Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

¿Quién serás, Frenkie de Jong?

FC Barcelona 2021-22

¿Quién serás, Frenkie de Jong?

El mediocampo conformado por Sergio Busquets, Frenkie de Jong y Pedri González ha resultado una de las notas más positivas del curso para el FC Barcelona. A la destacada aparición e influencia del canario se le ha unido la consolidación de un De Jong capaz de marcar diferencias y de una de las versiones de Busquets más lustrosas de los últimos tiempos. Los tres se encontraron en la línea de medios culé como resultado de un cambio: el paso de una estructura con dos mediocentros y un tercer jugador por delante, a una con un único pivote y dos interiores más adelantados. Con el segundo capitán a los mandos del círculo central por delante de tres centrales, Pedri afinando su sociedad con Messi desde el interior izquierdo, y De Jong sumándole a su conocido impacto con balón una eficacia sorprendente irrumpiendo en los espacios. Una fórmula que le sirvió a Koeman para acomodar el fútbol de sus tres centrocampistas, y cuya víctima principal ha terminado siendo Miralem Pjanic. El bosnio, con un protagonismo muy alejado del que inicialmente se le pudo atribuir a su traspaso y a su dimensión como jugador, además de su escasa trascendencia en el juego ha contado con dos obstáculos que le han restado minutos hasta convertirlo en una pieza de utilidad residual en la plantilla.

Por un lado, que el equipo dejara de jugar con dos mediocentros titulares limitó su puerta de entrada al once a una única plaza de las alineaciones, y por el otro que el técnico prefiriera reubicar a De Jong como pivote cuando no estuviera disponible Busquets lo relegó a ser tercera opción. Aunque sobre el papel él fuera el recambio de Sergio, en la práctica ese papel le ha correspondido a Ilaix Moriba, entrando como interior para que Frenkie se acomodara en el mediocentro. De mantenerse la dinámica, la salida de Pjanic se antoja como una de las más claras, pero también de las más complejas, ya que su inflado valor contable, consecuencia de la peculiar operación de intercambio con la Juventus, implica que cualquier traspaso realista arroje pérdidas en el balance del club. Sin embargo, su elevado coste salarial también hace prácticamente imposible su continuidad con un rol tan secundario como el desempeñado este curso. Si el club no espera que, como le ocurriera a De Jong, en su segundo año el rendimiento de Pjanic crezca de manera notable, podría barajarse la opción de una cesión que supusiera el ahorro de parte de la ficha del jugador.

Tanto para Pjanic como para la planificación general del mediocampo azulgrana, la valoración que se haga desde la dirección deportiva a propósito de Frenkie de Jong se presenta clave. Especialmente por lo que respecta a su vínculo con la demarcación de mediocentro. Si, como ha ocurrido esta temporada, el vínculo es estrecho ya sea como argumento principal o como primera solución en caso que el titular no esté disponible, probablemente la plantilla culé no necesite más que los minutos que puedan ofrecer los canteranos Jandro Orellana y Nico González como elementos de rotación y para garantizarle al entrenador un recurso que no le obligue a cambiar de posición a De Jong si no lo desea. En este supuesto cobrarían importancia los elementos de plantilla capaces de cubrir los puestos de interior, tanto para permitirle relevos a Pedri como para ocupar la plaza de De Jong cuando el neerlandés actúe como pivote. Con los canteranos Ilaix, Riqui Puig y Aleñá como opciones, si el club atravesara una situación económica más favorable es posible que en este punto se planteara el refuerzo de un jugador con más bagaje en la élite, como solución para cubrir el rol sin cargar de responsabilidad a los más jóvenes. Jugadores como el alemán Florian Neuhaus o el neerlandés Donny van de Beek, que siendo el primer recambio para los dos interiores, en realidad lo estuvieran siendo para las tres plazas del mediocampo culé.

Por contra, si la intención del entrenador y de la dirección deportiva es contar con De Jong principalmente como interior, de modo que sólo retrase su posición hasta el mediocentro en casos excepcionales, atendiendo a la veteranía de Busquets cabría la posibilidad de que las intenciones del refuerzo se orientaran hacia la zona del pivote. Hacia un futbolista capaz de alternarse con Sergio en el puesto, a riesgo de poner comprometer la ruta de ascenso natural de alguno de los hombres más destacados del filial. Un escenario en el que nombres como el de los italianos Locatelli y Jorginho, el ghanés Thomas Partey, el español Marc Roca o nuevamente Neuhaus gracias a la versatilidad del futbolista del Gladbach, formaran parte de la lista de candidatos.

– Foto: Imago Images

Comments:3
  • fabre 25 mayo, 2021

    Creo que el Barça necesitaria un pivote defensivo con piernas, buena salida de balón y capacidad física-defensiva, Busquets roba más por inteligencia que por físico, está comodo con 3 centrales atrás y juega muy protegido, pero jugando con 4 atrás necesitamos un jugador que pueda correr más a campo abierto y de un perfil más físico para partidos de champions league. Se me ocurren jugadores franco-africanos de raza negra que ocupen un rol parecido a Casemiro en el Barça, opciones Thomas Partey, Kanté, Bissouma, Doukouré o una opción que me gusta bastante es la de Bruno Guimaraes del Lyon que es un clásico 5 brasileño.

    Reply
  • Pedri8 25 mayo, 2021

    Creo que la media del futuro es la compuesta por Pedri, Nico González y Frenkie de Jong. Y veo como sus futuros escuderos a Gavira o Kais Ruíz, Jandro Orellana e Ilaix Moriba. Pero ese momento todavía no ha llegado. De momento veo fijos a Pedri, Nico y de Jong, también a Jandro Orellana e Ilaix, y está claro que me falta un jugador más veterano que pueda ser polivalente, que pueda jugar en el interior izquierdo, o bien en el interior derecho o el mediocentro en función de lo que se necesite de Frenkie. Ese jugador a mi me cuadraría bastante con Wijnaldum con un contrato de 2 años.

    Si sale Koeman y Wijnaldum decide no venir al Barça, se podría intentar un intercambio de jugadores con el Manchester United para traer a Donny Van de Beek o Paul Pogba, pero en principio me gusta la idea de Wijnaldum porque le puedes hacer un contrato de dos años.

    Reply
  • Josep 25 mayo, 2021

    Yo apostaria tambien por la vuelta de Monchu, creo que un jugador de su perfil no sobra en el club. Para mi igual es mas interesante repescarle a el que a Aleña.

    Sobre las otras opciones, Van de Beek seria un jugador sobre el que apostar, sobretodo por intentar cambiarlo por algunas piezas del equipo como Lenglet, Todibo, Firpo, Pjanic… por Neuhaus habria que pagar asi que prácticamente descartado.

    Siendo realistas el año que viene el objetivo es la liga, este año no estuvimos tan lejos, y con la Champions a ver que pasa, el objetivo es seguir formando, que los jóvenes puedan alcanzar nuevos galones y volver a un estilo que atraiga al aficionado.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.