Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

El plan de Mourinho

El plan de Mourinho

mourinho

Cuando analizábamos al Inter de Milán, decíamos que Mourinho era el factor decisivo por encima de cualquier futbolista del equipo. Sin un jugador capaz de decidir por sí solo, el éxito de los italianos pasa por la calidad de su técnico a la hora de plantear los partidos, convirtiendo el choque en una partida de ajedrez en la que los neroazzurros lleven la delantera hasta asestar el golpe definitivo. Como analizamos anteriormente, y más ante un rival como el Barça, el planteamiento del Inter partirá de un escenario en el que el balón será para los azulgranas. No obstante, ya avanzamos que esto no supone necesariamente tener el dominio del partido, por lo que ‘Mou’, desde la defensa, tratará de hacerse con el control del juego. Una de las consignas iniciales será plantear una defensa con presión agresiva desde la primera línea. Eto’o, Milito y Sneijder, pues, tratarán de evitar que el balón salga limpio desde la defensa para que Xavi y Keita no puedan recibir con facilidad. Si lo hacen, uno de los centrocampistas abandonará su zona, si es preciso, para evitar que el interior azulgrana se gire, apoyado sobre un funcionamiento táctico casi perfecto que garantizará que este abandono de su posición inicial no supondrá un desajuste defensivo.

En este sentido, los objetivos de Mourinho serán dos, por un lado tratar de recuperar el balón cuando Xavi y Keita reciban de espaldas, y por el otro buscar el contraataque con Sneijder, Eto’o y Milito situados por delante del balón. Estas contras trataran de buscar la amplitud con las caídas de los puntas a los costados, para así, aprovechar que al inicio de la jugada la mayoría de futbolistas del F.C.Barcelona se encontrarán por delante de la pelota. Tapados Xavi y Keita, las vías de acceso al centro del campo de Piqué, Puyol y Touré, serán los laterales. Seguramente el Inter deje libre esta salida, ya que para sus intereses es preferible que reciban Alves o Abidal pegados a la cal, a que lo hagan Xavi o Keita con espacios por el centro. El Barça, por su parte, deberá intentar que sus laterales reciban en zona de medios y no tengan que trasladar el balón en conducción, de modo que la variante de formar con defensa de tres retrasando a Touré en la salida, puede ser una buena solución. Si el Barça potencia su juego de posición, pues, a los hombres de Mourinho les será más difícil recuperar el esférico y, por lo tanto, lanzar la contra. No obstante, será vital evitar los pases en horizontal.

eto1

Por contra, si los laterales tienen que situarse en paralelo a los centrales para recibir el pase y conducir el cuero hasta la línea de medios, el Barça estará cayendo en la trampa de Mourinho. Cuando esto suceda, los italianos permitirán a los laterales del Barça progresen con el balón en los pies. De hecho, les invitarán a hacerlo cerrándole las líneas de pase a sus compañeros más próximos, y en el momento oportuno saltaran con hasta tres hombres en busca de la recuperación. Automáticamente, el punta más próximo carea a la espalda del lateral, arrastrando a los centrales y dejando el espacio libre para la llegada desde atrás de la segunda línea.

Para superar el planteamiento del Inter, el Barça tendrá en Messi o Ibrahimović a sus cartas ganadoras. El objetivo debe ser el apoyo a la línea de medios, ya sea con Messi como falso nueve rememorando su actuación en el Santiago Bernabéu, o con Ibrahimović y su tendencia a acercarse a la medular para contactar con el balón. Esto, no sólo permitirá sumar otro efectivo al centro del campo y, por lo tanto, aumentar las posibilidades de pase  minimizando así el riesgo de pérdidas, sino que además, supondrá una alternativa en la salida desde atrás. De este modo, una opción para los centrales será la de apostar por un pase más directo buscando la caída de estos jugadores a la zona de la mediapunta, para desde ahí, empezar a construir juego. Contactando con los delanteros en tres cuartos de campo, los azulgranas además de lograran superar la primera línea de presión del Inter, obligarán al centro del campo italiano a acudir a zonas excesivamente próximas a su defensa, ofreciendo mayores espacios a un centro del campo del Barça que podrá hacerse con control del juego. Por último, debido a la agresividad que demuestra el Inter cuando de recuperar el balón se trata, jugar con Messi o Ibrahimović a la espalda del centro del campo rival, puede suponer una fuente importante de faltas al borde del área para que Alves, Xavi, Messi o ‘Ibra’ pongan a prueba a Julio Cesar.

