Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Pedri en la mediapunta

Pedri en la mediapunta

Como centrocampista joven que es, Pedri todavía tiene que definirse. A su edad Xavi estaba llamado a suceder a Pep Guardiola como mediocentro del Barça, Iniesta sumaba más minutos como delantero que como centrocampista en el equipo de Rijkaard, Modric apuntaba a mediapunta en el Dinamo de Zagreb y Toni Kroos se hacía un hueco en el Bayern de Heynckes actuando por detrás del delantero. El tiempo y sus carreras los fueron moldeando y conduciendo a las posiciones y los roles que más y mejor potenciarían su fútbol. Mientras recorre el mismo camino, Pedri alterna diferentes versiones de sí mismo, jugando en ocasiones más próximo al área contraria que al círculo central, y en otras haciendo justamente lo contrario. Es un libro con el final abierto. En la presente temporada, por ejemplo, la tendencia más repetida por parte de su entrenador ha sido la de buscar al canario cerca del mediocentro. Como el secundario de Busquets o De Jong, encargado de dirigir los ataques del Barça desde la base de la jugada. Responsable de filtrar el pase hacia delante en lugar de ser él quien lo reciba.

El derbi de la semana pasada, sin embargo, subrayó una de las necesidades más claras que tiene el juego de ataque de los azulgranas: el desborde por dentro. La capacidad de que un jugador corte líneas a través del carril central, recibiendo en tres cuartos de campo, girándose hacia portería y atacando desde la conducción y el regate a la pareja de centrales rival. A eso precisamente enfocó Xavi el fútbol de Pedri en la visita del Barça al Metropolitano, respondiendo a la ausencia de Lewandowski con un cambio de dibujo en el que coincidieran hasta cuatro centrocampistas y en el que Pedri fuera uno de los más adelantados. Así pues, con posesión para los visitantes el reparto posicional dibujaba un claro 1-3-4-3 en el que Koundé cerraba como un tercer central, Balde y Dembélé abrían el campo por las bandas, y en el que la medular barcelonista tomaba forma de cuadrado ubicando a Pedri y Gavi por delante de Busquets y De Jong. Cuatro medios distribuidos en dos alturas diferentes para generar una superioridad tanto numérica como posicional ante Koke y Pablo Barrios. La primera respuesta del Atlético de Madrid consistió en un repliegue sin presión, con largos retornos de Marcos Llorente emparejándose con Balde y con una posición defensiva de Griezmann y Joao Félix más vinculada a los mediocentros del Barça que a los centrales.

El planteamiento inicial no le funcionó a Simeone ya que el Barça supo aprovechar la libertad con balón de sus tres zagueros para salir por Christensen activando el perfil izquierdo de su ataque. En el mismo lado del campo en el que Balde alejaba a Llorente del mediocampo, juntaban los culers a De Jong, Pedri, Busquets y Ansu Fati, cada uno partiendo de zonas diferentes pero no fijas, y activando relaciones desde la combinación y el intercambio de posición que generó muchas dudas en la estructura defensiva colchonera. La idea que buscaban los de Xavi en ataque era clara: dirigir el juego hacia el perfil izquierdo, tener ahí superioridad numérica para encontrar a Pedri libre y que el canario aprovechara su nuevo rol para atacar la medialuna del área y retar a los centrales atléticos. Pedri no estaba solo en la frontal, pues aunque menos participativo con la pelota en el tramo inicial, también Gavi jugó un papel fundamental en el buen arranque del Barça. Situado como mediapunta derecho, el canterano fue la solución que encontró una y otra vez su equipo para hacer pivotar el juego y llevarlo de un lado al otro sin tener que retroceder hasta el mediocentro. Pedri rompía desde el perfil zurdo juntando a los centrales, descargaba hacia su derecha para Gavi que atraía la marca de Reinildo, y con el lateral rojiblanco fuera de la banda el andaluz soltaba el balón hacia el carril diestro para que Dembélé se internara en el área sin oposición.

