Una resta que fue suma

Una resta que fue suma

En un momento de la temporada pasada, Wenger, en el Arsenal, se encontró con una de esas plagas de lesiones que periódicamente asuelan a los gunners. En defensa se quedó con cuatro hombres contados: dos laterales derechos (Jenkinson y Sagna) y dos centrales zurdos (Ignasi Miquel y Vermaelen). No tenía fácil conformar la línea. Sus dos opciones eran, bien jugar con dos laterales a riesgo de juntar a dos centrales zurdos -algo que se acostumbra a decir que es bastante conflictivo-, bien mover a uno de los zurdos al lateral y reconvertir a uno de los laterales como central. Optó por esto último. Sagna fue su central diestro y Vermaelen su lateral izquierdo. Ya fuese por primar la mezcla en el centro, o por querer que sus dos hombres de banda jugaran a pierna natural.

El viernes, en ausencia de Adriano, en el lateral izquierdo del Barça formó Martin Montoya, que de lateral tiene mucho pero de zurdo bien poco. Es cierto que los diestros responden mejor al cambio de banda que los zurdos -recordamos en el Barça una actuación cuanto menos curiosa de Maxwell en el lateral derecho en ausencia de Dani Alves- pero estaba cantado que ahí, el bueno de Martín, iba a sumar poco. Tan claro estaba que el Espanyol asumió de antemano que el Barça atacaría con diez: a Montoya, ni caso. Fue curioso observar como pese a salir con un claro 4-3-3, en defensa los de Aguirre quedaban parados en un 4-4-2 asimétrico en el que Torje -en la izquierda- se incrustaba en la media, mientras Thievy quedaba absolutamente descolgado en la punta derecha. Ahí estuvo el error. Lo que permitió que, pese a hacer un mal partido, el Barça tuviera el control. El control de un mal partido.

El Espanyol tuvo la oportunidad de defender once contra diez y decidió hacerlo diez contra diez. Y diez contra diez, sigue siendo mejor el Barça. Además Andrés Iniesta no necesita que se la dejen tan franca para hacer sus cosillas. El caso es que en ese agujero que el Espanyol dejaba entre su interior derecho y la cal, Andrés lo tuvo fácil. Si quería recibirla sin oposición, se escoraba, y si decidía ponerse a flotar entre líneas, descompensaba todo el sistema defensivo de Aguirre. De ahí que un Barça tan, pero tan, impreciso, encontrara pocos problemas para situarse una y otra vez en la frontal. Faltó el gesto final, pero llegaría el gol de Alexis –otra vez de Alexis– para dar la victoria al Barça.

Artículos relacionados:

 

 

Comments:7
  • Iniesta10 4 noviembre, 2013

    Cada vez veo más necesario el fichaje de un 9 puro, para estirar la lona, y sobretodo para poder juntar hacia dentro, con libertad, a Neymar y Messi,dando las bandas a los laterales.

    El problema es de equilibrio defensivo, y también de dejar salir un poco más al rival. Se quiera o no el Xavismo está agotado. El viernes se vió un partido muy muy plano del Barça, vale que el Espanyol contribuyó mucho a ello, pero también es cierto que el equipo estubo lento (en la circulación del balón) e inpreciso.

    Moren, ¿crees que Lewandowski es el perfil requerido?. A mi el que más me gusta es el Kun Agüero, pero el polaco tampoco me disgusta nada.

    Reply
    • Morén 4 noviembre, 2013

      Yo también estoy bastante convencido que lo mejor del duo Messi-Neymar se verá con un 9 por delante, pero la cuestión es que el Barça no dispone de ningún nueve en plantilla y Martino deberá tirar con lo que tiene. Teniendo en cuenta esto, ¿qué te pareció la solución del clásico con Cesc por dentro y Messi en la derecha?

      Sobre los nombres, mejor esperamos un tiempo ¿no? (Por otro lado…como para que te disguste Lewandowski^^)

      Reply
  • José luis 4 noviembre, 2013

    Debido al nivel fisico de Messi, creo que no se puede valorar, el sistema del clasico. Yo lo esperaba con ansiedad el 442 en rombo, pero de los 3 de arriba, solo me gusto Neymar, Messi por las razones que sean no existio.

