Un Barça sin Samuel Eto’o:

Un Barça sin Samuel Eto’o:

etoQue no cunda el pánico. No estamos anunciando la venta de Samuel Eto’o ni proponiendo que el F.C.Barcelona prescinda de sus servicios y lo ponga en el mercado. Al menos no por ahora. Esto, si sucede, deberá analizarse allá por el mes de enero o febrero, coincidiendo con el momento en que las secretarías técnicas deben empezar a trazar las líneas maestras de su planificación deportiva, que ejecutarán en verano. En este post, en cambio, nos proponemos realizar un análisis de lo que será el Barça después de la lesión del delantero camerunés que lo tendrá alejado de los terrenos de juego cerca de tres meses. Así pues, diseccionaremos las cualidades de Eto’o y las alternativas de que dispone el cuerpo técnico para cubrir su aportación al equipo, a la vez que analizaremos los efectos que éstas soluciones pueden tener sobre el equipo y el planteamiento futbolístico del equipo culé.

La situación de tener que afrontar los partidos sin el concurso de Samuel Eto’o no le viene de nuevo al cuerpo técnico azulgrana, ya que la pasada temporada el delantero camerunés también sufrió una importante lesión que lo inhabilitó para el fútbol durante varios meses. La situación del equipo, no obstante, ha variado y a priori parece contar con un mayor numero de alternativas y de mayor calidad que el curso pasado. La temporada pasada el Barça tuvo que afrontar la baja de su delantero centro con Gudjohnsen, Saviola, Esquerro y Giuly como alternativas, en cambio en la actualidad, Rijkaard contará con la opción de dar entrada al equipo a Henry, Bojan, Gudjohnsen o Giovani do Santos. Así, si la temporada pasada hablábamos de la imposibilidad de hayar en la misma plantilla un jugador capaz de asumir las cifras goleadoras de Eto’o, en este momento el técnico cuneta con la presencia de Thierry Henry, quién sí puede ofrecer ésos registros realizadores. No obstante, la baja de Eto’o no debe leerse únicamente en clave de gol sino que por sus características físicas y futbolísticas, su aportación al equipo es mucho mayor que los goles que promedia por temporada. Así, Eto’o no es un delantero que pueda juzgarse únicamente por su rendimiento de cara a gol sino que su aportación va mucho más allá.

henryCon el camerunés en el campo, el Barça puede situar la línea de presión mucho más adelantada lo que junto a la disposición de una defensa adelantada hace que la presión del equipo resulte mucho más efectiva. De ésta manera la recuperación del esférico se produce en una zona mucho más cercana a la portería rival lo que resulta muy positivo para el juego de ataque. Recuperar en línea defensiva significa mayor peligro al tener al rival más cercano a tu portero, desgasta defensivamente a tus delanteros ya que deben bajar en fase defensiva para luego volver a ocupar su posición en ataque y propicia que la transición defensa-ataque del equipo pierda velocidad y por lo tanto capacidad para sorprender mal situado al adversario. De las alternativas que ofrece el equipo, ninguna ofrece éste trabajo en la presión ya que ninguno de los delanteros restantes soporta una exigéncia tan alta ni poseen un alto rigor táctico. Por este motivo se presume vital la participación en el centro del campo de jugadores que adelanten la línea de presión del equipo como Deco o Touré, mientras que en defensa debe apostarse por jugadores veloces y capaces de defender con solvencia una línea defensiva muy adelantada de manera que reduzca las dimensiones del terreno de juego y facilite el trabajo en la recuperación. Otro aspecto importante del trabajo defensivo del camerunés se encuentra en el trabajo en la marca del lateral derecho rival como consecuencia de la poca implicación defensiva de Ronaldinho. Así pues, este desajuste defensivo puede cubrirse, por un lado, con la cobertura de uno de los hombres del centro del campo (el más indicado sería Deco) o con la alineación de Giovanni, quién si puede encargarse de seguir al lateral.

