Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

La previa del clásico:

La previa del clásico:

clasico3Cuando Juande Ramos llegó al banquillo del Madrid con el equipo a nueve puntos del Barcelona y con una dinámica ciertamente negativa, nadie pensó que el clásico de la segunda vuelta pudiese ser tan decisivo. Es cierto que pase lo que pase en el Bernabéu, el conjunto de Pep Guardiola saldrá como líder de la clasificación, pero también lo es que una victoria blanca supondría un importante punto de inflexión en los estados de ánimo de ambos conjuntos. Tras el clásico, el calendario será favorable al Barça en tanto que el Madrid deberá visitar a Valencia y Villareal, pero de ponerse el equipo blanco a un solo punto, la presión, los nervios y el aliento del rival podrían afectar a un Barcelona al que el desgaste mental de llegar tan lejos en las tres competiciones puede pasar factura. Por el contrario, una victoria culé o un empate, aclararían bastante el camino de los azulgranas hacia el título y acabarían con las esperanzas de remontada de los merengues.

Juande sabe que la Liga pasa por el Bernabéu y que todo lo que no sea ganar es despedirse del título. Por este motivo será difícil que plantee un partido parecido al de la primera vuelta en el Camp Nou en el que situó el balón en el tejado blaugrana. El sábado, el Madrid no puede permitirse que sea el Barça quien decida cuándo y qué sucede en el partido, y deberá buscar la iniciativa desde un comienzo. Llevar la iniciativa no es sinónimo de posesión de balón, por lo que tampoco debemos esperar a un Madrid arrebatándole el balón al Barça, sino tratando de dibujar el escenario de partido que le convenga.

Así pues, de entrada es probable que veamos a un Madrid adelantando líneas y presionando la salida de balón desde la defensa culé, aprovechando la baja de Márquez. Si a la defensa le cuesta construir, los interiores se verán obligados a bajar para iniciar jugada, aumentará la distancia entre líneas y al equipo le será más costoso imponer su juego. Cuando el balón llegue al centro del campo, el Madrid tratará de presionar para recuperar el balón en el menor tiempo posible, con una medular poblada en la que destacará el despliegue físico de los dos mediocentros -Gago y Lass- que contará con la ayuda de una posición escalonada de los dos puntas. Superada esta primera fase de presión, el Barcelona tratará de construir a partir de sus dos centros futbolísticos, Iniesta y la conexión Xavi-Messi. Para defender el primero Juande seguramente destinará a Lass, mientras que en el otro perfil, la labor de Gago ocupando los espacios interiores deberá complementar la tasca defensiva tanto del lateral como del volante. Debido al sacrificio defensivo que exige un lateral como Alves, es difícil que el tocado Robben entre en banda izquierda, por lo que lo normal será ver a Marcelo en la medular apoyando a su lateral. Éste será Heinze puesto que el estado de forma de Henry e Iniesta no aconsejan repetir la fórmula del Camp Nou en que Sergio Ramos cambió de banda para ajustar la defensa sobre Messi. Visualizar un emparejamiento de Henry con Miguel Torres es encontrarse un foco de desequilibrio constante a favor del Barça mediante la salida por fuera en velocidad del francés.

madrid-barcaUna vez recuperado el balón, el Madrid buscará un juego muy vertical con la espalda de Alves como primer objetivo. Si Marcelo consigue atraer al lateral lejos de la línea, la presencia entre líneas de Higuaín puede hacer mucho daño a un Barça que en este sentido debe notar forzosamente la baja de Márquez. Además, a diferencia del Chelsea, el Madrid presentará dos puntas, por lo que una posición de Alves excesivamente escalonada puede dejar un tres para tres con Puyol, Piqué y Abidal contra Higuaín, Raúl y Robben, quien presumiblemente partirá desde el costado derecho. Aunque es cierto que los primeros minutos del partido serán importantísimos para el Madrid, quizás podría ser una buena opción reservar al holandés para la segunda parte, cuando los minutos acumulados en las piernas de los jugadores del Barça limiten su eficacia en la presión y liberen a los centrocampistas del Madrid para que pongan un balón a la espalda de la defensa que pueda aprovechar por velocidad un Robben descansado. No obstante, a la hora de que el conjunto blanco logre su propósito de tirar al rival hacia atrás, el peligro de Robben en el uno contra uno ante Abidal puede ser importante, más teniendo en cuenta que si finalmente la pareja atacante del Madrid es la formada por Raúl e Higuaín, la zaga culé no tendrá delante a un nueve nato que les fije la posición. Para limitar el desequilibrio de Robben en el uno contra uno, Guardiola podría barajar la entrada en el once de Keita para buscar el dos contra uno con el apoyo del interior, pero dejar fuera del equipo a Iniesta o Henry teniendo en cuenta su actual momento de forma puede ser un lujo excesivo para el Barça.

