir al Levante para que su sistema defensivo se moviera. El Levante había estado saliendo a la contra con tres hombres y siempre con balones largos, acercando a cero las opciones de una pérdida que encontrara a la defensa mal situada.

Con Alexis de 9 limitando las ayudas de los centrales a banda y la entrada de Cuenca para aprovechar ese escenario favorable al uno contra uno, el Levante se vio obligado a pasar a la defensa de 5 para no generar espacios por dentro. Un 5-3-1-1 en el que Botelho cayó hasta el lateral y se emparejó con Cuenca. Y ahí nació la oportunidad para Guardiola. Una oportunidad que el segundo gol de Messi no permitió que viéramos. Con marcador a favor, era momento de asegurar y la entrada de Dani Alves llevó a recuperar la línea de cuatro atrás.

La oportunidad a la que nos referimos era el Alves por Adriano. La banda izquierda levantinista había quedado vacía en ataque ya que Botelho tuvo que bajar hasta el lateral, y la media situaba a tres hombres por dentro para tapar las posibles combinaciones en la zona Messi. El camino quedaba despejado para un Alves liberado en defensa de tres. Guardiola podía permitirse arriesgar, pues las dos alas del Levante en la primera parte ya no amenazaban la defensa de tres. Botelho era lateral y Valdo se había incrustado en el trivote. Mascherano y Puyol para un dos contra uno con Koné que les permitiría caer a banda siguiendo al delantero, y Busquets para asegurar por delante ante la posibilidad de una llegada de Barkero.

Comments:3
  • Moren 15 abril, 2012

    Interesantísimo el debate generado en los comentarios sobre la planificación del Barça 2012-13. Espero que puedan desplegarse líneas tan enriquecedoras en esta semana decisiva de la temporada.

    @etoile (del post anterior)

    El Chelsea no es el Milan. Ni es el Levante. Es un equipo que desde que lo dirige Di Matteo opta por la contra, pero que sufre cuando se alarga la fase de defensa posicional. El Benfica encontró espacios con relativa facilidad, así que, de entrada, el Barça no debería arriesgarse al intercambio de golpes. Además, hay que tener en cuenta que se trata del partido de ida y quedará la vuelta en el Camp Nou.

    En mi opinión, lo más probable es que Guardiola reproduzca sus planteamientos ante el Madrid, es decir, la posibilidad de variar del 3-4-3 al 4-3-3. Esto lo digo porque, como desarrollaremos en el próximo artículo, creemos que Alexis jugará de 9.

    Teniendo en cuenta que entonces, la banda derecha se la repartirían Messi y Alves, la banda izquierda sería para Iniesta, y para dar sentido a Andrés en esa posición, Guardiola necesitará a Cesc en el interior izquierdo y no a Keita. Además, el mal momento de Xavi, también hace recomendable que Guardiola pueda contar con un segundo organizador sobre el césped. Si Xavi no logra imponerse deberá hacerlo el de Arenys.

    Antes del partido del miércoles, publicaremos dos artículos sobre el choque con el Chelsea. Una aproximación al equipo londinense y al planteamiento de Guardiola, y un segundo post centrado en la decisión de Di Matteo sobre la posición del 9 ante el Barça.

    Reply
  • Cocu 15 abril, 2012

    @ Eloite

    Yo creo que lo del sistema siempre dependerá de las fases de juego y de lo abierto o cerrado que pueda jugar el Chelsea para modificar la posición de Alves.

    Lo que tengo claro es que la defensa sería (alves, Machete, Piqué y Puyol).

    Para mi lo más preocupante del Chelsea es Mata ya que es el único jugador capaz de crear una jugada individual y por tener una gran visión de juego, es el único capaz de dar el último pase.

    Hay que recordar que el juego del Chelsea es muy físico, tengo mis dudas de la posible alineación de Keita, creo que no saldrá de titular pero tendrá mucho protagonismo, de eso estoy seguro.

    Reply
  • etoile 15 abril, 2012

    Es cierto que el sistema que utilizo Pep contra el Madrid para adaptar a Alves en la defensa de 3 o de 4 en funcion del partido y el repliegue me parece lo mas adecuado.

    Ademas el Benfica por su similitud con el juego de posesion que practica el Barcelona me dio buenisimas sensaciones.

    Pero la motivacion del Chelsea no va a ser para nada la misma en esta eliminatoria, porque el Barcelona es EL EQUIPO a batir y actual campeon; y porque para la generacion de los Drogba, Lampard, Terry es el ultimo tren hacia la tan deseada champions.

    Tambien sabemos que creen que se cometio una tremenda injusticia hace dos años en aquella famosa eliminatoria y que la justicia poetica les hara vencedores

    Mata y Torres son argumentos competitivos importantesy de calidad en el pase uno y en el desmarque el otro. Fernando es temible con espacios, pero tenemos a Mascherano.

    Iniesta es de la partida seguro porque no fue titular contra el Levante, y lo prefiero en el interior que en el extremo.

    Si Alexis es el 9 y Alves tiene la banda entera para el , podria jugar Cuenca en la izquierda para abrir el campo a Iniesta en el centro.

    Ni Keita ni Cesc jugarian de titulares.

    Estoy de acuerdo con la defensa de Cocu, pero Puyol no esta tan seguro
    en la izquierda porque ha perdido velocidad y si le salen por fuera no es zurdo, Sturridge por ahi es muy rapido.

    Adriano por otra parte lo veo un jugador algo impulsivo y que no siempre toma las decisiones correctas, pero esa imprevisibilidad y esos arranques crean ocasiones.como todo brasileño tiene alma de atacante.

    Lo importante es que contamos con la vuelta en casa y que el equipo no entre en un partido en el que prime lo emocional, nos van mejor los partidos serenos.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.