*En este punto encuentro muy interesante la lectura del artículo de hoy en El Periódico de Catalunya escrito por Johan Cruyff.

bojan_giovaniJunto a su capacidad goleadora y a su trabajo en la presión, el tercer aspecto clave en el juego de Samuel Eto’o es su capacidad para recibir el balón al espacio. Aparentemente éste puede parecer un factor secundario pero resulta indispensable para dotar de profundidad al juego del equipo, a la vez que obliga a retrasar la línea defensiva del rival posibilitando así mayores espacios para los creadores del juego ofensivo. Año a año el Barça ha ido prescindiendo de futbolistas que recibían el balón al espacio en lugar de al pie como Giuly, Van Bommel o Larsson y han sido substituidos por jugadores que acostumbran a esperar el pase al pie y no al hueco tras un desmarque, lo cual es un tendencia muy peligrosa ya que, sin ir más lejos, el Madrid Galáctico, lejos de la creencia de que su fracaso vino por el exceso de egos, se hundió por cuestiones futbolísticas tales como la sustitución de Makelele por Beckham en el equipo y la ausencia total de profundidad en su juego, lo que lo convirtió en un equipo muy previsible y plano en su juego. Para evitar caer en estos errores el Barça debe dar mayor importancia a los integrantes de la plantilla que pueden recibir al espacio. En la delantera, otra vez, encontramos pocas soluciones ya que ni Messi, ni Ronaldinho ni Henry responden a este perfil y únicamente los jóvenes Bojan y Giovani poseen esta característica en su fútbol. Por éste motivo deberá ser muy importante la participación en el mediocampo de éste tipo de futbolistas, como son Iniesta o sobretodo Touré (partiendo como interior y no como mediocentro).

Propuesta EUMD:

Para solventar la falta de gol que puede sufrir el F.C.Barcelona con la lesión de Eto’o sólo hay un futbolista en plantilla capaz de asumir las cifras goleadoras del camerunés, como es Therry Henry. No obstante, el cambio de Eto’o por Henry conlleva aspectos negativos como la desaparición de presión en primera línea y falta total de profundidad en el juego, algo que analizando el resto de delanteros de la plantilla sólo puede aportar Giovanni. Así pues, tras la baja de Eto’o el hombre realmente importante debe ser el mexicano, quién conviene que se transforme en el único intocable de la delantera. De este modo, y dependiendo de la capacidad goleadora del equipo la participación de Henry será más o menos imprescindible. Si con una delantera formada por Messi, Ronaldinho y Giovani el equipo sufre para golear el francés debe aumentar su peso en el equipo, y puesto que Giovani debe ser fundamental, en la plaza restante debe alternarse a Messi y Ronaldinho. En cambio, si la delantera antes propuesta cumple de cara al gol, las alternativas en la rotación aumentan al tener a Messi, Henry y Ronaldinho para dos posiciones.

De este modo, a la vez, se fomenta la competencia interna que buscaba el cuerpo técncio con la incorporación de Henry, la qual permitiese presionar a los cracks del equipo al contar el técnico con cuatro jugadores de un nivel similar para los tres puestos de vanguardia. Sin Eto’o, pero con un Giovani indiscutible, se vuelve a conseguir el mismo efecto al tener a Ronaldinho, Messi y Henry compitiendo por dos puestos.

En lo referente al resto del equipo, en defensa, para situar con garantías las línea en una posición adelantada, la pareja de centrales idónea, a la espera de Puyol, será la formada por Milito y Márquez, mientras que en mediocampo tendrá una gran importancia la figura de Deco.