El detalle: la diagonal Henry

thierry henry

La pasada temporada, una de las claves del éxito del Barça fueron las diagonales de Eto’o y Henry a la espalda de las defensas rivales, cuando éstas se volcaban sobre el perfil diestro del ataque azulgrana atraídas por el enorme peligro del triangulo Alves-Xavi-Messi. Esta temporada, sin Eto’o, esta función parece que recaerá exclusivamente en Henry ya que Ibrahimović no es un punta tan vertical como lo era el camerunés. Por contra, como ya hemos comentado, el sueco es un hombre al que le gusta acercarse a la línea de medios para relacionarse con el balón, lo que frecuentemente arrastra con él, al menos, a uno de los centrales rivales. Así pues, en el Barça actual, los espacios para Henry no sólo los brindará la banda derecha, sino que la presencia de Ibrahimović, en muchas ocasiones dejará libre la posición de nueve para que sea el francés quien la ocupe entrando en diagonal dese la banda.

Ante el Inter, ésta puede ser una de las principales armas del Barça para superar a los italianos, ya que a la presencia de un lateral como Maicon, menos disciplinado tácticamente y al que le cuesta cerrar el segundo palo, se le une el condicionante que Zanetti,  el hombre que debe ofrecer las ayudas al brasileño, se verá muy exigido por el centro del campo azulgrana, lo cual puede verse potenciado con la entrada de Iniesta en la segunda parte, o con la presencia en el once de un lateral más dotado para la elaboración como Maxwell.

*Los dos primeros goles del vídeo son un claro ejemplo de la habilidad de Henry a la hora de leer y aprovechar los espacios.

Comments:12
  • Manuel 15 septiembre, 2009

    Moren, buen trabajo.

    Ante el planteamiento del 4-4-2 con rombo en el centro del campo, el Barça va a transformar su 4-3-3 habitual en un 3-4-1-2 de la siguiente manera:

    1- En la salida del balón, el mediocentro se incrustará entre los centrales, que se abren a banda provocando que se adelanten los laterales, que formarán una línea de 4 con los dos interiores. Esto generará superiodad en la salida de balón, que circulará verticalmente entre centrales e interiores y laterales, y viceversa, hasta que el Barça mueva tanto a la zona media del Inter, que encuentre un agujero por donde subir el balón.

    Para hacer el dispositivo táctico completo, Ibrahímovic (o Messi si intercambian posiciones) deberá retrasar su posición para ayudar por el centro a desestabilizar la zona ancha rival y a colaborar para que los interiores reciban de cara el balón.

    Finalmente Henry y Messi serán los encargados de hacer las diagonales que pueden matar al Inter. Entendiendo que en realidad Messi tendrá plena libertar para ayudar tanto en el centro del campo si es necesario, cargando el juego por esa banda, y habilitando espacios para Henry a la espalda de los centrales, como para jugar también al espacio por su banda.

    Creo que este es el planteamiento por el que el Barça puede ser diferencial desde el banquillo.

    Además, la alineación debería ser, en mi opinión, la siguiente:

    Valdés
    Maxwell-Piqué-Touré/Márquez-Alves
    Keita/Iniesta-Busquets/Touré-Xavi
    Henry-Ibra-Messi

    Para mí es especialmente importante la inclusión de Maxwell para poder salir por ambas bandas, y en caso de que Sneijder adelante su posición cuando el mediocentro del Barça la retrase, entonces el Barça pueda utilizar un lateral que cierre la defensa.

    Siendo importante la inclusión de Maxwell en el once titular, también considero importante la inclusión de Márquez o Touré en el puesto de central diestro, ya que Puyol, siendo un excelente defensa, no tiene tan buena salida de balón, y está lento cuando le juegan al espacio, aunque ese problema también lo tiene Márquez, por eso mi apuesta sería por Piqué-Touré de centrales, con Busquets como mediocentro.

    Reply
  • Manuel 15 septiembre, 2009

    La lástima de ese planteamiento es que Guardiola lo mostrara en la vuelta de la supercopa contra el Atletic de Bilbao, porque en caso contrario si hubiera sido un planteamiento que hubiera sorprendido a Mou, y que hubiera sido ganador, pero ahora Mou sabe que el Barça también puede jugar así.

    De todas formas Guardiola, con buen criterio, no lo ha vuelto a utilizar, para no mostrar sus cartas. Supongo que lo habrán ido perfeccionando en los entrenamientos a puerta cerrada.

