Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

F.C. Zenit San Petersburgo vs. Real Madrid:

F.C. Zenit San Petersburgo vs. Real Madrid:

zenitPartido determinante el que se vivirá mañana en el campo del Zenit, ya que en un grupo que se presume tan apretado, ganar fuera de casa puede significar el pasaporte para octavos y una derrota como local quedar fuera. Por eso, pese a que se trate aún de la segunda jornada de la liguilla, el choque debe tomarse como decisivo para ambos conjuntos. Por un lado, el Zenit tras perder en su visita a Delle Alpi vería como una segunda derrota -esta en casa- le pondría muy difícil la clasificación, ya que una distancia de seis puntos respecto a Madrid y Juventus en un grupo tan igualado, sería una losa importante para los rusos. Los de Schuster, en cambio, de sumar los tres puntos afrontarían con mayor tranquilidad los enfrentamientos contra los italianos, y dando por seguros los tres puntos contra el Bate, -aunque un desplazamiento de esta naturaleza siempre debe tenerse muy en cuenta- situar una distancia de seis puntos respecto al equipo de Advocaat, sería un muy buen comienzo.

Para lograrlo primero deberán hacer frente al equipo que probablemente haya efectuado la aparición más potente en la élite europea desde el Porto de José Mourinho. El Zenit es un equipo tremendamente compensado, con una idea clara de juego, ordenado y seguro en defensa y con hombres de calidad en ataque capaces de resolver cualquier encuentro con una sola acción. Parte de un esquema a medio camino entre un 1-4-3-2-1 y un 1-4-3-3, y es que la mobilidad de sus dos jugadores más talentosos, Arshavin y Danny, hace del conjunto ruso un equipo muy dinámico y dificl de encasillar. Su juego como primera opción siempre mira a las bandas, donde pese a no contar con extremos tradicionales de esos que esperan pegados a la cal y encaran la línea de fondo para buscar el centro, son varios los jugadores que se reparten las funciones de ocupar las bandas. En primer lugar, los laterales tienen un carácter pronunciadamente ofensivo y, ya sea Anyukov como el checo Sirl, a lo largo de partido percuten una y otra vez por el costado. Por la derecha, Anyukov es un lateral que domina los teimpos de llegada, que generalmente busca el balón al espacio y que con el balón en los pies posee una buena selección de la jugada. Sirl, por su parte, es un jugador menos profundo pero de mayor calidad técnica e implicación en la construcción del juego, por lo que más que llegar desde atrás, es un lateral que ocupa la banda.

Si los laterales son los hombres que se sitúan de manera fija abiertos a las bandas, tanto Arshavin como Danny tienen un comportamiento más anárquico con el que buscan generar superioridades en las diferentes zonas del ataque, creando la posibilidad de alternar el juego directo en que el lateral buscaría la cabeza del punta Pogrebnyak, con el juego de combinación con el balón a ras de césped entre los dos mediapuntas. Por el centro, la salida más habitual suele ser mediante Zyryanov y las caidas de Danny, aunque lo más recurrente, a parte de la apertura a banda para los laterales, suele ser la búsqueda del balón largo a Pogrebnyak para construir juego a partir de segunda jugada.

diarraSerá importante para los de Schuster controlar el juego directo del Zenit, para lo cual tanto Diarra por delante del punta como Pepe por detrás, se presumen imprescindibles. Será importante sobertodo la función del malí, ya que Pogrebnyak seguramente buscará el emparejamiento con un Cannavaro más bajo y que acostumbra a pasar por muchos apuros ante delanteros «tanque». Como ya hemos comentado, junto al juego directo el arma más peligrosa del equipo ruso será la acumulación de hombres en banda buscando generar situaciones de superioridad. En este punto, tanto Danny como Arshavin buscarán la espalda de los interiores blancos, en un espacio libre a medio camino entre Diarra, el central y el lateral, generando dudas a la defensa blanca. Si quien sale a defenderle es el central, se abrirán espacios interiores, líneas de pase y , ante la dificultad de los laterales balancos para cerrar el segundo palo, no sería de extrañar que se generaran situaciones de superioridad numérica de dos delanteros rivales contra un único central merengue. En cambio, si es Diarra el que sale a la marca del mediapunta, se rompe la pantalla al juego directo ruso, se habilitan las llegadas de la segunda línea rusa y se alejaría al malí de la posición desde la que ejerce como corrector a cualquier desajuste defensivo. Finalmente, si es el lateral el que abandona la línea de cuatro, éste dajaría a su espalda el espacio para que Anyukov o Sirl progresaran hasta posiciones de centro.

