Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

agosto 2009

previaCinco competiciones disputadas y cinco títulos, ese es el bagaje de Pep Guardiola desde que el de Santpedor se hiciese cargo del filial del Barça hace dos temporadas. Para seguir con esta inmaculada estadística, el viernes, en el Louis II de Mónaco, el Barça buscará alzarse con la Supercopa de Europa ante un semi-desconocido Shakhtar Donetsk. A priori los azulgranas parten como claros favoritos para la cita, aunque si los de Guardiola se relajan y no siguen las pautas que les han conducido al éxito, el Shakhtar, pese a su inferioridad, es un equipo con recursos suficientes como para generar más de un problema al equipo de Guardiola. No obstante, parece claro que el guión seguirá la pauta habitual en los partidos de este Barça, es decir, los azulgranas serán quienes monopolicen la posesión y el control del encuentro. Es por eso que no resultaría extraño que Lucescu apostara por dar entrada en el doble pivote a Gai, para así formar un doble pivote más dotado defensivamente y, desplazando a Fernandinho a banda izquierda, dar una mayor consistencia a la medular. Así pues, el Shakhtar dispondrá hasta ocho futbolistas por detrás del esférico, reduciendo al máximo los espacios entre líneas y prestando especial atención a la zona de influencia de los interiores del Barça.

Tras ganar la Supercopa de España ante el Athletic de Bilbao, el F.C.Barcelona tendrá la oportunidad de sumar el segundo título de la temporada frente al campeón de la última copa de la UEFA, el Shakhtar Donetsk de Lucescu. El triunfo del equipo ucraniano en la UEFA, del mismo modo que sucediera la temporada anterior con el Zenit de San Petersburg, puede verse como una sorprendente aparición de un equipo semi-desconocido, pero en realidad, se trata de un crecimiento deportivo que se explica por la intervención del multimillonario Rinat Akhmetov. De la mano de su fortuna, el Shakhtar se ha especializado en actuar como puerta de entrada al fútbol europeo de jóvenes promesas provenientes de Sudamérica, lo cual ha permitido al conjunto de Donetsk juntar a los Srna o Chygrynskiy, una constelación de talentos brasileños formada por los Ilsinho, Fernandinho, William, Jadson o Luiz Adriano, conformando así un equipo altamente competitivo. Once tipo: equipo El Shakhtar es un equipo que se organiza habitualmente a partir de un esquema 1-4-4-1-1 en el que por delante del arquero Pyatov se dispone una línea de cuatro muy dotada para sacar el balón jugado desde atrás. Así, si el rival no presenta una línea de presión adelantada, tanto Srna, Rat, Kucher como el deseado Chygrynskiy, asumen la responsabilidad de construir juego. Con una salida fácil desde la zaga, el juego del Shakhtar acostumbra a buscar las bandas, ya que las funciones del mediocentro, ya sea Hübschman o Lewandowski, son básicamente defensivas y apenas se involucra en la construcción. En los costados, en cambio, los de Lucescu tejen una red asociativa en la que a los hombres de banda –lateral y volante- se les unen Fernandinho y Jadson desde el centro. El primero, un hombre importante aunque probablemente el futbolista más desaprovechado del once de Lucescu aparece tanto para dar fluidez y continuidad a la posesión como para desequilibrar mediante un pase en profundidad valiéndose de su excelente técnica individual y su gran visión de juego. Jadson, por su parte, actuando con total libertad por detrás del delantero centro y con las espaldas cubiertas por el doble pivote se convierte en el jugador clave del ataque ucraniano y el hombre que da sentido al juego ofensivo del equipo. Tras pérdida en banda, debido al alto número de futbolistas situados por delante del balón, son los laterales los que abandonan su posición para atacar al balón y ralentizar la transición del oponente, dando tiempo a sus compañeros a recuperar su sitio en defensa.

xaviPrimer partido oficial de la temporada para el Barça de Guardiola y primera victoria que sirve para tomar la delantera en la disputa de la Supercopa de España. Dentro de una semana, pues, en el Camp Nou, ante el Athletic de Bilbao el Barça puede conseguir el primero de los seis títulos a los que optará esta campaña, gracias al rédito logrado en el partido de ida en San Mamés. El choque, tras unos primeros minutos de tanteo entre ambos equipos, rápidamente sucumbió a las intenciones del Barça que alcanzó un dominio casi total a lo largo de la primera media hora de partido. Los azulgranas se sirvieron para ejercer dicho dominio del binomio formado por Xavi y Bojan, el primero para gobernar la dirección y el ritmo del encuentro, y el segundo para ofrecerle al 6 un escenario favorable. Así pues, ante la estrategia de Caparrós de tapar a los interiores del Barça con la marca de Orbaiz y Gurpegui, Bojan se dedicó a moverse a la espalda de los dos mediocentros, obteniendo una superioridad numérica en zona de medios parecida a la obtenida la pasada temporada cuando Messi desempeñaba este rol, y que contaba con la inestimable colaboración de Piqué sumándose a zona de medios iniciando jugada desde atrás.

2Comienza la temporada y con ella desde En un momento dado iniciamos un nuevo camino en el que la actualidad del F.C.Barcelona será el centro de nuestro análisis. El equipo de Guardiola, esta temporada se enfrenta al difícil reto de reeditar los triunfos del pasado curso y, para conseguirlo, a la disputa de los tres títulos que conquistó en el primer año del proyecto Guardiola, sumará las dos Supercopas y el Mundial de Clubs. En el fútbol, la línea que separa el éxito del fracaso resulta enormemente frágil y los pequeños detalles y el azar acostumbran a jugar un papel fundamental en el devenir de las competiciones. No obstante, un gran equipo debe aspirar a estar por encima del factor suerte y a minimizar la incidencia que puedan tener los detalles, para lo cual, y más teniendo en cuenta que se viene de una temporada repleta de éxitos, el cuerpo técnico del Barça deberá prestar mucha atención a todos los aspectos que hacen referencia a la preparación de la temporada. Mientras que a nivel estrictamente futbolístico añadir un año al proyecto debe contribuir a fortalecer las bases y automatismos, y así posibilitar el crecimiento en nuevas direcciones, uno de los peligros a los que se enfrenta un equipo campeón es la erosión de los aspectos referentes a la mentalidad que le ha conducido al éxito. Cuando, como en el caso del Barça, el equipo viene de conseguir todos los títulos que estaban en juego, aumenta el riesgo de que aparezca la temida autocomplacencia o que la sed de victorias del grupo se haya saciado. Así pues, tanto o más importante que la tarea que pueda desarrollar el cuerpo técnico en el apartado deportivo debe ser el tratamiento que éste haga de los aspectos referentes a la preparación psicológica del grupo.