    Reply
  • chorche 15 septiembre, 2009

    ¿Cómo veis la posibilidad de que Inter forme con Zanetti de lateral izquierdo (por posible enfrentamiento con Messi), Chivu de mediocentro (resguardar la zona de aparición tanto de Ibra como de Messi, + ayuda contra triángulo Xavi-Alves-Messi), y Estankovic en rombo por derecha?

    Creo que el cuerpo le pide a Pep poner de central ya sea a Toure o a Marquez como dice Manuel y Busquets de mediocentro. Las molestias de Puyol pueden ser la coartada.

    Reply
  • Manuel 15 septiembre, 2009

    @ Chorche

    Yo la verdad es que no veo ni a Zanetti (36 años) ni a Chivu (desde la lesión está más lento) en el lateral izquierdo del Inter marcando a Messi. Son mucho más lentos que él. Yo ahí le veo un punto negro a Mou.

    Y la verdad, a este Inter solo le temo las salidas a la contra, los disparos a media distancia, y las jugadas de estratégia, pero vamos, creo que si el Barça no pierde el balón en zonas comprometidas, tendrá mucho ganado.

    Tiene razón Moren cuando dice que poseer el balón no es necesariamente dominar el partido, por eso es tán importante hacer circular la pelota a un ritmo alto y tener jugadores que no les queme la pelota.

    Reply
  • chorche 15 septiembre, 2009

    @ Manuel
    Ponga quíen ponga el duelo con Messi lo tiene perdido y el punto negro es evidente como bien dices.
    Por eso creo que lo que va a tratar Mou es que no se de esa situación (que no haya tal duelo), o si se da, que se de en situación ventajosa para el Inter (que reciba de espaldas, que lo haga más próximo a propio campo que a área rival…)
    Por esto creo que tanto Zanetti como Chivu son más capaces de interpretar mucho mejor esas situaciones de jugar con los espacios, con evitar que reciba Messi encarado… que Santon y Stankovic mucho mas capaces en el físico x físico pero con menos inteligencia futbolera.
    Tengo mucha curiosidad por ver la distribución espacial de los jugadores del Barça mañana y la contrareplica de Mou en función de esta.
    En cuanto a la salida de balón Pep dijo que lo que le interesa era tener varias opciones e ir aplicándolas a lo largo del partido (ahora salgo con 2 centrales + mediocentro que retrasa posición, luego con centrales-lateral izquierdo y Alves avanzado…etc) que sea un continuo proponer de manera que el rival tenga que adaptarse una vez tras otra.

    Reply
  • Manuel 16 septiembre, 2009

    @ Chorche

    Me gusta lo que dices en el último párrafo, es una propuesta muy inteligente, y si es así, que creo que lo será, entonces en el lateral izquierdo necesita a Maxwell

    Reply
  • chorche 16 septiembre, 2009

    confirmada: valdes-alves,pique,puyol,abidal-toure-xavi,keita-messi,ibra,henry. Uy uuuy! No me gusta el perfil (central-lateral izqdo) con el que inicia Pep, Puyol-Abidal. Igual Piqué juega de central izquierdo, porque sino nos van a ahogar por ahí. ¿Será un caramelo para Mou o una trampa de Pep?

    Reply
  • Manuel 17 septiembre, 2009

    A mi tampoco me gustaba la alineación inicial, pero por suerte tampoco Mou planteó la presión correctamente, ya que dejaron que Piqué sacara el balón limpiamente.

    Por cierto, a mi me pareció muy superior el Barça, bastante más superior, pero ese Inter es pelígrosísimo al contragolpe … y al barça le falta pegada.

    El año pasado tampoco empezamos bien la champions pero tubimos suerte de ganar al Shancktar

    Reply
  • Entusiasta 18 septiembre, 2009

    Despues de ver el partido, tengo la viva impresión que los entrenadores se han guardado la mayor parte de cartas posible.

    Extraña la poca presión sobre Piqué y el poco desborde por banda del Barça.

    La jugada definitiva será en el Camp Nou si la clasificación está por decidir, o quizá más adelante …

    Reply
  • chorche 21 septiembre, 2009

    Tras el partido contra el Atleti, hoy lunes, en su columna en el periódico el maestro Johan da un toquecito con calidad a los amigos Piqué y Busquets…a mi entender bien dado después del partido que realizaron (relacionado con el contexto en el que se encontró Chigrynskiy). Al tiempo que deja caer una frase que debería ser la filosofía del equipo esta temporada «queda mucho por MEJORAR, no sólo por recorrer».

    Reply
    • Moren 21 septiembre, 2009

      Johan, como de costumbre, da en el clavo.

