La puerta de Mascherano y el ala de Mathieu

La puerta de Mascherano y el ala de Mathieu

urlHabiendo jugado Pedro los partidos contra Eibar y Ajax completos en la misma semana del clásico, y asumiendo que es altamente improbable que Munir o Sandro salten de inicio al Bernabéu, las últimas operaciones nos indican que, en el feudo blanco, Luis Enrique cambiará el guión respecto a lo que viene proponiendo su Barça en Liga. Resulta la opción más coherente, pues desde la inferioridad de partida que tienen hoy por hoy los culés, no guardarse ningún truco podría resultar temerario. Ayer profundizamos en las dos principales alternativas que puede manejar o haber manejado el técnico asturiano de cara a preparar el duelo del sábado: jugar la carta de Luis Suárez o recuperar el dibujo de Martino. Las últimas semanas nos dejan también más abierto que antes el abanico atrás, la línea seguramente más descompensada si la comparamos con lo que enfrentará ante el Real Madrid, aunque sus números en Liga hasta ahora sean inmejorables. Ni la media controla las transiciones ni la defensa ha demostrado estar todavía lo suficientemente engrasada. En la prueba de más nivel afrontada hasta el momento, en París, Pastore pareció el mejor Kaka’.

Por eso, y por los dos últimos partidos disputados por el conjunto culé, el nombre de Javier Mascherano parece cobrar más fuerza. Si ya antes era complicado imaginar que el partido diera comienzo con El Jefecito en el banco, ahora las dudas se abren  sobre qué posición ocupará en el dibujo. Por cómo llega Busquets, por lo vulnerable que puede revelarse la medular del Barça en cuanto el Madrid le robe fases de balón y por ser el argentino un especialista defensivo como hay pocos, capaz de abarcar una gran área del terreno de juego en los cuatro ejes, su presencia en mediocampo gana enteros a medida que se acerca el pitido inicial. Juegue el Barça con tres o cuatro centrocampistas, Mascherano supondría un extra en sufrimiento, técnica defensiva, recuperación y apoyo en banda. Además de que su presencia como central ante Karim Benzema ya ha demostrado en antiguas batallas no ser lo más recomendable. Él no es central, le cuesta leer la posición y ningún delantero obliga a un número mayor de situaciones complejas como el francés. A cambio, la presencia de Javier en el mediocentro rebaja la velocidad de la circulación y, en caso de jugar Xavi, embrutece la fluidez posicional en el intercambio con el cerebro azulgrana. Por último en este punto, esbozar la alternativa más defensiva, la que junta en un mismo once a Mascherano, Busquets y Rakitic para preparar al equipo para trabajar sin balón y, probablemente, ceder la iniciativa en la gestión del cuero. No parece la más probable aunque Luis Enrique confiara en el desarrollo defendiendo en estático de sus cuatro zagueros, dado el carácter del técnico.

A la hora de valorar las opciones de que Javier Mascherano forme en el mediocampo del Barça que se enfrente al Real Madrid, además de la comparación directa con Busquets, el estado con que llegue el de Badia o si los blaugranas saldrán con tres o cuatros hombres en la medular, cabe incluir en la ecuación las intenciones de Lucho respecto a la composición de la zaga. Concretamente a la posición que ocupe un Mathieu que apunta a fijo después de que descansara entre semana. La duda viene, principalmente, por la posibilidad de que el francés actúe en banda izquierda como hiciera en Vallecas. Su entrenador puede estimar que así logra reforzarse en varios frentes, como a la hora de cerrar el perfil derecho del ataque blanco, defender en campo propio, restar papeletas al error con respecto a Jordi Alba o sumar centímetros para la estrategia en cualquiera de las dos áreas. La contrapartida es que con Mathieu en banda, como candidatos a ser la pareja de Piqué quedarían un Bartra algo blando -aunque sería otro argumento poderosos para el juego aéreo en el área de Casillas- y un Mascherano de quien ya hemos señalado su utilidad en mediocampo y sus limitaciones como central a la hora de enfrentar a puntas como Benzema. A Gerard Piqué, pese a su pobre momento actual, es normal esperarle como titular si atendemos a sus antecedentes en los clásicos, a su importancia como mejor defensor culé dentro del área y a que la nueva versión de Cristiano Ronaldo puede castigarle menos. El portugués cada vez busca menos la cal, no ya como destino sino también como posición de origen. Es pertinente recordar en este punto, que ya la pasada temporada, cuando en el Bernabéu el Madrid pasa a desbordar al Barça desde la cal, es por medio del hoy red devil Di María, con Ronaldo ocupando la doble punta junto a Karim. Es posible, pues, que en esta ocasión a Piqué se le exija menos salir a la espalda de Dani Alves y más tapar situaciones en la frontal para las cuales está mejor preparado.

De ser así, la banda izquierda quedaría para los desmarques de Benzema y la presencia de Marcelo, Isco o James, dependiendo de si el colombiano mantiene su puesto habitual o se traslada a la orilla derecha en caso de no llegar Bale a la cita. No es poco pero no es lo mismo, y ganar a Piqué por dentro supone una buena noticia para un equipo todavía con pocos argumentos para hacerse fuerte en las inmediaciones de su área. La defensa del lateral izquierdo merengue, la posible espalda de Xavi o el acierto de un Alves del que se espera sabrá competir, como cabos sueltos, pero con Piqué y Mascherano -tal vez también Mathieu- como anclas. Y Messi, siempre el mejor defensa posible, que esta vez tendrá como mínimo a un socio.

Artículos relacionados:

Comments:2
  • Jose 24 octubre, 2014

    Todo muy bonito pero a Masche Luis Enrique o lo pone de central o lo manda al banquillo ( lamentablemente) prefiere un Busquets en baston antes de Masche y se equivoca o mejor dicho lo lamentara mucho

    Reply
  • Ajesus 24 octubre, 2014

    Buen repaso a las alternativas del Barça para el clasico. Creo que el madrid llega mejor al partido y la solucion pasa por sorprender algo pero sin demasiados cambios para no partir al equipo. Opino que el partido se va a decantar mucho en la salida al ataque del madrid que es donde mas daño hace y donde mas daño le hacen al barça ,las famosas transiciones defensivas. Yo saldria con el dibujo habitual del barça con matheu-masche-pique?-alves y presionando mucho la salida del balon del madrid y dejando atras a Matheu-pique como jugadores mas retrasados y mascherano ocupando ese amplio hueco entre los centrales y esa presion arriba del barça actuando de salvavidas en el lugar que se le precise mientras el barça se recompone.
    Y me da que con el ataque actual del barça sea imperioso que juegue Suarez el tiempo que su fisico le permita, a ver si asi aprovechamos los centros laterales de Alves, faceta defensiva donde sufre el Madrid.
    En cuanto a la duda Rakitic o xavi, creo que el partido se va a volver demasiado fisico asi que me quedo con el coatra.
    No sé si compartes algun punto de mi opinion 🙂

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: