Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Real Madrid: desarrollo de soluciones.

Real Madrid: desarrollo de soluciones.

Mismos problemas pero diferente resultado. La victoria contra el Recreativo no debe variar el planteamiento del cuerpo técnico, que no es otro que el de dar la vuelta a una dinámica tremendamente negativa. Como comentamos en el artículo anterior, la situación real del equipo no responde al catastrofismo que flota en el entorno blanco, pero si es cierto que como resultado de la pérdida del futbolista que vertebraba todo el juego del equipo, el Madrid debe vivir un proceso de refundación, debe crear un nuevo equipo. Para lograrlo, lo que precisa el cuerpo técnico es, sobretodo, tiempo, algo que hoy por hoy no puede pedir ya que la convulsión institucional del Madrid hace que se exijan resultados de manera inmediata sin dejar lugar a un proceso mediante el cual Schuster pueda volver a ensamblar las piezas y confeccionar un nuevo equipo que viva más allá de los automatismos que definieron al equipo con Robinho. Puesto que esta vía es utópica, no nos detendremos en ella por el momento y, en todo caso, a final de temporada, cuando encaremos la planificación merengue, de ser necesario ya abordaremos las líneas maestras en la construcción del nuevo proyecto.

No obstante, ahora mismo el objetivo de Schuster y su cuerpo técnico debe ser buscar el rendimiento inmediato, por lo que lo más recomendable es que manteniendo la estructura básica y el funcionamiento del Madrid de la pasada temporada, introduzca las variaciones que equilibren la marcha de Robinho. Evidentemente es una solución «parche», pero Schuster no puede aspirar a mucho más ya que la situación del técnico alemán es la de vivir al filo de la navaja, y lo más recomendable para lograr resultados de manera inmediata es reproducir el patrón de juego al que los jugadores ya están habituados.

Suele decirse que una de las claves en el fútbol es la mezcla, y eso es precisamente lo que ha perdido el Madrid respecto a la pasada temporada. En el Madrid campeón la verticalidad era una premisa básica, pero que se combinaba, cuando el esférico llegaba a los pies de Robinho, con la pausa. El brasileño, pues, desde el extremo izquierdo era el organizador del equipo. Ahora, sin él, el equipo sigue buscando a ese organizador, pero en su lugar encuentra a un extremo como Robben o Drenthe que hacen de la verticalidad su patrón de juego. En la situación en que se encuentra el equipo, el balón se precipita de portería a portería sin que nadie sea capaz de cogerlo, detenerse y construir un ataque mínimamente organizado. Esta situación se traduce en el juego blanco de dos maneras. A nivel ofensivo el equipo se sitúa más retrasado ya que el juego se construye desde posiciones más retrasadas. Esta situación del equipo lejos de la portería rival, provoca que soluciones que en anteriores temporadas resultaron muy importantes, en ésta resulten prácticamente estériles. Así, por ejemplo, la doble punta que formaban Van Nistelrooij y Raúl ahora juega alejada del área sin poder sacar ventaja de un emparejamiento de dos para dos con los centrales rivales, y el holandés Sneijder disfruta de menos opciones de llegar desde segunda línea puesto que la jugada actualmente transcurre varios metros por detrás, respecto a la temporada anterior. También Robben se ve afectado por el cambio, de manera que recibiendo cerca del mediocampo, su habilidad en el regate y cambio de ritmo resultan menos determinantes y peligrosos para el rival. A nivel defensivo, al circular el balón más cerca de la portería de Casillas, en caso de pérdida, el rival dispone de mayor facilidad para armar la contra con la defensa blanca mal colocada y la mayoría de jugadores del Madrid situados por delante del balón esperando el pase.

Otra consecuencia de esta ausencia total de pausa en el juego es el enorme desgaste físico que deben realizar los jugadores, algo que en un equipo que cuenta con jugadores veteranos o propensos a las lesiones musculares en algunas de sus posiciones clave, puede acarrearle más de un quebradero de cabeza a lo largo de la temporada.

Vemos pues, que la baja de Robinho ha provocado que el comportamiento del equipo varíe por completo, por lo que en el supuesto de intentar volver a construir nuevas sinergias y automatismos en el funcionamiento interno del juego, el equipo necesitaría bastante tiempo para que la maquina volviese a funcionar. Por eso, lo más inteligente puede ser un regreso a los orígenes del proyecto e intentar reproducir el camino que llevó al equipo al éxito. Como se desprende de lo anteriormente comentado, el primer paso será el de sumar al equipo más fútbol o pausa. Para lograrlo Schuster se enfrentará a dos contratiempos importantes, la baja de De la Red y la lenta adaptación al equipo de Van der Vaart. El primero es el jugador que desde el centro del campo podría asumir el volumen de juego dejado por Robinho, mientas que el holandés era un futbolista que por sus características podría adaptarse a la posición y al rol que dejó el brasileño.

