Rakitic

También en una semifinal de Champions League en Múnich, hace dos temporadas Messi se vio solo. Llegó lesionado, y sin el 10 nadie de los suyos alzó la voz. Anoche, veinticuatro meses más tarde, Leo levantó la mirada y vio moverse

7-0 y 6-1 son los dos últimos resultados obtenidos por el Bayern de Múnich en el Allianz Arena en esta Champions League. Ambos tras arrastrar de la ida un marcador poco favorable para los de Guardiola. El feudo muniqués, como

El Barça de esta temporada es un equipo, por lo general, muy poco preparado para defender cómodamente en campo propio. Ni por estructura, conceptos, ni por determinadas individualidades, es un escenario en el que se muestre fuerte; una debilidad agravada por

El clásico de la primera vuelta, no sólo supuso la primera derrota liguera del Barça de Luis Enrique sino también su primer renuncio. La cara que el equipo había mostrado hasta la fecha, corría serio peligro de quedarse corta ante un Madrid