Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Las 10 maravillas de Pep Guardiola: 7- Homenaje a la irrealidad

Las 10 maravillas de Pep Guardiola: 7- Homenaje a la irrealidad

Temporada 2011-12. Final del Mundial de Clubs. Barça-Santos: 4-0

Valdés; Puyol, Piqué, Abidal; Busquets, Xavi, Iniesta, Cesc; Alves, Messi, Thiago.

El balón lo ordena todo. Es ya mítica la sentencia de Cesar Luis Menotti interrogado por el dibujo táctico que iba a presentar su equipo. En el fútbol, la disposición de las piezas sobre la pizarra responden a una ficción construida para facilitar la explicación. Sobre el césped, no obstante, no hay defensas, medios ni delanteros, ni laterales, interiores, mediocentros…. O no debería haberlos. El jugador debe obeceder a la lógica del juego. Cada situación del juego requiere un determinado comportamiento de cada uno de los 22 futbolistas. Si el extremo recibe parado y el rival le presenta un dos contra uno, nada  ni nadie dicta que deba recibir el apoyo por dentro del interior y ser doblado por fuera por el lateral. No importa si quien dobla atrayendo la atención del segundo defensor es el lateral, el extremo o el mediocentro. Para cada situación, el futbol requerirá papeles, no actores.

Para medirse al Santos en la final del Mundial de Clubs el Barça llegaba en el mejor momento de la temporada, después de imponerse al Madrid con más suficiencia de la esperada. El equipo estaba encontrando la tecla después de un inicio irregular. Parecía cumplirse la evolución de cada temporada con Guardiola al frente del equipo.

Las primeras pruebas de la temporada habían seguido todas el objetivo de sumar hombres a la medular. Defensa de tres, Cesc como doble falso nueve, Iniesta en el extremo izquierdo…finalmente Pep pareció encontrar la fórmula rememorando la segunda etapa del Dream Team y su defensa «de tres y medio». Entonces Nadal y ahora Busquets, eran los hombres que permitían al equipo mutar del 3-4-3 al 4-3-3 en fluir del juego. Nominalmente el Barça presentaba 4 zagueros, pero tras el pitido inicial Dani Alves era extremo…o volante…o interior…

Contra el Santos, además, el Barça debía hacer frente a la baja de David Villa que se había lesionado de gravedad en el partido de semifinales. Por su parte, el chileno Alexis Sánchez era duda. Cualquiera de los dos habría cumplido con el rol de empujar a la zaga rival hacia su portero para generar espacios para la nube de centrocampistas que presentaba Guardiola. El Santos, no obstante, iba a retrasarse sólo. La zaga brasileña iba a vivir sobre el borde del área grande irremediablemente. Y Guardiola respondió ubicando en el extremo izquierdo a Thiago Alcántara, otro centrocampista. Falso extremo derecho, falso extremo izquierdo y doble falso nueve, para que el entrenador rival reconociera en el esquema del Barça un 3-7-0 sin precedentes.

 

Comments:1
  • Arbmas 24 junio, 2012

    Curioso leer este buen articulo despues de ver el partido de ayer de España, me gustaria destacar que lo que hizo ayer España no se parece en nada al Barça, y que otra seleccion con mas caracter hubiera pasado por encima ayer a España, porque tienen tanto miedo a perder todos? es un juego de cobardes, aburre esto si que es aburrido y no el Barça, pero claro esto la prensa española lo ve divertidisimo, el barça de Pep jamas jugo asi, siempre fue a ganar a tener la pelota, nunca perdio el tiempo con el balon.

    @Moren
    Que te parece Subotic, podria ser un buen fichaje o no aguantaria ser un tercer central?

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.