Con la recuperación del capitán, Rijkaard dispondrá de las piezas precisas para dar una vuelta de tuerca más al equipo que permita reducir el espacio de desarrollo del juego y someterlo a una presión feroz. Para conseguirlo puede alinear juntos en defensa a Puyol y Milito lo que permitirá adelantar, más si cabe, la línea a la vez que aportará al equipo un plus de agresividad que debe verse traducido en una mayor eficacia en la recuperación. La alineación de Puyol, a la vez, permitiría al técnico reubicar a Rafa Márquez en el mediocentro, posibilitando así, el desplazamiento de Touré a la demarcación de interior junto a Deco, dejando a Iniesta y Xavi en el banquillo para cambiar el ritmo del encuentro o aumentar el control sobre el mismo. De esta manera se conseguiría aplicar una intensa presión al rival y a la vez la alineación de Touré en el interior solventaría la ausencia de coberturas en la marca al lateral derecho rival. Así pues, la participación de Giovanni dejaría de ser obligada, lo que provocaría que el técnico volviese a contar con cuatro hombres (más la alternativa de Bojan) para los tres puestos de ataque.

Comments:3
  • sasinho 10 septiembre, 2007

    Que lástima otra vez sin Eto’o. Me pregunto si volverá a ser el mismo que antes de lesionarse la rodilla…

    a ver si llega el momento de Bojan 🙂

    Reply
  • Entusiasta 12 septiembre, 2007

    La eterna discusión sobre los jóvenes
    Ahora Gio y Bojan taparán huecos, pero, ¿como llegarán a final de temporada?

    He visto el partido España-Georgia y con Gerard Piqué ya no estaba Marc Valiente. Es evidente que mantenerlo para jugar en tercera ha sido una canallada. El no debe pagar por los que hicieron bajar al Barça B a Tercera.

    Con estas decisiones nadie querrá jugar en la cantera del Barça, solo los cracs con destino asegurado, y luego ni esos.

    Vaya yo no querria.

    Reply
  • Moren 12 septiembre, 2007

    @Sasinho
    Es bastante habitual que tras una lesión de ligamentos el jugador al poco de recuperarse sufra alguna lesión muscular. Esto se debe a que determinados músculos se fuerzan para susstituir el trabajo que hacían los ligamentos. Recuerdo los casos de Edmilson o Motta en que también sufrieron lesiones musculares tras rotura de ligamentos.
    @Entusiasta
    En el caso de Giovani tengo bastante claro que va a convertirse en el quinto delantero del equipo. Seguramente gozará de minutos sobretodo porque Rijkaard lo ve muy interesante para cambiar la dinámica del partido cumpliendo la función de revulsivo saliendo desde el banquillo, algo que no debe pesarle demasiado si tenemos en cuenta que en su país es ya un ídolo pese a su juventud.
    Bojan, por otro lado, también puede tener minutos, (menos que Giovanni)no solo por la lesión de Eto’o sino porque cabe recordar que éste puede perderse otro período de liga al disputarse la Copa Africa, por lo que Bojan pasaría a ser el quinto delantero del equipo y ante cualquier baja de otro atacante, la primera alternativa a los titulares. De todas formas, parece ser que si no dispone de oportunidades de aquí a diciembre, tanto el club como el jugador se plantearían una cesión hasta final de temporada.
    Sobre Marc Valiente y la selección resaltar que se trataba de un partido de categoría sub-21, mientras que la pareja Piqué-Valiente ha venido jugando en categoría sub-20. Respecto a su continuidad en el filial, es cierto que lo idóneo para su evolución hubiese sido una cesión a un equipo de primera división que le pudiese ofrecer minutos, pero debe valorarse, también, la situación del primer equipo. Con Puyol y Edmilson lesionados, la posición de mediocentro del primer equipo sólo cuenta con Touré y la posibilidad de reubicar a Márquez, y cabe recordar que el primero, al igual que Eto’o, puede perderse partidos por tener que disputar la Copa Africa. Así, teniendo en cuneta la complejidad de la lesión de Edmilson, el equipo podría encontrarse con únicamente Márquez para el mediocentro, y la opción Valiente seria entonces muy interesante.
    Sin ir más lejos, en esta siguiente jornada de liga, el Barça afrontará su partido sin Puyol, Edmilson ni Márquez sancionado, y por lo tanto el único mediocentro del equipo será Touré, quién hoy no ha entrenado con normalidad por un golpe que recibió en el partido con su selección.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: