Odriozola

Pocos escenarios como Anoeta para bañar de rotundidad la impoluta primera vuelta del Barça de Ernesto Valverde. El feudo de la Real Sociedad es para los culés una profecía autocumplida, una racha en forma de maldición cuya leyenda redobla los efectos

El Barça se despidió de Dani Alves dos veces. Primero cuando asumió que no llegaría a un acuerdo de renovación con él y luego, un año después, cuando finalmente el brasileño partió rumbo a la Juventus. En ambas ocasiones, apercibido,