Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Inter de Milán

Messi-Ibra Un año después el Barça vuelve a estar en las semifinales de la Champions League, algo que ya ha conseguido en cuatro de las últimas cinco ediciones. En el deporte en general, y en el fútbol en particular, nada garantiza la victoria, pues infinidad de variables pueden intervenir para decantar la balanza para un lado u otro. Por eso, la exigencia no puede ser la victoria, sino estar en la pelea hasta el final. En la década anterior el Milan fue el ejemplo, y parece que actualmente es el Barça quien ha recogido el testigo. En esta ocasión, su último obstáculo para alcanzar la anhelada final, será el Inter de Milán, el rival más duro de los que quedan en la competición. Ambos equipos ya se vieron las caras en la primera fase de la competición, cuando los dos formaron parte del mismo grupo junto a Rubin Kazan y Dinamo de Kiev, con un mejor bagaje para los de Guardiola que no solo se clasificaron como líderes de grupo, sino que en los enfrentamientos directos sacaron un empate en Italia y una victoria por dos a cero en el Camp Nou. No obstante, en esta ocasión el escenario se prevé distinto, no solo porque ambos equipos han evolucionado desde principios de temporada, sino porque unas semifinales de la Champions League son algo diferente.

Iniesta El F.C.Barcelona se jugaba su futuro en la Champions League en un partido decisivo frente al rival más fuerte del grupo. Lo hacía a demás, sin, probablemente, sus dos mejores futbolistas y en un clima algo enrarecido tras el último empate en San Mamés. Llegaba la primera gran noche de la temporada, el primer match ball. Era el momento de volver a ver al equipo que dominó la pasada temporada, y el campeón no defraudó. Guardiola salía con Abidal en el lateral izquierdo, lo que le permitía fortalecer la zaga y, sobretodo, minimizar una de las principales opciones del Inter para llegar a la portería de Valdés, la posibilidad de un error individual que hubiese sido más factible con Márquez o Maxwell. Las otras novedades las encontramos en la tripleta atacante, donde finalmente el técnico no pudo contar con sus dos puntales: Messi e Ibrahimović. En su lugar, junto a un enrachado Pedro, formaron Henry e Iniesta. Con los dos cracks lesionados, era el momento de Andrés Iniesta, un jugador capacitado para liderar cualquier equipo del mundo pero que en el equipo que cuenta con el mejor futbolista del planeta, vive en un segundo plano. Iniesta debía ser la clave del Barça para encontrar la profundidad, el hombre sobre el cual cimentar el juego del equipo y el futbolista capaz de "ser el partido". El de Fuantealvilla no solo asumió su papel, sino que lo hizo de manera brillante llegando a dominar los primeros 45 minutos y permitiendo explicar el partido al completo a partir de su actuación.

messi Tras un inicio irregular en el que sin embargo, ya se han logrado dos títulos, el F.C.Barcelona afronta una semana crucial y que en gran medida marcará el futuro del equipo de Guardiola en esta temporada 2009-2010. Dos son las citas que deben medir el verdadero estado del equipo, por un lado el enfrentamiento del próximo fin de semana contra el nuevo proyecto galáctico del Real Madrid, y por el otro el trascendental partido de Champions League frente al Inter de Milán. Contra los italianos el Barça se juega, ni más ni menos, que su futuro en la máxima competición, pues mientras la victoria dejaría en bandeja el pase para los octavos de final, una derrota contra el equipo de Mourinho prácticamente apearía al Barça, ya que dejaría en manos del Inter la posibilidad de decidir sobre el futuro de uno de sus máximos rivales para ganar la Champions. Por si fuera poco, a la baja segura por lesión de Abidal, deberán sumarse los contagios por gripe A de Touré y Márquez. Tampoco el Inter parte de una situación en la clasificación más cómoda, por lo que el partido del martes será una verdadera final para ambos equipos, en la cual, una derrota puede dejar fuera de la competición a uno de los favoritos, a las primeras de cambio.