Sin el canterano y a la espera de contar con el mejor Van der Vaart, Schuster puede encontrar la solución en la figura de Wesley Sneijder. El holandés es el otro futbolista de la disciplina blanca capaz de absorber el volumen de juego que Robinho ha dejado huérfano. Así, podría ser una solución interesante contar con Wesley en el rol de Robinho, formando en la delantera volcado a banda izquierda. De este forma, el Madrid reproduciría, en parte, el patrón de juego de la pasada campaña. Ocupando el interior zurdo, por su parte, y hasta que Rubén De la Red pueda volver al equipo, tanto Van der Vaart como Guti pueden ser buenas opciones. Completando esta banda izquierda, desde el lateral, Marcelo debe tener más protagonismo y hasta que Schuster pueda contar con De la Red, su presencia en el once debe ser obligada por su implicación en la administración del balón. Contar con Marcelo en el lateral, no obstante, también supone algunos problemas para el equipo, sobretodo su dificultad para cubrir los balones aéreos al segundo palo. Así pues, el equipo debe procurar minimizar los riesgos de la presencia en el once de Marcelo, dificultando en la medida de lo posible los centros desde la banda derecha de la defensa blanca, por lo que, junto a la fuerza de Sergio Ramos, la presencia de un interior agresivo como el argentino Gago puede ser la mejor opción.

Finalmente, en punta, junto a la nueva posición de Sneijder -con la puerta abierta a dar otra oportunidad en esta demarcación a Van der Vaart- la lesión de Van Nistelrooij abre la oportunidad para una reubicación de Raúl como 9 que si bien no mejoraría las prestaciones respecto al holandés, si disimularía los inconvenientes de contar con el capitán merengue como faso extremo. Como punta, cumpliendo con la función de finalizador, el 7 blanco entraría menos en contacto con el balón, de manera que se evitaría en un alto porcentaje las ocasiones en que Raúl ralentiza el juego del equipo. Por banda derecha, tanto Higuaín como Robben -con Saviola o Bueno como tercera y cuarta opción- parecen ser alternativas más acorde con la idea de juego del Madrid actual. Por este motivo, a la hora de lanzarse al mercado buscando un jugador que ocupe la plaza dejada por Van Nistelrooij, será importante tener en cuenta esta situación del Raúl, y partiendo de que su concurso en el once parece obligatorio, el fichaje de un 9 capaz de alternar titularidad con suplencia, sería la mejor elección.

*Enlaces recomendados:

Comments:5
  • decodificador 25 noviembre, 2008

    lo veo imposible, los jugadores hacen buenos los sistemas, el año pasado tenias a Robinho, Sneijder y VNR como hombres clave en el ataque y jugaba de cierta manera, este año sólo tienes a uno de ellos …imposible jugar igual, solución cambio de sistema, Luis encontró el 1-4-1-4-1 por casualidad, dadas las bajas que tienes en determinadas demarcaciones (Ruud) y el exceso que tienes en otras, aprovechaló, yo jugaría el sistema que tan bien le fue a Luis:
    CASILLAS

    RAMOS PEPE CANNAVARO MARCELO

    DIARRA

    VDV GAGO GUTI SNEIJDER

    HIGUAIN

    la idea sería tocar, tocar, tocar, calidad tienen de sobra con un guti que debería de llegar mas de segunda linea junto con VDV, dejando las alas abiertas para ramos y marcelo e Higuain flotando por toda la linea de ataque.

    Aun así sigo pensando que este equipo haga lo que haga no tiene futuro ni en liga ni en Champions, a no ser qeu alguien meta los goles que no está acostumbrado a meter, este RM no llega a los 70 goles en liga.

    Reply
  • Manuel 27 noviembre, 2008

    Yo, al igual que decodificador, tampoco le veo mucho futuro a la actual plantilla merengue, y con ello no quiero decir que es floja, sino que no está compensada y tiene el equipo ya mayorcito, por lo que creo que una renovación urge y es factible si fichan en invierno, lo que implica que mientras tanto no se fiche lo que se necesite, Schuster deberá seguir trampeando con lo que tiene. Así pues, yo propondría una solución parecida a lo siguiente:

    Portero titular: Casillas

    Lateral izquierdo: Marcelo (suplente Heinze)
    Central marcador: Pepe (suplente Cannavaro)
    Central distrib.: Sergio Ramos
    Lateral derecho: Fichaje de invierno (de momento Torres)

    Mediocentro: Diarrá (suplente Gago)
    Interiores titulares: De la Red y Sneijder (suplentes Guti y García para defencer un resultado).