El Barça, por su parte, afrontará el partido de la única manera que sabe, a partir de la posesión y tratando de imponer su ritmo a partir de ésta. La baja de Márquez, como ya hemos comentado, penalizará a la hora de construir desde atrás, por lo que jugadores como Alves o Piqué deberán asumir una mayor responsabilidad en esta función. Será interesante en este caso que el canterano se erija como el hombre encargado del inicio de las jugadas ya que de esta manera el Barcelona podrá encarar el juego hacia el perfil izquierdo, el cual puede tener un papel destacado en el enfrentamiento contra el Madrid. Así, en la banda izquierda culé es donde se juntan los dos futbolistas más en forma del equipo con permiso de Piqué, Iniesta y Henry. El primero tendrá la vigilancia de Lass, pero en el uno contra uno el de Fuentealbilla es netamente superior al francés y puede generar el desequilibrio una y otra vez. Para que esto no suceda el Madrid deberá ofrecerle ayudas a Lass, las quales pueden llegar desde Gago o desde Robben. Ambas situaciones pueden resultar ventajosas para los intereses del Barça. La primera alejaría a Gago del espacio que buscará Messi para activar a Xavi, lo que favorecerá el dominio del Barcelona. Por contra, si es Robben quien debe apoyar a Lass, dejando a un lado el enorme desgaste físico que puede suponer esto para un jugador que llega muy justo al partido, el Madrid perdería una de sus principales armas en la transición defensa-ataque, sobretodo porque limitaría sus opciones de buscar la espalda de la defensa, ante lo cual permitirá a la zaga azulgrana adelantar la línea.

etoEn el caso de Henry, el francés tendrá un papel fundamental en primer lugar fijando a Ramos en defensa e impidiéndole ser el apoyo de Lass, y por otro lado generando dudas en el perfil diestro de la defensa blanca. Si el lateral izquierdo del Madrid es para Heinze, el central que juegue a su lado tendrá una exigencia mayor ya que el argentino muestra lagunas a nivel táctico que requieren de la colaboración del central. Por este motivo, si Henry consigue crear dudas en Sergio Ramos y el central diestro del Madrid alternando una posición más abierta a banda con momentos formando como doble nueve, la atracción que genere sobre el central puede habilitar los movimientos de Samuel Eto’o, quien si sabe interpretar estas situaciones puede ser clave para los intereses de su equipo. En este sentido, los habituales desmarques de Eto’o partiendo desde el central derecho rival hacia la espalda del central izquierdo, ante las exigencias de este último en el apoyo a Henize pueden ser el camino al éxito del equipo de Pep Guardiola.

Para aprovechar las limitaciones tácticas del defensor argentino y a la vez proponer una alternativa para la banda derecha del ataque en el caso de que el planteamiento de Juande logre minar su funcionamiento, Messi, Xavi y Alves deberán buscar un ataque más móvil, con constantes intercambios de posición que permitan ver, por ejemplo, al 6 azulgrana actuando casi como extremo en algunos momentos. Esto, a la vez que supone una manera de sorprender al entramado defensivo del rival, obligará a Heinze a tomar decisiones en defensa de manera recurrente, lo cual repercutirá en constantes errores de posicionamiento a los que la inteligencia de Messi y Xavi, las llegadas de Alves o los desmarques al espacio de Eto’o, pueden sacar mucho provecho.

Comments:3
  • Manuel 1 mayo, 2009

    Como bien dices, el hecho de que el Madrid juegue con dos puntas más Robben puede generar un tres contra tres que dá miedo. Es lo que tiene jugar contra el Madrid con una defensa de 4 con Alves.

    Pero por otro lado, si no juega un mediapunta, el centro del campo va a ser muy del Barça, con un Gago centrado en apoyar a Heinze, veo a un Iniesta con mucho espacio para dejar a Lass. Yo aquí veo un enorme desequilibrio a favor del Barça.

    Creo que el barça va a tener el balón, y el Madrid, que está mejor físicamente, va a presionar mucho la salida desde atrás esperando algún error que propicie un ataque fulgurante, y en esos detalles, en como sea capaz el Barça de llevar el balón a la zona de Xavi e Iniesta sin que estos tengan que retrasar líneas, estará ahí la clave del partido.

    Una buena solución para el Barça consistiría en que Eto’o retrase su posición a zona de mediapunta, al menos cuando se empieza a construir juego. Eso crearía una superioridad en mediocampo muy favorable al conjunto blaugrana, que le permitiría tener el dominio del balón y el control del partido, y buscar el desequilibrio de Messi con Heinze para entrar desde atrás tanto Eto’o como Henry

    Reply
  • chechu 1 mayo, 2009

    No olvidemos que el Madrid juega en casa y que es el Madrid, no tiene que salir defensivamente. Tiene que tener unas bases defensivas, es lógico, pero no veo al Barça tan superior. Para mí el Barça se centra en dos focos: Messi ( con el tremendo desbarajuste que genera con su desequilibrio y ahora capacidad de visualizar el juego con asociaciones y goles) e Iniesta. Para la banda de Messi tenemos a Marcelo y un lateral además de Gago, que debería estar más pendiente de esa banda que de Xavi, para mí, un jugador que con el resultado igualado no es clave sino que lo es cuando tiene que sobar la pelota en interés de un buen resultado en el momento. Se puede neutralizar la banda de Messi en mayor o menor medida y, desde luego, ésa es una clave importantísima. En cuanto a Iniesta, no estoy de acuerdo con que sea netamente superior a Lass. Me parece que el francés ha demostrado ser un jugadorazo a nivel físico y táctico. Robben, como dices, no puede ayudar defensivamente porque se desgasta. Para Henry ya está Ramos, un jugador que puede equilibrar la tremenda velocidad punta actual del francés.
    En cuanto a su titularidad, no creo que Juande lo deje en el banco. Al Barça se le ataca por bandas más que por el centro y el Madrid no tiene más banda derecha que la de Robben.

    SAludos

    Reply
  • Manuel 2 mayo, 2009

    @ Chechu:

    Ya te gustaría a tí que Lass fuera superior a Iniesta, y que la banda derecha fuera de Messi contra Marcelo, Gago y Heinze, pero resulta que ahí también está Alves y Xavi, que si tan malo es, mejor es que lo dejeis desmarcado.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.