Por este motivo sería un buen partido para que De la Red ocupase una posición algo más retrasada -más cercano a Diarra que a Van der Vaart- para así posibilitar las ayudas interiores a banda. Esto permitiría que Diarra o el canterano pudieran caer al costado mientras el otro permanece en la demarcación de mediocentro, controlando el juego directo y tapando las posibles llegadas de los interiores. De este modo, el mediocentro que acuda en la ayuda podrá vigilar al Danny o Arshavin, permitiendo a Ramos y Marcelo seguir ocupando la banda ante el peligro de los laterales rusos.

Con el balón en poder del equipo rival el equipo ruso no acostumbra a optar por presionar la salida del rival, aunque es habitual que uno de los hombres situados en la línea de cuatro por delante del mediocentro salga sobre el rival que tiene el control del esférico. Defensivamente el Zenit se organiza con un 1-4-1-4-1 -aunque Arshavin suele desentenderse de sus responsabilidades en la contención- en que los mediapuntas pasan a tapar las alas, quedando todos los jugadores a exepción de Pogrebnyak, por detrás del balón, por lo que los contraataques siempre suelen iniciarse con un balón al punta para que éste ejerza de boya y de tiempo a sus compañeros a ocupar sus posiciones ofensivas. El punto más débil y en el que debe centrar sus esfuerzos el Real Madrid es la pareja de centrales formada por Kryjanac y Puygrenier, dos zagueros altos, corpulentos y poderosos por alto, pero con poca cintura y dificultades ante puntas móbiles. Así, será capital que Raúl y Van Nistelrooij busquen el emparejamiento dos contra dos y mantengan un carácter dinámico, con constantes caidas a los costados y escalonando posiciones para obligar a uno de los dos centrales a salir de la cueva. Ante esta situación lo más probable es que Tymoschuk se incruste entre centrales, obligando a los interiores, Zyryanov y Denisov, a mucho desgaste y a mantener una posición centrada.

duoPor este motivo, viendo la necesidad de contar con dos puntas y de que De la Red se sitúe prácticamente formando un doble pivote con Diarra, apostaríamos por presentar un 1-4-4-2 dando las bandas a Higuaín por la derecha y a Van der Vaart por la izquierda. De este modo fijaríamos a los dos centrales y obligaríamos al Zenit a buscar alternativas para tapar las bandas. En los costados, Advocaat tendrá la opción de que sean los mediapuntas los que ayuden a los laterales, lo que beneficiaría al Madrid ya que desgastaría defensivamente a los jugadores más determinantes del ataque ruso. Otra solución podría ser que la ayuda la realizasen Zyryanov o Denisov, lo cual, teniendo en cuenta que el emparejamiento de Van Nistelrooij y Raúl con Kryjanac y Puygrenier obligará a Tymoschuk a formar prácticamente a la altura de los centrales, despoblaría la frontal del área del Zenit habilitando las llegadas de De la Red o del extremo del lado contrario a la zona de la mediapunta.

Para el partido contra el Zenit, también será importante que Schuster sepa aprovechar el habitual bajón físico de los rusos durante la fase final de los partidos producto de la intensidad de su juego, por lo que la entrada de hombres como Robben o Drenthe a partir de minuto 60 del choque pueden resultar claves para el éxito blanco.

Comments:1
  • Lecciones de la Pelota 30 septiembre, 2008

    Para mí Arshavin es la clave. Es el futbolista diferencial que tiene el Zenit de San Petersburgo, aunque mucho ojo por que me da que el tal Danny va a quitarle el puesto. Futbolista extraordinario desde cualquier punto de vista. En transición ofensiva es un auténtico vendaval de velocidad, sobre todo por la participación de Zirianov (clave en las transiciones) y Arshavin que es el que aporta la velocidad. Pocos toques y verticalidad absoluta en su juego. Juega con dos laterales muy ofensivos, sobre todo Sirl, aunque no actúa de carrilero, todo hay que decirlo, y Sirl es un futbolista muy rápido que sube en muchas ocasiones hasta línea de fondo. Anyukov y Sirl suelen realizar muchos centros desde ¾ de campo, hasta el punto de que el Zenit es uno de los equipos de la Premier Rusa que más centros al área realiza.

    Mucha contención en el centro del campo, y en ese aspecto hay un hombre absolutamente clave. Ese hombre no es otro que Anatoly Tymoschuk. Un futbolista impresionante, que aporta al Zenit contención en el centro del campo, y que es clave en el rendimiento colectivo del equipo. Defensivamente el Zenit es un equipo brillante, sobre todo por Puygrenier, un central como la copa de un pino, en el que estuvo interesado el Sevilla en el mercado de verano. Correctos en un repliegue ordenado, buena basculación de los laterales, y bien en el juego aéreo. Raúl en partidos como estos es totalmente fundamental. Es un futbolista que se crece en la champions, y muy importante para el Madrid en este tipo de partidos.

Sorry, the comment form is closed at this time.