julio 2010

Una vez finalizado el Mundial, parece que los clubs vuelven a ponerse en marcha para reforzar sus plantillas de cara a la próxima temporada. En el F.C.Barcelona, una vez atado David Villa antes de la cita mundialista, llega el turno del sevillista Adriano Correia. Su mejor versión pudo verse en aquel magnifico Sevilla de Juande Ramos que levantó de manera consecutiva dos copas de la UEFA, en el que repartía sus actuaciones entre la posición de lateral izquierdo y la de volante por la misma banda. Desde entonces, los problemas con las lesiones y seguramente el hecho de no haber salido hacia un club mayor como si hicieron algunos de sus compañeros, han provocado un cierto estancamiento en su juego. De todas formas, y a la espera de comprobar si el salto a un club como el Barça supone un revulsivo que le permita alcanzar de nuevo el nivel de hace tres temporadas, su fichaje permitirá al cuerpo técnico cubrir varias de las necesidades del equipo.

No parece que la situación haya cambiado por lo que respecta al fichaje de Cesc Fábregas por parte del F.C.Barcelona. El club cuenta con lo más importante, el beneplácito del jugador, y todo parece a la espera de que la nueva junta directiva llegue a un acuerdo con Wenger y el Arsenal. No obstante, y aunque sea como medida de presión en las negociaciones, siempre deben existir más de una alternativa, lo que permitirá que, en el caso que finalmente la operación no llegue a buen puerto, la dirección deportiva pueda ofrecer al técnico otras soluciones. De la petición de Guardiola se desprende que el técnico de Santpedor quiere la incorporación de un interior con nivel de titular, ya sea para desplazar definitivamente a Iniesta al extremo, rotar con el manchego y Xavi, o modificar la estructura del centro del campo alineando juntos a los tres. Teniendo en cuenta las especificidades del juego azulgrana, deberá ser un futbolista sobresaliente técnicamente, con excelente lectura y que pueda sumar llegada.

Termina la temporada futbolística con la selección española como campeona del mundo, y con ella hasta ocho jugadores del F.C.Barcelona, siendo algunos de ellos, piezas absolutamente decisivas en el triunfo de "la roja", y dos más, Reina y Cesc, formados en la Masía. Es la primera vez en la historia que todos los goles del campeón han venido por miembros de un mismo equipo, y también los azulgranas han sido los que han monopolizado las designaciones al mejor del partido. No obstante, los Valdés, Piqué, Puyol, Busquets, Xavi, Iniesta, Pedro o Villa, no han sido los únicos representantes del F.C.Barcelona en el Mundial de Sudáfrica, de modo que en este post repasaremos individualmente la actuación mundialista de cada uno de los futbolistas azulgranas que han disfrutado de al menos un minuto de juego.