Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

De Córdoba a Santa Fe

De Córdoba a Santa Fe

Santa Fe y Córdoba son dos provincias argentinas vecinas. En la primera nació Messi y en la segunda Pastore. Los dos argentinos, no podrían ser más diferentes. A Leo ya lo conocemos, es la competitividad hecha carne, Javier, por su parte, es un pechofrío de manual. Cada uno a su manera, fueron protagonistas en la ida. El azulgrana por el gol que abrió el marcador y por ser, con su lesión, la noticia del enfrentamiento. En el otro lado de la lona Pastore, por el baile que le dio Dani Alves en el perfil diestro del ataque culé. El Barça no sacó nada de ahí gracias a Thiago Silva, pero la ventaja fue una constante.

Para la vuelta, Messi volvía a ser noticia con motivo de las dudas sobre su participación final o no, mientras que a Pastore pocos le suponían un papel protagonista en el Camp Nou. Tras el pitido inicial, a la Pulga le tocaba ver desde el banquillo como su compatriota se convertía en la clave que acercaba al PSG a las semifinales.

Ancelotti modificó su planteamiento respecto a la ida. Sobre el papel y conocidos los nombres, sólo se vislumbraba la novedad del nuevo doble pivote Verratti-Motta que sustituía al Beckham-Matuidi del primer partido. No obstante, Carleto no le fue fiel al 4-4-2 y echando mano de su ya conocida flexibilidad táctica, presentó algo más parecido a una suerte de 4-5-1 en el que Lavezzi caía a la izquierda y Pastore al centro. En defensa, se presentaba batalla a Dani Alves y se sumaba a un efectivo por dentro, zona en la que no estaban las piernas ni los pulmones de Matuidi. La clave del movimiento, sin embargo, vino en transición ofensiva. Ahí el Barça mordió el polvo. Para empezar, la caída de Lavezzi a la espalda de Alves, obligaba al central derecho culé -Piqué- a seguirle hasta el costado, lo que implicaba dejar en el centro un evidentemente desequilibrado duelo entre Adriano e Ibrahimovic. Salida muy fácil. Pero quién realmente acuchilló al Barça en este largo tramo del encuentro fue el normalmente indolente Pastore. Jugar por dentro habilitó al argentino para, una vez recuperaba su equipo, ir tras Busquets. El canterano, que suficiente trabajo tiene lanzándose a la presión y cubriendo la espalda de sus interiores, no daba abasto, y la recepción era sencilla para Pastore, que en conducción, rompía la ya de por si frágil transición ataque-defensa del Barça.

Pastore no fue el jugador que dio la vuelta a la tortilla, sino el hombre que se la comió. La cuestión principal estaba en el ataque del Barça. Sin Messi, el cuerpo técnico repitió estrategia respecto a la ida, con el único cambio de Cesc donde el argentino. Se asumía de partida jugar a lo mismo, pero peor. Messi es gol, Cesc también, pero menos. Messi es recibir entre líneas, Cesc también pero peor. Hasta aquí, estuvo bien tirada, más allá de la inevitable diferencia entre el mejor jugador del mundo y uno muy bueno. El problema vino porque, sin Leo arriba, ninguno de los atacantes que presentaba Vilanova tenía la capacidad de aguantar el balón arriba. De pisarlo, esconderlo y dar tiempo a juntarse al equipo en la frontal del área rival. No es casual que el equipo no pudiera presionar correctamente en toda la noche. La presión es un mecanismo que parte, principalmente, de una pérdida de calidad que permita tener a muchos hombres alrededor de la misma. Sin Messi ni Iniesta en la línea más adelantada, no había nadie que bajara las revoluciones al cuero cuando este merodeaba a Sirigu y el partido se abrió más de lo deseado para los intereses del Barça.

Pintaba mal la cosa, así que no hubo más remedio que sacar al crack lesionado, que no necesitó nada más que el balón para recibir, aguantar, atraer y soltarla. Recibir en el minuto 71, aguantar el esférico, atraer a Motta, Verratti y Thiago Silva, y soltarla para que Villa se la dejara a Pedro y el canario la metiera dentro. Un gol que ponía al Barça en semifinales de nuevo, y van seis veces seguidas. Más lucido o menos, este es un registro que debe tenerse en cuenta y que habla muy a las claras de un grupo sin igual cuando se trata de competir.

Ya con la eliminatoria del lado culé y el París Saint Germain apretando como se aprieta en Champions cuando estás fuera, Tito se concedió la entrada de Song para formar un doble pivote junto a Busquets. El recurso ya es recurrente, así que hay que añadirlo a la hoja de ruta culé. Un doble pivote por detrás de Xavi, que repite la formula de Del Bosque en la selección y que dota al equipo de una mayor seguridad sin balón, ni que sea por tener una hombre más por detrás del esférico. Así se cerró la vía Pastore y con el cansancio acumulado de los parisinos, ya sólo quedaba el balón directo a Ibra. El sueco sacó petróleo con cada balón descolgado. Pocos centrales pueden discutirle ahí el dominio a Zlatan, y Piqué y Bartra no fueron excepción.

Señalar por último el gran partido de Valdés, que viene a confirmar que el guardameta ha vuelto para la Champions. Sirvan como ejemplo las salidas más allá del área pequeña en los lanzamientos de córner de los visitantes. Recuperado Valdés y certificado el pase, toca mejorar, esperar rival y mimar a Messi. Ah! Adriano volvió a lesionarse…

Comments:6
  • Bartelby 11 abril, 2013

    Un poco decepcionante el planteamiento de Vilanova y su dirección de partido. Cuesta entender como no corrigió antes la via de agua que Pastore explotó en la espala de Xavi.

