Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Chelsea vs. F.C.Barcelona:

Chelsea vs. F.C.Barcelona:

barcelona-v-chelsea-003Sin apenas tiempo para detenerse y saborear el triunfo en el Bernabéu, al Barça le toca cambiarse de traje y apretar los dientes en una de las pocas finales que le quedarán de aquí al final de temporada. El partido contra el Chelsea llega en un gran momento para el Barcelona que llega al partido contra los londinenses con la moral por las nubes. Hoy por hoy, pese a las bajas importantes, los jugadores se sienten invencibles y en este tipo de partidos el aspecto mental tiene mucho peso. La victoria ante el Madrid le servirá a Guardiola para que sus hombres lleguen al partido sin la más mínima duda de que sacarán el partido adelante y que estarán en la final de Roma, lo cual le permite salir desde un inicio con la batalla psicológica, como mínimo, empatada. Es de suponer que el rival también saldrá convencido de su victoria, por lo que si tu equipo alberga dudas, no sólo deberá sobreponerse al rival, sino a su propia inseguridad, como si en el apartado mental tú jugaras en inferioridad numérica.

Con el partido controlado desde un punto de vista emocional, es el momento de detenerse en la dimensión puramente futbolística del encuentro. En este sentido, el equipo que nos puede sorprender con su apuesta futbolística es el Chelsea, pues el Barça, salvo algún matiz, se mostrará fiel a su discurso. El equipo de Hiddink, en cambio, es difícil que repita el planteamiento del Camp Nou y probablemente buscará intimidar más al Barça, aunque no tanto como si los de Guardiola hubiesen salido perdedores en el clásico. Entonces, con un equipo con dudas y bajas importantes en defensa, hubiese sido de esperar una respuesta contundente del Chelsea buscando asustar a los azulgranas. Así, aunque de una manera más moderada, Hiddink si tratará de aumentar la peligrosidad ofensiva de su equipo. Para lograrlo, el Chelsea tiene principalmente dos armas, el juego combinativo a partir de Ballack, y el juego directo buscando a Drogba.

ballack2604_468x481A la hora de potenciar la figura del alemán, Hiddink encontrará su primer problema, y es que si Ballack se ve exigido a nivel defensivo su influencia en la transición defensa-ataque será menor. A la vez, será importante alinear a Michael sobre su perfil bueno, el derecho, ya que allí encontrará una mayor fluidez y continuidad en su juego. Vemos pues que la mejor posición para Ballack sería la de interior derecho, pero en esta demarcación se encontrará en frente a Andrés Iniesta, uno de los hombres más peligrosos del rival y, por lo tanto, un futbolista que le obligará a mucho desgaste defensivo y que limitará su presencia ofensiva. El técnico holandés, pues, deberá encontrar una solución a esta situación. Para nosotros, la alternativa más interesante sería producto de mantener el mismo mediocampo que en la ida pero variando su disposición sobre el campo. En el Camp Nou vimos al Chelsea formando con Essien en banda derecha, Ballack como pivote derecho, Obi Mikel como pivote izquierdo y Lampard como mediapunta. Por delante quedaba Drogba y un Malouda abierto a banda que debía controlar las subidas de Dani Alves. En esta ocasión, creemos que la opción de Hiddink será una especie de cuadrado formado por un doble pivote y dos mediapuntas. En el doble pivote, Mikel seguirá trabajando sobre la posición de Xavi y tapando la diagonal de Messi, mientras que a su lado, Essien se encargará de un marcaje prácticamente al hombre sobre Iniesta. Por delante, liberados de la defensa sobre los interiores del Barça, quedarán Ballack y Lampard.