    Reply
  • Iniesta10 4 noviembre, 2013

    Como 9 provisional el Tata puede utilizar tanto a Alexis (el gol contra el Espanyol es de 9 puro) como a Cesc, pero a este le veo más como falso 9. Reconozco que tiene sus cosas, que sabe ir al espacio, que es anarquico e imprevisible, pero … no le termino de ver de 9. Precisamente contra el Real Madrid, se notó mucho la salida de Alexis, parecía que el Barça contragolpeaba mejor (y no lo digo por el gol de Alexis, que hay que ver como estaba la temporada pasada y como está ahora)

    Por otro lado, creo que Cesc tiene un problema en este Barça. Por un lado, de interior no rinde tanto como entre líneas (falso 9 o mediapunta), pero por otro lado tampoco es un 9 puro, y jugando entre líneas hay bastantes jugadores por delante suyo (Messi, Neymar, también Iniesta, aunque tiene menos gol). En definitiva, yo no veo que el Barça del Tata esté evolucionando hacia el Barça de Cesc, sino más bien al contrario, es Cesc el que tiene que jugar para otros (Neymar y Messi).

    Sinceramente, creo que el Barça tiene un cierto problema en el centro del campo.

    Por ser gráfico, diría que cuando juega el Barça que vimos contra el Celta, (Bussi + Song + Cesc) el Barça corre mucho y es muy anarquico e impredecible, probablemente hace mas goles, pero también es más vulnerable y creo que es bastante peligroso jugar así contra equipos de mayor calidad competitiva, no estaría tan claro que nos veneficiase un intercambio de golpes. Pero cuando el centro del campo lo componen Bussi + Xavi + Iniesta, entonces controlamos el partido y evitamos ocasiones en contra, pero ofensivamente el equipo juega muy plano y previsible, todos saben la jugada del Barça y se cierran mucho atrás. Es dificil ganar así contra buenas defensas.

    Yo creo que el Barça ha de apostar claramente por un 9 puro, por una mayor solidez en el centro del campo para poder tener dos laterales largos, y dejar el resto en manos de Neymar + Messi, invitando también ahí a Iniesta.

    Creo que está será la última temporada que se juegue sin un 9.

    No se si te he contestado la pregunta sobre si me gustó Cesc contra el Madrid. Creo que hizo un buen trabajo, pero también lo hizo Alexis sin ser 9 puro. Desde luego esta temporada, en ausencia de nueves, ambos jugadores van a ser muy importantes, pero también creo que hacia donde tiene que evolucionar el equipo en el futuro, es hacia un nueve.

    Reply
    • Morén 4 noviembre, 2013

      A mi la novedad del clásico me pareció, cuanto menos, muy interesante, porque en realidad Cesc no hizo de nueve ni de falso nueve, hizo de mediapunta de toda la vida para igualar en número -o superar- con los medios del Madrid, mientras Neymar y Messi sujetaban a toda la defensa merengue. Como resumimos en el post-partido, «No es lo mismo olvidarse de Villa y Pedro para perseguir a Messi, que desatender a Leo y Ney para ir tras Fàbregas» y así el Madrid siguió plantando a cuatro hombres atrás al mismo tiempo que el Barça aprovechaba esa posición flotante de su hombre más centrado.

      Reply
  • Iniesta10 4 noviembre, 2013

    @ Moren

    Veo muy positivo que el Tata haga jugar a Messi en la derecha, ya que eso permitirá (en la medida en que se sienta importante) que Neymar vaya hacia el centro, pero no tengo claro que el hombre importante ahí sea Cesc, creo que es mejor Alexis, por un motivo, Alexis siempre jugará por delante de Ney y Messi (en ese sentido hace una función más de 9), porque es un delantero que busca la espalda de los centrales, mientras que a Cesc le encanta jugar entre líneas, lo cual molesta más a Messi + Neymar.

    Puede que en algún partido sea mejor utilizar a Cesc, pero creo que en general el equipo puede llegar a jugar mejor con Alexis de 9, más ahora que parece que ha recuperado el olfato del gol y que se atreve a hacer cosas.

    Reply
  • José luis 4 noviembre, 2013

    Me encanta Lewandoski, pero me cuesta encajar a Neymar y Messi por banda, en especial a Messi.
    Se me ocurre una solucion, Messi de mediapunta con centro del campo en rombo y arriba Neymar y Lewandsoki. Entonces le dariamos las bandas a los laterales, Busi incrustandose entre los centrales e Iniesta y Cesc (o Xavi) de interiores. Messi contribuiria tanto a la construccion como a la definicion al mas puro mediapunta, y Neymar caeria a las bandas con el 9 mas centradito.
    Es una solucion muy argentina y no me extraña que sea lo que quiere el Tata.
    Pensandolo bien todo, futbolistas y demarcaciones resultan de los mas natural.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: