Rudi García

Uno de los principales movimientos del conjunto romanista en verano fue la incorporación del delantero bosnio Edin Dzeko. Nueve de referencia, rematador empedernido y poco dado a relacionarse con el juego en todo aquello que no tenga que ver con el gol, el