mourinho Cuando analizábamos al Inter de Milán, decíamos que Mourinho era el factor decisivo por encima de cualquier futbolista del equipo. Sin un jugador capaz de decidir por sí solo, el éxito de los italianos pasa por la calidad de su técnico a la hora de plantear los partidos, convirtiendo el choque en una partida de ajedrez en la que los neroazzurros lleven la delantera hasta asestar el golpe definitivo. Como analizamos anteriormente, y más ante un rival como el Barça, el planteamiento del Inter partirá de un escenario en el que el balón será para los azulgranas. No obstante, ya avanzamos que esto no supone necesariamente tener el dominio del partido, por lo que 'Mou', desde la defensa, tratará de hacerse con el control del juego. Una de las consignas iniciales será plantear una defensa con presión agresiva desde la primera línea. Eto'o, Milito y Sneijder, pues, tratarán de evitar que el balón salga limpio desde la defensa para que Xavi y Keita no puedan recibir con facilidad. Si lo hacen, uno de los centrocampistas abandonará su zona, si es preciso, para evitar que el interior azulgrana se gire, apoyado sobre un funcionamiento táctico casi perfecto que garantizará que este abandono de su posición inicial no supondrá un desajuste defensivo. En este sentido, los objetivos de Mourinho serán dos, por un lado tratar de recuperar el balón cuando Xavi y Keita reciban de espaldas, y por el otro buscar el contraataque con Sneijder, Eto'o y Milito situados por delante del balón. Estas contras trataran de buscar la amplitud con las caídas de los puntas a los costados, para así, aprovechar que al inicio de la jugada la mayoría de futbolistas del F.C.Barcelona se encontrarán por delante de la pelota. Tapados Xavi y Keita, las vías de acceso al centro del campo de Piqué, Puyol y Touré, serán los laterales. Seguramente el Inter deje libre esta salida, ya que para sus intereses es preferible que reciban Alves o Abidal pegados a la cal, a que lo hagan Xavi o Keita con espacios por el centro. El Barça, por su parte, deberá intentar que sus laterales reciban en zona de medios y no tengan que trasladar el balón en conducción, de modo que la variante de formar con defensa de tres retrasando a Touré en la salida, puede ser una buena solución. Si el Barça potencia su juego de posición, pues, a los hombres de Mourinho les será más difícil recuperar el esférico y, por lo tanto, lanzar la contra. No obstante, será vital evitar los pases en horizontal.

top1El F.C.Barcelona iniciará el próximo miércoles su andadura en la presente edición de la Champions League, con el recuerdo del título logrado en Roma, pero con el objetivo de reeditar el triunfo en el Santiago Bernabéu. El título, no obstante, se disputará en mayo, y antes, a todos los candidatos les espera un largo camino que sólo dos equipos podrán superar. Para el Barça, este periplo se iniciará con un grupo nada sencillo en el que destacarán, por encima de cualquier otro duelo, sus enfrentamientos con el Inter de Mourinho. Muchos son los alicientes de este emparejamiento, pues a 'The Special One' se le unirán los reencuentros con sus anteriores aficiones de Motta, Maxwell, Ibrahimović o Eto'o. No obstante, desde En un momento dado nos centraremos en el aspecto meramente futbolístico del encuentro, para lo cual hoy analizaremos el funcionamiento del primer rival de los de Guardiola. Once tipo: alineacion_inter Tras el espectacular 1-4-3-3 de su primera etapa en el Chelsea, Mourinho ha recuperado para el Inter el esquema que le condujo al éxito en el Porto, es decir, un 1-4-4-2 con rombo en el centro del campo que debido a la importancia ofensiva del mediapunta, en ocasiones se ha descrito como un 1-4-3-1-2. Por delante del portero brasileño ya asentado en la élite Julio Cesar, el equipo italiano sitúa una línea de cuatro defensores. Por el centro, el rol de central líbero acostumbra a recaer en Walter Samuel, mientras que el recién incorporado Lucio ejerce como marcador. En los laterales encontramos dos perfiles bastante diferenciados, por un lado Maicon, el dueño del carril diestro y un jugador con mucha presencia ofensiva, y por el otro Chivu, quien equilibra en defensa como tercer central y que en ataque, pese a no prodigarse por su banda, se convierte en el encargado de iniciar el juego desde atrás.

