Messi

Pocos jugadores en Europa han evolucionado más que Jordi Alba en los últimos tres años. Provisto de técnica y de determinadas características físicas de enorme impacto desde antes de su llegada a Barcelona, no fue hasta el segundo curso bajo la tutela de