octubre 2014

Luis Enrique quería el balón consciente que el Madrid podía quitárselo. Desde que terminara la era del Barça de Guardiola y Xavi, la vara de medir en los clásicos forzosamente debe ser otra, pues tanto culés como merengues tienen, ahora, posibilidades de