Rossi

Una vez certificado el pase a la siguiente ronda de la Copa, y tras las buenas sensaciones ofrecidas en los últimos dos partidos de liga, el Barça deberá enfrentarse a uno de los equipos más en forma del campeonato -sino el que más- y el único que está aguantando el infernal ritmo de puntos de los dos grandes, el Villarreal. Entrenado por un sorprendente Juan Carlos Garrido, que fue la elección de la secretaría técnica para remplazar a Ernesto Valverde la temporada pasada, y con futbolistas de la calidad de los Diego López, Marchena, Senna, Borja Valero, Cazorla, Nilmar o Rossi, el Villarreal será la perfecta piedra de toque para un F.C.Barcelona que, además, contará con la importantísima ausencia de Gerard Piqué.

valverdeDespués de un 2009 inmejorable, el Barça de Guardiola iniciará, contra el Villarreal, un nuevo año lleno de desafíos. Los de Valverde protagonizaron un inicio de temporada realmente decepcionante, y de no estar hablando de uno de los equipos mejor dirigidos de la Liga, probablemente el proyecto se hubiese acabado prematuramente. No obstante, tanto Fernando Roig como José Manuel Llaneza, han demostrado otra vez su calidad al frente de la nave amarilla, no sólo con la inteligente apuesta por Valverde para remplazar a Pellegrini, sino manteniendo al técnico pese a los malos resultados iniciales. Gracias a esta confianza, el equipo de Valverde fue tomando forma, empezó a cosechar resultados positivos y poco a poco abandonó los puestos peligrosos de la clasificación para escalar hasta la cómoda posición actual. Aunque noveno en la tabla, su línea ascendente tanto a nivel de juego como de resultados, invita a pensar que el equipo de Ernesto Valverde es un claro candidato a ocupar plaza europea. Once tipo: villarreal Respecto al equipo de la pasada temporada dirigido por Pellegrini, la principal novedad del actual Villarreal es de velocidad. No es que sea un equipo eléctrico y marcadamente vertical, pero sí que pretende dar al balón un ritmo mayor al de otras temporadas. No obstante, en su juego, el balón sigue siendo el protagonista, y por eso el Villarreal es un equipo que intenta salir jugando desde su propia defensa. Para conseguirlo, cuenta con un portero sobresaliente en el golpeo como Diego López, y una línea de cuatro defensiva notable a nivel técnico, con especial protagonismo de Capdevila desde el lateral izquierdo. La banda derecha, si no juega Ángel, seguramente sea el punto débil en la construcción, ya que Javi Venta no se siente tan cómodo con el balón en los pies como sus compañeros.