Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Vieira

guardiola_txiki Junto a las opciones que ofrecen los futbolistas de la primera plantilla y a la alternativa de utilizar futbolistas del filial, el F.C.Barcelona tendrá, en la posibilidad de acudir al mercado de fichajes, una tercera vía para cubrir el hueco que dejarán Touré y Keita durante la disputa de la Copa África. Acudir al mercado de fichajes en invierno siempre es complicado, primero porque son pocos los jugadores disponibles a mitad de temporada con el nivel suficiente, segundo porque es aún más difícil que estos futbolistas pertenezcan a equipos que no disputan Champions y, de este modo, sí puedan hacerlo con el equipo de Guardiola, y tercero porque debido a estas limitaciones que ofrece el mercado, existe un alto riesgo de que las operaciones que se realizan en invierno terminen por hipotecar la planificación de la próxima temporada. Un ejemplo bastante ilustrativo lo encontramos en el Barça de la campaña 2004-05. Esa temporada, debido a las lesiones de ligamentos de Gabri, Motta, Edmilson y Larsson, la secretaría técnica azulgrana se vio obligada a acudir al mercado de diciembre en busca de soluciones. No obstante, lo que se buscaba no era cubrir unas necesidades reales de la plantilla, sino subsanar un contratiempo puntual. La solución no podía ser contratar un nuevo Edmilson o un nuevo Larsson, ya que cuando éstos se recuperasen, se produciría una evidente sobrepoblación de la plantilla. Las soluciones ante este escenario son dos, o bien lograr la incorporación de un futbolista en calidad de cedido para lo que resta de temporada, o bien afrontar un fichaje que, una vez recuperados los futbolistas que temporalmente no están disponibles, pueda encontrar acomodo en la estructura de la plantilla.

United vs. Inter (partido de vuelta):

vidicTras el cero a cero de la ida, el partido volaba a tierras inglesas para que fuese en Old Trafford donde se decidiese cual de los dos equipos seguía adelante en la competición. En Champions League, el cero a cero siempre es un resultado engañosos, ya que si bien es cierto que el factor campo puede decantar la balanza hacia el equipo de casa, el valor doble de los goles marcados fuera de casa provoca que de los tres signos que puede tener un partido, el empate - a excepción del cero a cero- y la victoria visitante, clasifiquen a los de fuera. No obstante, Ferguson apostó por su versión más ofensiva recurriendo a un dibujo cercano al 1-4-2-4 con una línea de cuatro atrás integrada por O'Shea, Ferdinand, Vidic y Evra, dos centrocampistas de corte ofensivo como Carrick y Scholes y un cuarteto atacante capaz de desequilibrar a cualquier defensa de Europa con Ronaldo y Giggs en las bandas y con Rooney y Berbatov por el carril central. El planteamiento inicial del United, pues, era el de hacerse con el balón, llevar el peso de la posesión y la iniciativa en el juego.

El mediocentro defensivo:

Edmílson En el fútbol actual, la posición del mediocentro defensivo es seguramente la más importante dentro del equipo. Su aportación es imprescindible ya que se trata del factor corrector, es decir, el encargado de otorgar equilibrio al equipo. Como el centro del campo azulgrana se forma con interiores eminentemente ofensivos, la demarcación del mediocentro debe reservarse a un jugador de perfil defensivo descartando así el mediocentro al estilo Pirlo ya que éste necesita a un jugador que realice sus tareas defensivas como Gattuso. Por otro lado, ya que el Barça no cuenta con un jugador con las características para cubrir las espaldas a un mediocentro recuperador, de los que persigue el balón para conseguir robarlo (sólo en algún caso Motta puede responder a este perfil), debe descartarse también la contratación de este tipo de mediocentros. Es decir, centrocampistas muy potentes físicamente, con un centro de gravedad bajo, pero poco disciplinados en lo que a la colocación se refiere y que pierden fácilmente la posición como es por ejemplo Makelele (es Essien quien le cubre la posición en el Chelsea y Vieira en la selección). El perfil, entonces, que debemos conseguir es el de un mediocentro con buena envergadura para que sea capaz de incrustarse entre los dos centrales, y con una excelente colocación para tapar las apariciones rivales desde segunda línea y a su vez, equilibrar el juego del equipo.