Carles Aleñá

No son pocos los equipos que a lo largo de los últimos años han descubierto a sus interiores más importantes en antiguos mediapuntas. En el tiempo que el 1-4-2-3-1 fue cediendo espacio en favor de los 1-4-3-3, y que el

Quique Sánchez Flores había prometido sorpresa. Después de disputar tres encuentros contra el FC Barcelona desde que entrena al Espanyol, y de haberlos saldado con tres derrotas y un cómputo general desfavorable de 12 goles a 1, la eliminatoria de Copa la