Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

El Alexis Sánchez de Chile

El Alexis Sánchez de Chile

Fueron tres los azulgranas que, en la primera jornada del Mundial, a los que se designó como los mejores de sus respectivos partidos. Neymar en el Brasil-Croacia inaugural, Messi en el estreno de la albiceleste ante Bosnia, y Alexis Sánchez en el debut de Chile. Messi, Neymar y Alexis. La delantera más utilizada por el Barça durante la última temporada, que cuando se separa, tiene poco que ver con su versión culé. Messi tiene, como mínimo, a un compañero por delante para enviarle un balón y que éste le vuelva de cara, Neymar es el centro de la selección de Scolari -normalmente lo es conceptualmente, aunque en este Mundial lo está siendo también a nivel posicional-, y Alexis, que asume con naturalidad el papel de crack, disfruta de la libertad que le concede La Roja como si de un niño saliendo al recreo se tratara.

Suyo fue el gol que adelantó a los de Jorge Sampaoli ante Australia, pero eso es lo de menos. En Chile él es el referente. El equipo se organiza para él y juega a lo que mejor le va. No es un recurso, sino un discurso. Por eso juega lejos de los límites que marca la línea de cal, en una posición mucho más centrada que en Barcelona identificaríamos antes con Messi que con el de Tocopilla. La cal es para otros, Aránguiz y Mauricio Isla, mayormente, y si Alexis la visita es porque ahí le lleva el juego, no como una exigencia del guión. Tiene libertad para moverse y para asumir la responsabilidad, y como el comportamiento global también se despreocupa más por la posición, hay menos zonas ocupadas y, por lo tanto, más rincones que visitar. Jugando prácticamente como un segundo punta, Alexis exhibe desmarque largo, intimidación física y conducción, y con permiso del imaginativo Valdivia, es quien toma las decisiones en el ataque chileno.

Con Chile se potencian sus virtudes y se disimulan sus carencias. Tiene que fijar menos, puede moverse más, hay espacios para que su técnica tenga un segundo y un palmo de seguridad respecto a la bota del adversario y, además, las necesidades del equipo le permiten explotar un arte en el que es experto pero en el que pocas veces se ha apoyado el Barça. A duras penas alcanza el 1,70 pero Alexis Sánchez es un futbolista poderosísimo en el juego directo. No tanto en la pelea aérea sino en el rechace. Jugando de espaldas es un delantero que protege bien el cuero y da tiempo a que sus compañeros se acerquen sin poner en riesgo la posesión. Este aspecto de Alexis en particular, le dio vida a Chile cuando peor lo estaba pasando ante Australia. En este tipo de situaciones, además, el delantero saca provecho de un giro rapidísimo y que se habilita hacia cualquiera de los dos lados, y de una expresividad corta que hace muy difícil la reacción del defensor.

Ya vimos ante Holanda el daño que puede hacerle a esta España la presencia de un futbolista veloz que reciba entre líneas, proteja, conduzca y divida para unos compañeros sobre los que, muy probablemente, no habrá llegado la ayuda defensiva. Alexis, con Chile, es ese jugador. Si le buscan arriba picará a la espalda, pero si le permiten recibir a un metro del mediocentro, es capaz de inclinar la balanza a su favor. Con y sin balón. Pesa el doble.

Comments:1
  • Joseph 21 junio, 2014

    Saludos. En plan Barça la cuestón es: ¿lo están desperdiciando? No estoy muy seguro, pero acaso en las imágenes de calor los lugares que usa Alexis con Chile son los mismos que Leo en Barça (aún más). La versión del chileno con su selección es poderosísima, al menos en lo que va el mundial, y todo lo que sea escorarlo a una de las bandas cuando vuelva a España (si no lo venden) resultaría castrante para el jugador (por eso y a pesar de lo bueno que es se puede considerar su venta). En la ponderación, Messi pesa más que el Tocopillano, pero ¿habrá alguna forma de sacar lo mejor de ambos y por junto? Sumando a Neymar en dicha ecuación, esta vez me respondo, pienso que no (ojo que prefiero a Alexis, el brasileño pesa solo porque es la carta de la Junta; a propósito, no era lo que el Barça necesitaba).

    ¿Será que el mejor Alexis no tiene lugar en Barça? Esta versión mundialista, un todo terreno con mucha actitud, agitador y hambriento, yo sí lo quisiera en Barça. Ahora, ya sabemos que hay cielos que no son para todos. Espero que Morén pueda encender algunas luces, qué gusto es leer el blog.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.