Kroos

Al menos en lo que concierne a su historia moderna, los enfrentamientos entre FC Barcelona y Real Madrid vivieron su momento de mayor esplendor futbolístico en la primavera de 2011, cuando una semifinal de Champions, un partido de Liga y

Probablemente, uno de los aspectos que más diferencian al fútbol respecto al resto de deportes es lo reducido de su anotación. No es extraordinario que los noventa minutos de un encuentro finalicen con un único gol en el luminoso, o incluso

Lothar Matthäus se despidió del fútbol de máximo nivel, con 39 años, como el cierre de la zaga alemana que disputó la Eurocopa en junio del 2000. Siendo el último hombre del esquema germano, resguardado en el punto más central de una defensa

No por muchas veces comentado pasa a ser menos cierto: la presión es uno de los aspectos más determinantes del momento actual en el fútbol europeo. La primera barrera para impedir al contrario progresar en ventaja, una arma alternativa de ataque, o el

Luis Enrique descubrió las intenciones de Zidane instantes antes de que comenzara el clásico. Ninguna de las alineaciones escondía sorpresas, pero con los veintidós protagonistas sobre el césped del Bernabéu y Karim Benzema dispuesto a efectuar el saque de centro, el

Rara vez es posible explicar los noventa minutos de un partido como si éste fuera el mismo de principio a fin. Como una línea recta. En ocasiones, para el análisis y la descripción, puede resultar sugerente aferrarse a un aspecto en

El Barça salió a jugar al Santiago Bernabéu como si, de antemano, fuera ganando por 0-3. Esto, que puede sonar a boutade, a frase vacía con la intención de vestir de épica una victoria que atesorará el recuerdo, resultó ser, sin embargo, una

Gustará más o gustará menos, pero el Barça de Luis Enrique ha llegado a marzo sabiendo quién es. De funcionamiento voluble, en ocasiones difuso, con sus defectos e imperfecciones que son muchos y muchísimas, pero con una identidad. Sabe quién

El clásico de la primera vuelta, no sólo supuso la primera derrota liguera del Barça de Luis Enrique sino también su primer renuncio. La cara que el equipo había mostrado hasta la fecha, corría serio peligro de quedarse corta ante un Madrid