Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

junio 2011

Junto a la nueva ubicación de Messi como falso nueve, la temporada empezó con otra importante novedad en el esquema de Guardiola, que el técnico ya había tratado de poner en práctica en anteriores ocasiones. Se trataba de la salida desde la defensa abriendo a los centrales, mandando a los laterales arriba y retrasando la posición del mediocentro hasta asumir prácticamente el papel del clásico líbero. Este mecanismo, generalmente asociado a la figura del entrenador argentino Ricardo La Volpe, fue utilizado por primera vez por el técnico de Santpedor en su primera temporada al frente del primer equipo del Barcelona, tras la lesión que impidió a Rafa Márquez disputar el tramo final de temporada. Hasta entonces, el equipo había venido jugando habitualmente con dos centrales como el mexicano y Gerard Piqué que destacaban a la hora de sacar limpio el balón desde la defensa, por lo que sin Márquez, y ante la entrada en el once de un central menos dotado en este aspecto como Puyol, Guardiola buscó una solución para potenciar una fase del juego vital para el estilo de juego que pretende desarrollar el equipo.

Fecha y lugar de nacimiento: 19 de Diciembre de 1988, Tocopilla (Chile) Altura: 1.71 m. Peso: 70 kg. Demarcación: Delantero Equipo actual: Udinese En los últimos artículos hemos analizado el papel de los acompañantes de Messi en el ataque del F.C.Barcelona durante la temporada 2010-11. Hemos visto como, aunque a menudo Villa y Pedro son analizados conjuntamente, su rol en el equipo es distinto. Así, mientras Villa suele emular el papel de Henry en el Barça del triplete, partiendo escorado a banda izquierda y trazando la diagonal a portería, Pedro tiene una mayor tendencia central en su juego. Podríamos hablar que mientras el asturiano es un punta abierto a banda, el canario es un mediapunta con una mayor localización en banda derecha. Ninguno de los dos es un extremo más o menos clásico, ni tampoco tienen en el uno contra uno, una de sus principales virtudes, y ese es precisamente el perfil de delantero que incorporaría el Barça con el fichaje del chileno Alexis Sánchez.

Aunque el final de campaña de Pedro, tanto en las semifinales como en la final de la Champions League, haya sido en el rol de extremo -en este caso izquierdo- la mayor parte de la temporada no ha sido ese su papel en el funcionamiento colectivo del Barça. Se suele simplificar la disposición táctica del equipo de Guardiola señalando a Messi como el falso nueve, y a Villa y Pedro como los dos extremos abiertos a banda. No obstante, mientras que Villa sí ha asumido ese rol -aunque en algunas fases de la temporada Guardiola le ha "regalado" posiciones más centradas-, Pedro ha tenido un comportamiento prácticamente más similar al de Messi que al del Guaje. El canario no ha sido un futbolista que haya jugado pegado a la cal y rozando permanentemente la línea del fuera de juego. El encargado de empujar la zaga rival era Villa, y el de estirarla hacia la banda, Dani Alves. La presencia de un lateral como el brasileño, ha permitido a Guardiola liberar a Pedro de esta responsabilidad en amplitud para sacar provecho de la versatilidad del jugador canario.

Finaliza la temporada pero el ritmo frenético del fútbol no se detiene. Llega el momento de los fichajes, el período más mediático para todos aquellos para los que los 90 minutos sobran. Son los que los lunes hablan de árbitros, ruedas de prensa, rumores y todos aquellos aspectos ajenos al juego. Para En un momento dado, lo más importante siempre será el juego, y por eso, más allá de la frivolidad del baile de nombres y la pura especulación vacía, solemos abordar la planificación de cara al mercado de fichajes allá por el mes de febrero, cuando lo azaroso de los resultados no puede enturbiar el análisis. El trabajo ya está hecho, y por esto, del mismo modo que ahora los clubs se limitan a concretar las operaciones, desde En un momento dado nos limitaremos a analizar las implicaciones futbolísticas de los fichajes que se confirmen de cara a la temporada 2011-12. Tras una temporada en que, más que nunca, en el seguimiento mediático los 90 minutos "han sobrado", en el momento que todas las miradas se alejarán del balón, nosotros volveremos la vista atrás y recuperaremos el aroma del césped. Nos detendremos, así, en el análisis de las líneas maestras que han marcado este tercer año con Guardiola como entrenador de la primera plantilla del F.C.Barcelona, de las modificaciones respecto a los dos ejercicios anteriores y de aquellos aspectos que han permitido al equipo lograr otra temporada repleta de éxitos.