      El reto del equipo debe ser ese, mejorar independientemente del resultado. Como decimos siempre, el resultado está sujeto a infinidad de variables, muchas de ellas, completamente incontrolables. Por ejemplo, el gol de Iniesta en Stamford Bridge o el penal atajado por Pinto en la vuelta de las semifinales de Copa.

      No obstante, en su contra el Barça se encontrará con una Liga española en que la diferencia respecto a la mayoría de los rivales es enorme. Si con poco te es suficiente para ponerte 4-0 ante el Atlético, es complicado mentalizarse para no dejarse llevar por la inercia del partido y reconducir el encuentro hacia un escenario que favorezca el crecimiento del equipo.

      En resumen, el resultado es el motivo, pero el objetivo debe ser el juego.

      Reply
  • Manuel 21 septiembre, 2009

    El sábado pasado, salió en el SPORT un artículo de Martí Perarnau que me gustó mucho y que paso a exponer, me parece importante lo que se dice:

    “Por qué el Barça está lento, Martí Perarnau
    Al Barça no le circula el balón a la velocidad del curso pasado. Supongo que todos ustedes lo habrán visto en los recientes partidos. Es un fenómeno muy evidente: el balón rueda más lento de lo habitual, como si algún mecanismo entorpeciera los movimientos o las ideas de los jugadores y provocara un ritmo poco fluido. Cruyff lo anotó el lunes: “El ritmo del balón (es) exasperadamente lento. Mucha conducción y poca combinación”. Guardiola lo dejó entrever ayer mismo: salvo en los resultados “en todas las demás comparaciones (con el año pasado) perdemos”. Así es: los resultados son mucho mejores; el ritmo de juego, mucho más lento.
    ¿Hay alguna razón que explique este fenómeno? Sí, una y clara: el estado físico del equipo en su componente de velocidad es precario. Y lo es por voluntad propia. Hace un año, no lo olvidemos, el Barça tenía objetivos muy distintos y partía de una situación opuesta a la actual: Guardiola era un melón por abrir; al vestuario llegaba sangre fresca prometedora (Dani Alves, Piqué, Keita, Hleb, Cáceres); el tapón que significaban Deco y Ronaldinho había saltado por los aires; el porvenir sonaba a incógnita y lo decisivo era clasificarse para la Champions en una eliminatoria previa. Así que los planes del cuerpo técnico fueron rotundos: salir a toda pastilla desde el primer día para certificar el pase a la Champions y despejar los fantasmas colectivos.
    Esta temporada, los planes son otros. Tras ganarlo todo, el equipo estaba física y mentalmente exhausto y Pep ordenó vacaciones a discreción aunque ello redundara en una pretemporada tan escueta que para algunos casi no ha existido.
    El plan se está cumpliendo milimétricamente: con Pedro y Bojan se ganaron los dos títulos agosteños y con el equipo atado con pinzas se ha iniciado Liga y Champions sin el menor tropiezo, pero al tran-tran. La mayoría de jugadores (salvo Ibra, ya les contaré por qué) posee a estas alturas una buena condición en la capacidad de resistencia, lo primero que han trabajado Buenaventura y Seirul·lo. Por el contrario, en la capacidad de velocidad todo está aún por hacer: dicho trabajo apenas ha comenzado y ello arroja como consecuencia lo que Cruyff reseñó: la lentitud de los jugadores desemboca en la lentitud del ritmo de circulación del balón. Nada grave: en seis semanas este Barça lento y espeso volverá a ser otra vez el veloz Pep Team.”

    El artículo de Perarnau está muy bien, pero además de lo que ahí se expresa, yo creo que hay más razones para el mal partido del sábado, como puede ser el mal posicionamiento, el abuso de la conducción, y quizás también la falta de concentración durante muchas fases del partido.

    La temporada pasada se termino con muchísimo cansancio físico y sobre todo mental, y este año va a ser muy dificil estar tán motivados como el año anterior, pero … Pep está tomando el toro por los cuernos, y está ya planteando el problema, junto a Cruyff.

    El reto que tiene Guardiola es doble, en primer lugar la adaptación a Ibrahimovic, que cambia cosas en el juego, y por otra parte, el problema de la motivación, pero a mi me parece que se está llegando a tiempo a todo y que lo que está pasando es bastante normal, más a estas alturas de temporada y viniendo de donde se viene de la temporada anterior.

    Pep está advirtiendo, y esto, como mucho, si el entrenador está encima, se resuelve con un par de tropiezos ante un Mallorca o un Racing.

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.