Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Lass Diarra

El partido de Liga en el Bernabéu nos deparó una propuesta novedosa de Mourinho para hacer frente al Barça de Guardiola. Como hiciera ante el Athletic, aunque con unas funciones muy distintas, Pepe se situó por delante de los centrales. Mou no solo sumaba un hombre más al centro del campo y una marca agresiva sobre la posición de Leo Messi, sino que permitía al Madrid un menor sufrimiento cuando no tenía el balón. Khedira y Alonso sobre Iniesta y Xavi respectivamente, y Pepe trabajando la "zona Messi" para expulsar al Barça de la zona de tres cuartos de campo. Con unos Villa y Pedro que no intimidaron los suficiente la espalda de la zaga blanca, ésta pudo jugar adelantada, minimizando los espacios entre líneas y permitiendo que el partido se jugase más lejos de la portería de Casillas de lo que el Barça hubiera deseado.

clasico3Cuando Juande Ramos llegó al banquillo del Madrid con el equipo a nueve puntos del Barcelona y con una dinámica ciertamente negativa, nadie pensó que el clásico de la segunda vuelta pudiese ser tan decisivo. Es cierto que pase lo que pase en el Bernabéu, el conjunto de Pep Guardiola saldrá como líder de la clasificación, pero también lo es que una victoria blanca supondría un importante punto de inflexión en los estados de ánimo de ambos conjuntos. Tras el clásico, el calendario será favorable al Barça en tanto que el Madrid deberá visitar a Valencia y Villareal, pero de ponerse el equipo blanco a un solo punto, la presión, los nervios y el aliento del rival podrían afectar a un Barcelona al que el desgaste mental de llegar tan lejos en las tres competiciones puede pasar factura. Por el contrario, una victoria culé o un empate, aclararían bastante el camino de los azulgranas hacia el título y acabarían con las esperanzas de remontada de los merengues.