    Extremo izdo: Van der Vaart (suplente Drenthe)
    Delantero: Higuaín (se debe fichar un titular o suplente en invierno)
    Extremo derecho: Roben (dada su fragilidad, se debería jugar con las bandas con Robben, Drenthe y Van der Vaart, y Raúl como segundo punta si se hace un equipo que ataca por banda izquierda y percute desde banda derecha con Raúl).

    Así pues, pienso que para tener un equipo muy fuerte que haga daño en liga y champions, el RM debería fichar un lateral derecho (o un central distribuidor, según lo que pretendas hacer con Sergio Rámos), un delantero centro que acompañe a Higuaín, y también sería recomendable fichar un extremo que pueda ir bien sobre todo en banda derecha, pero de momento, el equipo que yo haría funcionar sería el expuesto.

    Reply
  • Manuel 27 noviembre, 2008

    Ha sido demasiado importante la salida de Robinho, la lesión de VNR, la intermitencia de Robben. Es demasiado … Por otra parte, jugadores como Raúl, Heinze, Cannavaro, Guti, … ya están más para ser suplentes que titulares, y … para que el RM no acuse todo esto, tienes que fichar. Han perdido calidad y tienen que fichar en invierno (será dificil pero … hagas lo que hagas, si no aportas más calidad, esta plantilla no puede ofrecer las mismas prestaciones que antaño)

    Reply
  • decodificador 27 noviembre, 2008

    pues yo creo que el aunque el RM fiche en el mercado de invierno poco va a solucionar, creo que desde la direccion deportiva tambien lo saben y antes que traer una mediania a precio de crack prefieren una cesion para tirar «p´alante» y en verano hacer la gran inversión.

    Muy pocos fichajes en invierno han cambiado la cara a un equipo, yo sólo me acuerdo de Davids, que mas que aportar calidad o gol (como recuerdo que se pedia en cam barça) apuntaló el medio campo y libero a Ronaldinho en ataque y acercó a Xavi al area, se puede decir que fue un cambio estructural en el once y que provocó la mejora de otros jugadores mas tecnicos. En el RM el problema es muy distinto LE FALTA CALIDAD, LE FALTA DESBORDE, EN BANDA Y POR DENTRO, LE FALTA GOL.. demasiadas carencias, desde mi punto de vista para poder solucionarlas en el complicado mercado de invierno.

    Ademas no parece qeu vayan ha hacer una gran inversion este invierno cuando dia si dia tambien R.Calderon sale vendiendo la moto de la plantilla campeona, una de las mejores plantillas de europa, y bla bla bla… NO HAY MAS CIEGO QUE EL QUE NO QUIERE VER…. sólo faltaria que fichase a Schweinsteiger para completar la locura de este club.

    Reply
  • Manuel 27 noviembre, 2008

    @ Decodificador:
    Yo estoy completamente de acuerdo con lo que dices, pero … también pienso que si pudieran reforzar algunas posiciones, rejuvenecerían mucho al equipo. Por de pronto, se habla de que Arshavin vaya cedido (con opción de compra) hasta final de temporada. Pueden fichar algún delantero centro como Huntelaar por ejemplo, y no creo que costara mucho fichar un lateral. De todas formas la solución que tu propones también me gusta, pero tiene el defecto de que si no fichas nada, si se lesiona Higuain te quedas sin delantero centro, y así en varias posiciones.

    Lo que está claro es que este equipo es un año más viejo y ha perdido jugadores importantísimos (Robinho y VNR), por lo que puedes cambiar de sistema, puedes mirar de fichar, puedes hacer virguerías, pero … al final, el equipo tiene menos calidad que la temporada pasada. A partir de aquí hay varias soluciones, pero … ninguna es excelente, aunque hay algunas que mantienen al equipo competitivo.

    Puedes plantearte esperar al verano y empezar un proyecto nuevo, o puedes empezar a fichar lo que puedas y mantener el proyecto. Si no cesan a Schuster, lo segundo sería lo mejor, ya que en caso contrario, lo dejarían con el culo al aire. Han hecho las cosas rematadamente mal.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.