Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Arnau Comas para empezar

Arnau Comas para empezar

No conseguir el ascenso a Segunda División al cierre de la temporada pasada, supuso para el Barça B el fin de un proyecto. El que se le encomendó a García Pimienta, fruto de una reconsideración del filial a partir de la cual el segundo equipo azulgrana volvería a funcionar como el último paso del fútbol formativo. Un escalón en el que el crecimiento y maduración de los jóvenes canteranos recuperara la primera página, y para el cual el club viró desde una estrategia de incorporaciones con poco vuelo en la institución hacia una que pasaba por competir con un equipo compuesto, en su mayoría, por futbolistas moldeados en La Masia. El nombramiento de García Pimienta como técnico del Barça B, pues, coincidió con el aterrizaje en el filial de parte de los integrantes del Juvenil que a sus órdenes habían levantado el título de la Youth League. Buena parte de la columna vertebral del Barça B que nació entonces, no formará parte de la plantilla actual. Ronald Araújo y Riqui Puig se han integrado en la dinámica del primer equipo, y en las dos últimas ventanas de fichajes jugadores como Akieme, Morer, Monchu, Chumi, Jorge Cuenca, Guillem Jaime, Kike Saverio, Abel Ruiz o Alejandro Marqués han abandonado el club. Sirva para ilustrar el traspaso de poderes el hecho que de los once futbolistas con más titularidades la temporada pasada, únicamente Iñaki Peña, Jandro Orellana, Alex Collado y Hiroki Abe permanecen en la disciplina culé.

Así las cosas, el domingo arrancó de manera oficial el nuevo curso del filial barcelonista, con un partido ante el Nàstic de Tarragona en el que García Pimienta presentó las primeras novedades de su segundo proyecto en el Barça B. Por lo que respecta a los nombres, las noticas fueron varias y de carácter diverso, pues la alineación del técnico mezcló estrenos como los de Solano, Ramos Mingo, Gustavo Maia o Zeballos, retornos como los de Arnau Comas o Oriol Busquets, y lo que puede entenderse como una intención por reforzar el protagonismo de jóvenes futbolistas como Ilaix Moriba y Konrad de la Fuente. De entre las caras nuevas, probablemente la actuación más positiva correspondió a los dos centrales quienes, pese a poseer características que de tan diferenciadas casi son opuestas, conformaron una pareja de aparente buen entendimiento. Más cerebral y ordenado Arnau Comas, y más exuberante Ramos Mingo, dieron la impresión de complementarse y compensarse a partes iguales. En cuanto a las noticias de índole táctico, destacó la titularidad compartida de dos mediocentros como Busquets y Orellana, si bien el primero no actuó como segundo pivote sino como interior derecho (Imagen abajo a la izquierda), aunque con mucha libertad para acercarse a recibir el primer pase de los centrales. Ilaix, por su parte, se movió por delante, completando el triángulo según fueran los movimientos de sus dos compañeros de línea.

En todo caso, y como es costumbre en el libro de estilo de García Pimienta, el estreno del Barça B pareció mirar con especial atención hacia sus extremos. Maia en la derecha y Konrad en la izquierda arrancaron el encuentro bien abiertos a los costados y sus respectivos laterales (Solano y Mingueza) lejos de ellos, probablemente con el deseo de que su participación retrasada atrajera la vigilancia de los hombres de banda del Nàstic y permitiese el aclarado para que los extremos culés encararan a su par en el uno contra uno (Imagen arriba a la derecha). En el caso de Konrad, además, el estadounidense contó con los envíos diagonales de Arnau Comas para recibir mano a mano frente a su marcador. De hecho, seguramente fueran los servicios en largo del central diestro los que mejor generaron el aclarado al extremo, ya que el discreto partido con el balón de ambos laterales facilitó que el Nàstic pudiera priorizar su defensa de las bandas en los atacantes. Recibiendo atrás, ni Mingueza ni Solano resultaron piezas autónomas a la hora de crear juego, de modo que a los visitantes les rentó fortalecer el dos contra uno ante Konrad y Maia a cambio de dejar libres a los dos zagueros de banda del Barça B. De la interminable lista de bajas del filial azulgrana con respecto a la temporada pasada, posiblemente las dos que más extrañó en su vuelta a la competición fueran las de Akieme y Morer.

– Foto: Paco Largo – FC Barcelona 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.