Este planteamiento, además, permitiría al entrenador potenciar el juego directo a Drogba y por lo tanto, la segunda jugada sin la necesidad de dar entrada en el once a otro atacante y tener que prescindir de uno de los centrocampistas o de un Malouda que como en la ida trabajará sobre Alves. Ahora, con Essien y Obi Mikel haciendo el trabajo sucio de Lampard y Ballack, éstos podrán tener una posición más adelantada y jugando por detrás del punta, sacar provecho a su extraordinaria llegada desde segunda línea. En este sentido, volverá a ser fundamental la función de Touré actuando por delante de los centrales, barriendo todos los balones descolgados por Drogba, y la participación de los laterales en esta lucha por el rechace.

El Barça, por su parte, tratará de hacerse con el balón, controlar el ritmo del partido y adelantar líneas para empobrecer el recurso de la segunda jugada blue. Para lograrlo pesará mucho la baja de Márquez ya que el mexicano es una pieza fundamental en la colocación de la línea, la defensa de los espacios en transición ataque-defensa y la salida desde atrás. Por este motivo, Gerard Piqué deberá aprovecharse de su espectacular momento de forma para dar un paso al frente y comandar a una zaga culé que tampoco podrá contar con Carles Puyol. En su lugar, todo apunta que Guardiola apostará por Cáceres, un jugador con mucho futuro en la entidad pero que a día de hoy adolece de algunos pecados de juventud como la perdida de concentración durante fases del partido. No obstante, además de ser la solución más natural para el puesto de central, es presumiblemente también la más eficiente. Las otras dos alternativas barajadas en los últimos días, la presencia de Touré como central o la entrada de Silvinho en el lateral para centrar la posición de Abidal, a nuestro entender ofrecen mayor riesgo. La primera porqué significaría perder a Touré a la hora de parar la segunda jugada del Chelsea, uno de los recursos en el que los ingleses fiarán gran parte de sus opciones, y la segunda porque, a parte de las dificultades que encuentra Abidal como central, Silvinho es un futbolista que penalizaría mucho en la defensa del segundo palo y restaría potencial aéreo al equipo, ante un rival que presentará como rematadores a hombres como Ballack, Drogba, Terry, Alex o Ivanovic.

duo1Para que las bajas en defensa penalicen lo menos posible, el Barça debe tratar, no solo de dominar la posesión, sino de que ésta se localice en aquellas zonas más interesantes para los azulgranas. Cuanto más tiempo circule el balón en zona de medios, más desahogada vivirá la zaga. Así si Xavi, Iniesta y compañía se hacen con el mando de la medular, Ballack y Lampard se verán obligados a bajar a defender y supeditar su posición en el campo al comportamiento de los azulgranas, lo cual repercutirá negativamente en su transición ofensiva. Es por eso que uno de los objetivos de Guardiola debe ser el de tener superioridad en el centro del campo. Sin Márquez, dos hombres pueden ser claves en este aspecto, Alves y Messi. El argentino ya fue una de las claves en el Bernabéu gracias a este aspecto, aunque su presencia determinante ante el Chelsea dependerá en gran medida de su marcaje y el de Xavi. Si como en la ida Hiddink apuesta por una marca prácticamente al hombre sobre Messi -que en el Camp Nou recayó en Bosingwa y mañana seguramente lo haga en Ashley Cole- debe adoptar un comportamiento muy móvil mediante el cual dejar libre la banda derecha del ataque culé. Por esta zona, pues, hombres como Alves o Eto’o deberán aprovechar este desequilibrio defensivo.

Otra solución puede ser que Eto’o y Messi intercambien su posición. De este modo, jugando entre líneas, Messi produciría un efecto de atracción sobre el rival que puede resultar muy beneficioso para sus compañeros. Si logra que los centrales salgan para evitar que recepcione y se dé la vuelta, se abrirán pasillos interiores en la defensa del Chelsea que habilitarían el desmarque en profundidad fuera-dentro tanto de Henry como de Eto’o. Si por el contrario es alguno de los pivotes el que retrasa su posición, se liberará a los interiores del Barça que tendrán más espacio para tocar. Vemos pues que el Chelsea sufrirá si el Barça apuesta por el dinamismo y la movilidad ya que su defensa responde a un comportamiento zonal pero con un fuerte componente individual. Es por eso que el triangulo Xavi-Iniesta-Messi debe tratar de establecer sociedades y generar superioridades en determinadas zonas del campo, obligando al Chelsea a replantearse su defensa, a abandonar posiciones y abrir espacios.