De esta manera el Barça no solo logró ventajas en el ataque y en el marcador, sino que juntando a muchos hombres alrededor de la pelota y resquebrajando el orden de las posiciones de su rival también puedo dominar sin la pelota. Aplicando de forma efectiva la presión y haciendo valer la autoridad de sus zagueros en los duelos ante unos Griezmann y Joao Félix incómodos tan lejos del área. Koundé, Araújo, Christensen y Alejandro Balde ejercieron como la red de seguridad del equipo a lo largo de los mejores minutos de los culers, imponiéndose en las batallas, corrigiendo campo a través e impidiendo ser superados, demostrando que actualmente la suya es la línea de más nivel competitivo del cuadro barcelonista. Aunque su gran obra llegó tras el gol de Dembélé. El tanto marcó un antes y un después en el partido, ya que supuso que el Atlético dejara atrás su plan de repliegue y optara por una presión adelantada que puso en muchos problemas a los visitantes. El Atlético de Madrid adelantó líneas, restó continuidad a las posesiones del Barça, y orientando la salida culer hacia el sector derecho llevó el encuentro sobre la mitad de campo más próxima a Ter Stegen.

Los de Xavi, que con poca amenaza al espacio permitieron que su rival defendiera siempre hacia adelante reduciendo los espacios de los receptores del pase, sobrevivieron a lomos de los cuatro zagueros y su portero. Tuvieron un momento de respiro en el segundo tiempo tras la entrada de Ferran Torres y Kessié, pues con ellos sumaron movimientos de ataque a la espalda de la defensa atlética al tiempo que Gavi se acómodo cerca de Busquets, en la posición que había estado ocupando De Jong. Así, alargando el campo desde arriba y apoyándose en al movilidad del canterano para oxigenar la salida, el Barça consiguió posesiones más largas, tiempo para adelantar líneas y un mayor control. Le duró hasta la salida del campo de Gavi, que volvió a dar alas a la presión del Atlético y a definir unos últimos minutos del encuentro de acoso colchonero sobre la meta de Ter Stegen que afortunadamente para los visitantes chocó contra el muro de cuatro torres que levantaron los zagueros del Barça. Una victoria que empezaron a escribir cuatro centrocampistas pero a la que cuatro defensas le pusieron el punto final.

 

– Foto: Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images

Comments:1
  • Fedecker 9 enero, 2023

    Pues me gustó la disposición de inicio del equipo ayer. Ese 3-4-3 (Que en realidad es un 4-4-2 a ratos ya que Balde hacia de carrilero- extremo pero también de lateral y Gavi no era exactamente extremo sino interior, o Pedri…) Creo que el equipo gana mucha consistencia con esa dupla Busquets-de Jong y, a su vez, manteniendo delante a Gavi y Pedri. La solución que por fin parece haber encontrado Xavi es Balde con amplitud (y aun así buen aporte defensivo) y sacrificar un poco ofensivamente el otro lateral con Koundé, que paralelamente aporta mucha consistencia defensiva. El problema es que esa banda derecha queda muy coja esos días que Dembelé no está (ya sea física o mentalmente) a la espera de que Rafinha sea lo que apuntaba que podía ser (últimamente le veo muy falto de confianza). Se potencia mucho el lado izquierdo para mover al contrario hacia ahí y luego continuar por la derecha con Dembelé. Pero claro, es que la banda derecha es Dembelé y… ya… No hay más. Bueno, un poco ayuda Gavi, que está en todas partes… No sé si con Lewan por Ansu y entrando un poco más centrado (o el propio Ansu) podría mejorar el dibujo, o utilizar a Ferrán.

    En cuanto a Pedri, está claro que es muy joven y le queda mucho que mejorar, con todas las virtudes que tiene ya. Ayer no le ví tan acertado como en otros partidos, con varios errores en pases fáciles. Aunque tuvo varias jugadas muy buenas como el gol y un par más, pero no le ví como otras veces. Supongo que son picos de forma/confianza pero lleva unos meses por debajo del que creo que es su nivel. Aun así, hablando del tema del artículo, me gusta más en posiciones más adelantadas como la de ayer. Le veo más un Iniesta que un Xavi, por comparar, aunque todos sabemos que tiene su propio estilo. Pero ya veremos a donde le lleva su carrera.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.