Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Salcido

schusterEncaramos finalmente el último post por lo que respecta a la propuesta de En un momento dado de las líneas maestras a seguir en la planificación deportiva del Real Madrid a la hora de configurar la plantilla de la próxima temporada. De ahora en adelante, en lo que a materia de fichajes respecta, únicamente volveremos sobre el equipo blanco para analizar escenarios puntuales del mercado, así como para comentar las altas y las bajas que se vayan produciendo. La actual propuesta, se extrae de nuestro análisis y visión sobre el equipo, y está realizada sin ninguna información no conocida por el gran público, de manera que se trata, solamente, de una mezcla entre lo que nosotros haríamos y alguna intuición que podemos extraer estudiando la situación del club. Así, entendemos que pese a protagonizar un final de temporada un tanto irregular, el proyecto de Schuster puede ser un proyecto válido a largo plazo, el cual, no obstante, aún puede y debe crecer. Por consiguiente, no somos partidarios de grandes cambios ni revoluciones en figuras importantes del equipo sino que entendemos que el camino es el de completar perfiles y, sobretodo, aportar un plus de calidad en demarcaciones puntuales. Con este objetivo, en cuatro posts anteriores hemos analizado línea por línea la plantilla del Madrid y expuesto las que, a nuestro entender, debían ser las prioridades de la dirección deportiva de cara al próximo verano.

centralesPocos fichajes pero de gran calidad. Éste debe ser el camino a tomar por parte de la dirección deportiva del Real Madrid de cara a la siguiente temporada, tratando de consolidar el actual equipo con tres o cuatro altas que hagan aumentar exponencialmente el nivel del once y un par de refuerzos más, destinados a completar alguna demarcación puntual. Así, una vez propuesto el nombre de Diego Ribas como punta de lanza de un proyecto deportivo ambicioso en un anterior post, en éste abordaremos la composición de la defensa merengue, una de las líneas en que más decisiones deben tomarse y donde existen más frentes abiertos. A lo largo de la presente temporada, Bernd Schuster ha apostado por una línea defensiva compuesta por Sergio Ramos en el lateral derecho, Pepe y Cannavaro como centrales y Marcelo en el lateral izquierdo, aunque en los partidos importantes, cuando Heinze ha estado disponible, el lateral ha pasado a ser propiedad del argentino.