thierryhenryPor último, otra de las armas del F.C.Barcelona será Thierry Henry, un jugador en racha, respetado en el fútbol inglés y capaz de desequilibrar el partido por si mismo. Actuará en banda izquierda del ataque donde debe abrirse hasta línea de cal para estirar al máximo al rival. Así, además, dificultará las ayudas sobre su marcador, lo que le permitirá encarar el uno contra uno con bastantes probabilidades de éxito. Al igual que el resto de sus compañeros, deberá tener un comportamiento móvil, y pese a partir desde el costado, en determinados momentos debe buscar zonas más centradas, aparecer entre centrales o a la espalda de Essien y Mikel. Tras el choque contra el Madrid en el que recibió un golpe en la rodilla, parece que su participación en el partido de mañana no es segura, lo cual no hace falta decir sería recibido con gran satisfacción por el Chelsea, no sólo por tratarse de uno de los hombres con mayor capacidad para desequilibrar la eliminatoria, sino porque su baja acarrearía que Iniesta pasase a actuar como delantero y provocaría la entrada en el once de Keita. Como ya hemos visto antes, la presencia de Iniesta en el centro del campo obliga a Hiddink a contar con dos hombres de caracter defensivo como Essien y Mikel para poder liberar a Ballack, pero si el manchego pasa a la línea atacante, el técnico podría presentar un centro del campo formado por Ballack, Essien y Lampard que le permitiría dar entrada a un segundo delantero -Anelka o Kalou- con el que castigar a la zaga blaugrana.

Así pues, si finalmente se confirma la ausencia del francés, desde EUMD apostaríamos por la entrada de Bojan o Hleb en el extremo y no por la de Keita, para así, pese a perder desequilibrio en ataque, seguir condicionando el planteamiento del rival y facilitar el trabajo de nuestra defensa.

Comments:5
  • Toni Díaz Fernández 6 mayo, 2009

    Buenos días gran Albert,

    Confío ciegamente en este Barcelona aunque creo que el partido se va a decidir en dos o tres situaciones clave que darán, el equipo que las supere, el definitivo pase a Roma, dudo que sea un partido de muchas ocasiones y mucho menos, de abundantes goles.

    Qué Dios te bendiga,

    Toni Díaz Fernández.

    PD: Nos vemos en Canaletes.

    Reply
  • El diván del fútbol 6 mayo, 2009

    Buena análisis pero yo creo que Keita debe jugar esté o no Henry. Si el Chelsea se cierra como en la ida, que sería lo más lógico, el africano puede ser una alternativa para echar abajo el autobús blue. Entrando desde atrás es muy peligro. Es el único jugador del equipo que se atreve con el disparo de media distancia y si Alves no puede apurar línea de fondo por las coberturas de Malouda deberá centrar desde más atrás. Entonces, en ese momento la llegada de Keita desde segunda línea puede ser letal.

    Reply
  • académico 6 mayo, 2009

    por favor, no digas «recepcionar», que en español se dice «recibir»!

    lo de «móbil» por «móvil» es excusable porque la B y la V son vecinas en el teclado. sí, ya sé que no estoy usando mayúsculas ni abriendo los signos de exclamación correspondientes, pero todo eso me parece que se puede disculpar en los comentarios… lo de inventar verbos, en cambio, mejor que no lo hagamos porque después va la RAE y los incluye en su diccionario…

    perdón, soy lo peor. el análisis muy bueno, eh, felicitaciones!

    Reply
  • juan pablo 7 mayo, 2009

    creo que barcelona se merecia ganar pero nose se ba hacer lo mismo con el manchester

    Reply
  • Jordi 13 mayo, 2009

    Siempre es bueno recepcionar una felicitación…

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.