United vs. Inter (partido de vuelta):

vidicTras el cero a cero de la ida, el partido volaba a tierras inglesas para que fuese en Old Trafford donde se decidiese cual de los dos equipos seguía adelante en la competición. En Champions League, el cero a cero siempre es un resultado engañosos, ya que si bien es cierto que el factor campo puede decantar la balanza hacia el equipo de casa, el valor doble de los goles marcados fuera de casa provoca que de los tres signos que puede tener un partido, el empate - a excepción del cero a cero- y la victoria visitante, clasifiquen a los de fuera. No obstante, Ferguson apostó por su versión más ofensiva recurriendo a un dibujo cercano al 1-4-2-4 con una línea de cuatro atrás integrada por O'Shea, Ferdinand, Vidic y Evra, dos centrocampistas de corte ofensivo como Carrick y Scholes y un cuarteto atacante capaz de desequilibrar a cualquier defensa de Europa con Ronaldo y Giggs en las bandas y con Rooney y Berbatov por el carril central. El planteamiento inicial del United, pues, era el de hacerse con el balón, llevar el peso de la posesión y la iniciativa en el juego.

ferguson_mourinhoEste mediodía, el sorteo de los cuartos de final en Nyon centrará el debate de los próximos días en futuros duelos, y como el fútbol por encima de todo es presente, se pasará página de los partidos disputados en la ronda anterior. No obstante, antes de que esto suceda, creemos interesante analizar una de las eliminatorias más interesantes que deparó la ronda anterior, la cual, debido a que destinamos una mayor atención a los enfrentamientos protagonizados por los dos grandes de la liga española, quedo fuera de nuestro estudio. Se trata del duelo protagonizado por los dos equipos que, con permiso del Liverpool de Benítez, reunían más cualidades para alcanzar la final en Roma, por un lado el actual campeón, el Manchester United, y por el otro el Inter, eterno aspirante frustrado pero que con la llegada de Mourinho confiaba en alcanzar, esta vez si, sus objetivos en competición europea. No fue una eliminatoria desnivelada como desde algunos sectores se ha argumentado, sino que la igualdad entre dos equipos extraordinarios reinó durante la mayor parte de ambos partidos. De hecho, las crónicas dieron como vencedor -no en lo referente al resultado sino en lo puramente futbolístico- al United en el partido de ida y al Inter en el de vuelta, un análisis basado básicamente en el número de ocasiones de gol, pero que olvida otros aspectos que condicionan que nuestra visión sea diametralmente opuesta. Así pues, en este post trataremos de diseccionar cada uno de los dos partidos de la eliminatoria y analizaremos aquellos aspectos más interesantes y que más puedan ayudar a discernir el desarrollo real de la batalla librada entre ingleses e italianos.

benitezAvanzando en el seguimiento de lo que pueden dar de si los emparejamientos más interesantes de los octavos de final de la Champions League, hoy nos detendremos en otro choque de trenes entre dos equipos que parten como firmes candidatos a erigirse como los campeones de la Champions. A un lado de la lona, el Liverpool de Rafa Benítez regresa a su competición fetiche, donde ha logrado llegar a dos finales en las últimas tres ediciones, y en una de ellas conseguir el título en una de las finales más espectaculares que se recuerdan, después de remontar un cero a tres al Milan en 45 minutos. Esta temporada, pese a haber realizado un importante desembolso económico con el objetivo de pelear en el campeonato doméstico hasta el final, el escenario de anteriores ediciones vuelve a repetirse, es decir, la Champions se presenta como la oportunidad de salvar una más que mediocre campaña en la Premier League, en la que lejos de pelear por la cabeza de la clasificación, hoy por hoy, se haya fuera de las plazas de Champions. En frente, los reds tendrán al eterno aspirante, un Inter de Milán acostumbrado a los fichajes sonados, los proyectos rimbombantes y a los no menos espectaculares batacazos. No obstante, la resolución del caso Moggigate, parece haberle otorgado el temple suficiente para reinar con autoridad en el Calcio por segunda temporada consecutiva y postularse, esta vez sí, como un candidato real al trono europeo.