    Por otro lado, si no está Messi, que necesidad tenía el Barça de colocar a Villa fijando a los centrales y generando por tanto espacio en la media punta?

    En todo caso si se trataba de jugar con delantero centro ¿No crees que era un partido muuucho más adecuado para Alexis?

    Como siempre, un placer leer tu trabajo

    Reply
    • Moren 13 abril, 2013

      Creo que lo de Villa iba más por una cuestión de gol. No olvidemos el protagonismo goleador que tiene Messi en este equipo, por lo que sin él, era de esperar ese Cesc+Villa+Pedro.

      Reply
  • Iniesta10 13 abril, 2013

    @ Bartelby

    Yo también lo veo como tú, creo que Cesc se entiende muy bien con Alexis (al igual que Xavi con Pedro.

    Yo creo que era un partido para que jugara Cesc de mediapunta con Pedro y Alexis en bandas. Villa tiene más gol, pero, de ser necesario, podia haber salir más tarde cuando ya todos empiezan a estar cansados, y así igualas en físico las carencias de Villa.

    Además, tal como yo lo veo, era un partido para jugar con Alexis en la derecha y Pedro por la izquierda, donde yo creo que tiene más gol a pierna cambiada, porque a su ya de por sí bastante cuota de gol, suma también un potente disparo exterior desde el borde del área.

    También entiendo que, cuando el Barça está sufriendo como se sufrió en la primera parte (vamos, hasta la llegada del gol visitante), y cuando está claro que se está siendo inferior tanto físicamente como tácticamente, el doble pivote Bussi+Song puede arreglar muchas cosas, por lo que tampoco entendí que, yendo por delante en el marcador, se esperara a que nos marcasen para tener que remontar y, ahí sí, efectuar finalmente el cambio, que eliminó todas las opciones del PSG.

    Sobre esto último, pienso que es un arma que el Barça explota demasiado poco, y que quizás será necesario explotar a partir de ahora en champions, porque la transición defensiva del Barça es la peor de los 4 equipos que quedan).

    Creo que, desde un punto de vista pragmático, con Xavi y Villa en el campo fisicamente es mucha la concesión que se les puede dar al Bayer y Madrid (el primero es seguro y el segundo es el presunto rival en caso de llegar a la final)

    El Barça debe solucionar sus problemas defensivos si quiere tener opciones (que las tiene) de llevarse esta champions.

    La parte buena es que desde el partido de vuelta contra el Milan y la eliminatoria contra el PSG, el Barça ha ido recuperando jugadores extremadamente competitivos, como es el caso de Valdés, Alves, Piqué, Cesc, Pedro (que ha marcado goles muy trascendentes tanto en la selección como contra el PSG), e incluso Alexis en menor medida (se le vió muy activo contra el Mallorca, aunque sea un equipo menor).

    A mi, contra el PSG, teniendo en cuenta que el marcador nos favorecía, me hubiera gustado más un Barça jugando como juega la selección. Esto es, Bussi y Song de doble pivote, Iniestai de mediapunta, y Cesc de delantero, y para tapar las bandas, Pedro y Alexis. Ahí podían darse varias combinaciones pero todas buenas para el Barça (Xavi de mediapunta e Iniesta en banda izquierda, Alexis de delantero, etc.) No tengo claro cual era la mejor combinación, pero creo que el Barça hubiera sufrido menos, hubiera generado más, y finalmente, creo que con eso y el factor CampNou, algún golete habría caído del lado culé.

    Reply
  • Iniesta10 13 abril, 2013

    A estas alturas de temporada ya no se pueden hacer experimentos (al menos en champions). Ahora ya toca jugarse ese título con lo que ha funcionado, o al menos eliminar lo que no ha funcionado.

    Pep ganó su segunda liga cambiando primero de sistema de juego para incluir a Ibra, y volviendo al sistema clásico del Barça cuando se cargó a Ibra e introdujo a Bojan.

    Ahora el Barça se encuentra con que durante toda la temporada su transición defensiva ha sido un desastre, un auténtico dolor de cabeza. Y los rivales que tendremos que enfrentar no solo no nos van a concecer nada, sino que además van a explotar todas nuestras debilidades.

    Ha llegado el momento de utilizar el factor Messi. Doble pivote Bussi+Song, con Messi de mediapunta e Iniesta por la izquierda, y con Cesc/Alexis/Pedro disputándose la plaza de delantero y de mediapunta por la izquierda.

    Por cierto, a mi de centrales me gustaría que el Barça experimentara con Piqué+Bartra, que es la solución más natural, al menos hasta la llegada de Mascherano). Esta fórmula soluciona los problemas de las jugadas a balón parado, ya que junto a Bussi y Song, más Valdés, iguala el poder aéreo de cualquier equipo.

    De hecho, como ha he expuesto en mi comentario anterior, creo que esta hubiera sido la mejor opción para enfrentarnos al PSG, tanto en la ida como en la vuelta, ya que el Barça tenía la ventaja del factor campo primero y del marcador despues , y esa ventaja del factor campo se va a mantener contra el Bayer

    Reply
  • zas 13 abril, 2013

    barcelona tiene con que solucionar, al menos en gran parte, sus problemas defensivos y en transición. Puyol estará en breve de vuelta ya sin la lesión, abidal ahora tiene dos semanas para demostrar que podemos contar con él, lo mismo mascherano y adriano podrían estar para la segunda semifinal. Partiendo como base del 4-0 al milan el equipo podría ser

    valdes
    puyol , pique, abidal(mascherano)
    xavi, busquets, iniesta
    alves, messi, pedro
    villa

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.